Horacio Cabak tuvo un furcio y violó su propia medida cautelar: “¡Poné las 300 lucas!”


El lunes se conoció la noticia de que Horacio Cabak había logrado que la justicia emitiera una medida cautelar para que nadie pudiera hablar de su mujer ni de su separación en los medios de comunicación. La norma fue solicitada por los abogados del exmodelo y conductor y establece una multa para quien la incumpliera.

Pero esta tarde, en el programa Polémica en el bar, fue el mismísimo Horacio Cabak el que violó la norma que él y sus letrados Fernando Burlando y Elba Marcovecchio, habían solicitado. Y lo hizo de una manera hasta inocente, al mencionar a su mujer de manera casual en una conversación sobre vacunas.

El furcio de Horacio Cabak con el que violó su propia medida cautelar – Fuente: América

Pero el conductor del ciclo, Mariano Iudica, no se lo dejó pasar y lo conminó a pagar las “300 lucas” de la multa.

Todo ocurrió en la emisión de este miércoles del clásico programa de América TV, cuando estaban conversando acerca del proceso de vacunación en la provincia de Buenos Aires. Iúdica contaba que, en Vicente López, ya comenzaban a vacunar contra el coronavirus a las personas mayores de 50.

“A mi mujer la llamaron”, dijo Cabak, entonces, y se quedó callado al descubrir que había hablado de más y transgredido su propia cautelar. En ese mismo instante, Iúdica le dijo: “No se puede hablar de tu mujer, flaco”.

Mientras Cabak expresaba con la cara que había metido la pata, el conductor del programa se incorporó de su silla, señaló al exmodelo y le dijo: “¡300 lucas! ¡Poné 300 lucas!”. Mientras el resto de los parroquianos del bar televisivo no podían parar de reírse y aplaudir.

Mariano Iúdica le recordó a Horacio Cabak que, por haber roto su propia medida cautelar, debía pagar unos 300.000 pesosCaptura América T

“Bueno, quedan en casa -dijo Cabak-. Mitad para una y mitad para otro”.

Más tarde, ya con más calma, el exmodelo continuó con lo que había empezado a narrar. “A mi mujer la llamaron para recibir la vacuna. Más de cincuenta”, señaló.

Al mencionar, aún sin su nombre, a su mujer, y contar además alguna situación de su vida, Cabak estaba rompiendo su propia medida solicitada a la justicia, que ordena la “prohibición de difundir, divulgar, exhibir, exponer, aludir, nombrar, referenciar o de cualquier forma publicar el contenido de mensajes, referencias de los mismos, conversaciones privadas, mensajes, audios, fotografías, imágenes, videos, así como cualquier noticia, dato o circunstancia relacionada con la vida familiar, de pareja o desavenencias de Verónica Soldato y Horacio Martín Cabak en medios televisivos, gráficos, radiales, digitales y páginas web”.

Pero más allá del hecho de haber roto la propia norma solicitada por él, Cabak también acotó que lo que dijo sobre su esposa también podía traerle nuevos problemas. “Acabo de abrir otro frente de batalla con mi mujer: me acaba de preguntar por qué dije que tiene más de 50”, dijo, un poco en serio, un poco en broma, el conductor de La jaula de la moda.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *