Grammy 2020: los grandes ganadores y perdedores de la noche



Los premios Grammy 2020 dejaron mucha tela para cortar. En una ceremonia (sobre)cargada de performances en vivo, y atravesada por la emoción y los tributos a Kobe Bryant, sólo los que lograron quedarse prendidos a la tele hasta la 1.30 AM pudieron ser testigos de la consagración de Billie Eilish. 

La disruptiva y brillante cantautora de sólo 18 años, junto a los raperos Lizzo y Lil Nas X, dominó la escena musical estadounidense en el 2019. Pero no dejó de sorprender que tres artistas debutantes en los premios llegaran como los más nominados al Staples Center.

Está claro que Eilish fue la reina absoluta de la gala, ‘robándose’ la noche con cinco premios -de seis nominaciones-, y convirtiéndose en la artista más joven en ganar los cuatro más importantes: “Mejor álbum”, “Mejor canción”, “Mejor grabación” y “Mejor artista nuevo”.

Y nadie se atrevería a juzgar la fascinación del público por When We All Fall Asleep, Where Do We Go?’, su álbum pop gótico y cargado de oscuridad creado en su habitación con su hermano Finneas O’Connell, quien compartió esos galardones como productor y coautor del disco.

Pero como toda premiación es subjetiva, se podría debatir por qué la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación decidió entregarle toda la gloria a una sola, relegando a artistas, discos y canciones que también tenían sus méritos para ganar.

Lizzo, que llegaba con un máximo de 8 nominaciones y ejecutó el show de apertura, ganó tres Grammy’s. Nada mal para una primera vez, pero lo cierto es que sólo uno -“Mejor performance pop solista”, con Truth Hurts- tuvo cierta consideración. 

Lil Nas X ganó “Mejor video musical” y “Mejor performance pop dúo/grupo”m, ambas con su hit Old Town Road (AFP).

La Academia decidió premiar a la de Detroit en categorías de género (urbano y R&B tradicional), donde usualmente ganan artistas afroamericanos. Y las críticas racistas por no darle ninguno de los cuatro grandes no tardaron en llegar.

Old Town Road, ese experimento country-rapero que Lil Nas X grabó a partir de un sampleo de la canción de Nine Inch Nails 34 Ghosts IV, cumplía todos los requisitos para alzarse con el Grammy a “Grabación del año”. Pero el Jurado se inclinó de nuevo por Bad Guy, de Eilish.

El rapero de Atlanta se volvió de Los Angeles con gusto a poco. Sólo se impuso en dos rubros de seis, ambas por su canción emblema: “Mejor performance pop de dúo/grupo” y “Mejor video musical”.   

Mirá también

Alguien que también merecía un Grammy era Norman F***ing Rockwell!, el sexto disco de Lana Del Rey que recibió una aclamación general de parte de todos los críticos de los medios especializados, tras su lanzamiento en agosto de 2019.

Muchos lo daban como el gran candidato a “Álbum del año”. Pero su joya de psic-rock depresivo -que llegó a ser número uno en ventas en la Argentina y varios países- perdió ante When We All Fall Asleep, Where Do We Go?, de Eilish, que en algún momento pidió que dejaran de compararla con ella. 

Lana Del Rey merecía, quizás, un Grammy por su disco Norman F***ing Rockwell! (REUTERS/Mike Blake)

Las redes se inundaron de memes burlándose de la pobre Lana, que también perdió en la categoría “Canción del año”. Parece que no hay lugar para dos chicas oscuras en la industria.

La otra gran perdedora de la noche fue Ariana Grande, una de las llamadas ‘princesas del pop’ -con un target más adolescente-, quien llegó a estos Grammy con la satisfacción de -finalmente- haber conseguido 5 nominaciones, dos en categorías importantes.

Pero como tantos otros, fue barrida por Eilish y se fue del Staples con las manos vacías. La propia Eilish, algo culposa mientras seguía acumulando premio tras premio, la reconoció como una de las merecedoras del gramófono a “Album del año” por 7 Rings.

Ariana Grande tenía 5 nominaciones y se volvió con las manos vacías (dpa).

Además de Eilish, cabe poner a Tyler The Creator en la lista de los grandes ganadores. No por cantidad, claro, sino porque el rapero con casi una década de trayectoria se alzó -recién ahora- con su primer Grammy a “Mejor álbum de rap”, por Igor.

Polémico, después de la ceremonia describió al reconocimiento de la Academia como un “cumplido ambiguo”, dando a entender que tenía méritos para estar nominado en alguna de las cuatro categorías principales.

Aunque en categorías menores -para la Academia-, el blusero Gary Clark Jr. pisó fuerte en estos Grammy 2020. Se impuso en tres de cuatro: “Mejor performance de rock”, “Mejor canción de rock” y “Mejor álbum de blues contemporáneo”, todos por This Land.

Mirá también

Una mención especial para los hispanos Rosalía y Alejandro Sanz, que en la ceremonia premiere -no televisada- ganaron gramófonos a “Mejor álbum de rock latino, urbano o alternativo” y a “Mejor álbum pop latino”, respectivamente. 

Y por último, si bien no estaba nominada en ningún rubro, se podría considerar al regreso de Demi Lovato como un triunfo para ella y la industria. La ex ‘chica Disney’ lloró en el escenario del Staples al interpretar Anyone, canción que escribió días antes de una sobredosis casi fatal en 2018.

Sentada al piano y enfundada en un gran vestido blanco de Christian Siriano, la cantante que ha confesado abiertamente sus problemas de adicción tuvo que volver a empezar el tema después de quebrársele la voz. Pero se recuperó y brindó una interpretación para el recuerdo, con el público aplaudiéndola de pie.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *