Halle Berry debutó como directora en la película Bruised, que también protagoniza



A Halle Berry no le alcanzó con convertirse en Catwoman, en una de las chicas Bond, o con ganar el Oscar a mejor actriz, que recibió en el 2002 por Monster’s Ball, el único en esa categoría que fue entregado hasta hoy a una mujer negra. Y fue por más. A los 54 años, debutó como directora en un filme que había sido presentado en el Festival de Toronto.

Ahora, con una función de autocine y también de manera digital, se estrenó Bruised, una película que ella también protagoniza. Se pone en la piel de Jackie Justice, una ex luchadora de artes marciales mixtas, que en su momento optó por abandonar a su hijo recién nacido para poder dedicarse de lleno a su carrera, pero aún así nunca logró conquistar sus metas.

Cuando la vida la reconecta con su hijo de 6 años, Jackie vuelve al cuadrilátero en busca del título que no pudo alcanzar, y dedica el resto de sus horas a tratar de convertirse en una buena madre.

“No tenía la menor experiencia en artes marciales, más allá del amor por el deporte y el interés de aprender todo lo que podía. Terminé entrenando dos años y medio, aprendiendo muchas disciplinas diferentes, desde jiujitsu hasta taekwondo y judo o lucha libre, boxeo y kickboxing. Aprendí muchas disciplinas diferentes hasta que conseguí el estilo de lucha que quería para mi personaje, pero de verdad, me tomó dos años y medio de preparación”, dijo en una entrevista de prensa luego de la proyección.

Halle Berry se ganó el doble papel, auqneu ella no figuraba ni como candidata al protagónico ni a la dirección.

Cuando Berry leyó por primera vez el guión de Bruised, sintió una fuerte conexión con el personaje, una luchadora que regresa a la jaula después de que se le cierren varias puertas. Sin embargo, el proyecto estaba pensado para que Nick Cassavetes sea el director del filme, y Blake Lively la protagonista.

“¿Por qué no una mujer negra?”, pensó Berry. La actriz convenció al equipo creativo  y obtuvo el papel. Además le otorgaron la responsabilidad de elegir quién se iba a poner detrás de las cámaras. Se reunió con siete candidatos. Pero salió de todas esas conversaciones sintiéndose insatisfecha.

“Hablando del tema con una amiga, una noche, cuando le conté que nadie entendía lo que yo imaginaba, ella me preguntó por qué no me animaba a dirigirla yo”, dijo la actriz. “Había pensado en dirigir antes, incluso pensaba escribir un cortometraje, pero este rol me parecía demasiado grande como para ser la protagonista y dirigir también por primera vez. Me parecía una locura”, explicó la actriz que finalmente decidió animarse a hacer ambas cosas.

Berry considera que poder ser la directora y protagonista de este filme, siendo una mujer negra, marca un punto de inflexión en la industria del cine.

“Creo que hay un cambio. Veinte años atrás vivíamos en un mundo muy diferente al de hoy. A mí me costaba encontrar roles que me inspiraran lo suficiente para mostrar mi talento o incluso poder actuar en un rango mucho más amplio del que hoy puedo llegar a trabajar. Mirá el mundo de la TV. Ahí está hoy el mejor cine y es de todos los colores. Está lleno de roles femeninos maravillosos, que 20 años atrás ni siquiera existían. Y estoy muy orgullosa de formar también parte de esa evolución, porque todavía estoy aquí, con una buena carrera por delante, en una nueva frontera como la dirección de cine”.

A pesar de su experiencia, durante el rodaje no todo fue tan fácil. La actriz sufrió una lesión que le provocó la fractura de dos costillas. “No quería parar porque me había preparado durante mucho tiempo”, contó Berry en una entrevista con Variety. “Habíamos ensayado, estábamos listos. Así que en mi mente, la de directora, dije: ’Sigue adelante’. Seguí diciendo: ‘No voy a parar. He llegado demasiado lejos. Voy a actuar como si esto no me doliera. Voy a superarlo’. Y así lo hicimos”.

El dolor y el esfuerzo parece que valieron la pena, ya que horas después de que la película se viera por primera vez, Netflix la compró por 20 millones de dólares. Por ahora no hay fecha de lanzamiento, ya que, como explicó Berry, la versión que se emitió en Toronto no es la final.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *