Israel bombardeó un edificio en Gaza donde había oficinas de medios internacionales



CIUDAD DE GAZA.- El ejército israelí destruyó hoy un edificio de diez pisos que albergaba las oficinas de medios internacionales, entre ellos, la agencia estadounidense The Associated Press y la cadena qatarí Al-Jazeera, en la Franja de Gaza. El ataque aéreo se produjo aproximadamente una hora después de que desde Israel ordenaran la evacuación del lugar.

El ataque se realizó contra el edificio Al-Jalaa, uno de los más altos de la Franja, que había sido despejado porque el ejército israelí emitió una hora antes un aviso de evacuación al dueño de la construcción. Sin embargo, no hubo una explicación inmediata de por qué el establecimiento fue atacado, según señaló la agencia AP.

“Trabajo aquí desde hace 11 años. He estado cubriendo muchos eventos desde este edificio, hemos vivido experiencias personales profesionales ahora todo, en dos segundos, simplemente se desvaneció “, expresó conmocionado Harry Fawcett, periodista de Al-Jazeera que informa desde la ciudad de Gaza.

“Todos mis colegas, a pesar de la tristeza, no se detuvieron ni un segundo, estaban buscando una alternativa solo para mantener a Al-Jazeera al tanto de las noticias”, destacó el reportero. Y en ese sentido agregó, conmovido: “Este es un momento muy personal para todos nosotros. La idea de que el lugar ya no está ahí es difícil de considerar“.

Israel bombardeó un edificio en Gaza donde había oficinas de medios internacionales

“El propietario de una torre en Gaza que alberga a la agencia AP y otros medios de comunicación dice que recibió una llamada del ejército israelí [que advertía] que el edificio sería atacado. El hombre dijo que le dijeron que se asegurara de que todos los residentes fueran evacuados”, comunicó la agencia estadounidense esta mañana a través de Twitter.

“El ejército de ocupación israelí concede una hora para evacuar un edificio que alberga oficinas de prensa internacionales, incluida Al Jazeera”, escribió el medio qatarí en Twitter a las 8.05 (hora argentina).

Desde el lugar, el corresponsal de AP en Gaza, Fares Akram, tuiteó: “Ahora podrían caer bombas sobre nuestra oficina. Bajamos corriendo las escaleras desde el piso 11 y ahora mirando el edificio desde lejos, rezando para que el ejército israelí eventualmente se retracte”.

El ataque se produjo horas después de que otro ataque aéreo israelí en un campo de refugiados densamente poblado en la ciudad de Gaza mató al menos a 10 palestinos de una familia extendida, en su mayoría niños, en el ataque individual más mortífero del conflicto actual. Ambos lados presionaron para obtener una ventaja a medida que los esfuerzos de alto el fuego ganaban fuerza.

“Hamas ha transformado áreas residenciales en Gaza en puestos militares. Utiliza edificios de gran altura para fines militares de varios tipos, como recopilar información de inteligencia, diseñar ataques, operaciones de comando y control y para comunicaciones”, señaló el portavoz militar israelí. Y en ese sentido aclaró: “Cuando Hamas usa un edificio alto con fines militares, se convierte en un objetivo militar legítimo. El derecho internacional es claro”.

“Después de dar una advertencia anticipada a los civiles y el tiempo para evacuar, los aviones de combate de las FDI atacaron un edificio de varios pisos que contenía activos de inteligencia militar de Hamas. En el edificio había oficinas de medios civiles, detrás de las cuales Hamas se esconde y utiliza deliberadamente como escudos humanos”, explicaron las Fuerzas de Defensa de Israel desde su cuenta de Twitter.

“Hamas ha convertido áreas residenciales en la franja de Gaza en fortalezas militares Utiliza edificios altos en Gaza para diferentes propósitos: Recopilación de inteligencia, planeación de ataques, comando, control y comunicaciones”, advirtió el ejército israelí por Twitter.

Las Fuerzas de Defensa de Israel indentificaron desde la red social una serie de areas residenciales en la franja de Gaza, que según sostuvieron se conviertieron en objetivos militares, al argumentar que detrás de estos puntos se encuentra Hamas.

Por su parte, el presidente y director ejecutivo de la agencia de noticias estadounidense The Associated Press, Gary Pruitt, expresó su preocupación ante el ataque a una de sus oficinas en Gaza.

“Estamos conmocionados y horrorizados de que el ejército israelí apunte y destruya el edificio que alberga la oficina de AP y otras organizaciones de noticias en Gaza. Conocen desde hace mucho tiempo la ubicación de nuestra oficina y sabían que los periodistas estaban allí. Recibimos una advertencia de que el edificio se vería afectado”, manifestó Pruitt.

“Estamos buscando información del gobierno israelí y estamos comprometidos con el Departamento de Estado de los EE. UU. Para tratar de obtener más información. Evitamos por poco una terrible pérdida de vidas. Una docena de periodistas y autónomos de AP estaban dentro del edificio y, afortunadamente, pudimos evacuarlos a tiempo”, señaló el director ejecutivo de la agencia de noticias.

“El mundo sabrá menos sobre lo que está sucediendo en Gaza debido a lo que sucedió hoy”, concluyó Pruitt.

El último estallido de violencia comenzó en Jerusalén y se ha extendido por toda la región, con enfrentamientos entre judíos y árabes y disturbios en ciudades mixtas de Israel. También hubo protestas palestinas generalizadas el viernes en la ocupada Cisjordania, donde las fuerzas israelíes dispararon y mataron a 11 personas.

La violencia en espiral ha suscitado temores de una nueva “intifada” palestina, o levantamiento en un momento en el que no ha habido conversaciones de paz en años. Los palestinos celebraron el sábado el Día de la Nakba (Catástrofe), cuando conmemoran a las aproximadamente 700.000 personas que fueron expulsadas o huyeron de sus hogares en lo que ahora era Israel durante la guerra de 1948 que rodeó su creación. Eso planteó la posibilidad de aún más disturbios.

Desde el lunes, Gaza es blanco de los bombardeos israelíes y desde la Franja se han disparado mas de 2.000 cohetes en dirección a Israel, la mitad de ellos interceptados por el sistema de defensa israelí Cúpula de Hierro. El último balance de las autoridades palestinas calcula que ha habido 139 muertos, entre ellos 39 niños, y 1.000 heridos en los bombardeos contra Gaza. En el lado israelí, hay hasta ahora hay 10 muertos y más de 560 heridos.

Agencias AFP y AP

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *