Hilda Bernard cumple 100 años: sus mejores y más recordados personajes



La gran trayectoria de Hilda Bernard abarca prácticamente un siglo. Y es de las actrices que lograron captar la atención de varias generaciones. Por su participación en tiras juveniles, es una cara muy conocida para el público más joven que la conoce por sus personajes de abuela.

En 1995, aterrizó con una villana memorable en Chiquititas. Por su personaje de Carmen Morán, la malvada que le hacía la vida imposible a los huérfanos de la historia, los niños y adolescentes que seguían la tira la amaban y odiaban por igual.

Agustina Cherri y otras de las nenas del orfanato que la padecían en la tira, siempre le cantaban: “Y por ser tan bruja y mala te arrugas más que cualquiera”.

Hilda Bernard, en su recordado rol de la bruja de “Chiquititas”. /Foto Archivo Clarín

Por el éxito y repercusión de su personaje, la productora Cris Morena volvió a convocarla para varios proyectos más. En Rebelde Way, Hilda tuvo a su cargo un personaje tocayo suyo, Hilda Acosta, una de las profesoras con mas trayectoria en el colegio donde asistían los protagonistas de la tira.

En 2004, interpretó a Nilda Santillán, la abuela de Flor en Floricienta. Pero en este caso, Nilda era una mujer encantadora, simpática, de quien el personaje protagónico, a cargo de Florencia Bertotti, había heredado algunos de sus rasgos.

Actriz infaltable en decenas de telenovelas, muchos antes, fue Amanda Sadowska en Celeste y en Celeste siempre Celeste junto a Andrea Del Boca.

En 1986, compuso a  Amelia Arocha, una de las personas que le ocultan la verdad sobre su origen a María Domínguez, una humilde campesina que llega a trabajar a su mansión en María de nadie. La estrella de las telenovelas de entonces, Grecia Colmenares interpretaba a la joven y sufrida María.

Versátil, en 1991 le prestó el cuerpo a la aristócrata Elisabetta Scotti Di Velletra en el drama de época Cosecharás tu siembra, que relataba una historia de amor atravesada por la venganza y la traición, con Luisa Kuliok y Osvaldo Laport al frente del elenco.

Ese año también compuso a Madame Guerrero, en Manuela. Su personaje era una señora rica que adoptaba a Isabel, una joven cuyo origen la enfrentará a su hermana Manuela. Ambos personajes (Manuela e Isabel) también los interpretaba Grecia Colmenares, al frente de un elenco del que también participaba Jorge Martínez, María Rosa Gallo y Silvia Kutika, entre otros.

Hilda Bernard con el elenco de Póstumos, dirigidos por José María Muscari. /Foto Archivo Clarín – Leo Vaca

Un año más tarde, en Soy Gina, volvió a compartir elenco con Luisa Kulok, esta vez junto a Jorge Martínez y Gabriel Corrado, entre otros. En esa telenovela Hilda interpretaba a Sor Sacramento, una de las monjas del convento donde Gina, personaje de Luisa Kuliok se refugia luego de vivir una tragedia familiar.

Por entonces, nombre imprescindible de los elencos de la época, tampoco faltó en otra de las telenovelas de Andrea Del Boca, Antonella. Allí Hilda era Lucrecia Cornejo Mejía, otra señora millonaria que le complicaba la existencia a la protagonista en su historia de amor con Nicolás Cornejo Mejía que interpretaba Gustavo Bermúdez.

Además, Hilda Bernard fue parte fundamental de clásicos de la televisión argentina como Muchacha italiana viene a casarse, El amor tiene cara de mujer o Alta Comedia. Con el paso del tiempo nunca dejaron de convocarla y así pasó por los elencos de Collar de esmeraldas, Se dice amor, La niñera, Los exitosos Pells, Los simuladores y Malparida, entre muchos otros.

En teatro, uno de sus últimos trabajos fue en la obra Póstumos, en 2013 dirigida por José María Muscari donde compartió escenario con Max Berliner, Edda Díaz, Ricardo Bauleo y Luisa Albinoni, entre otros.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *