Gillian Anderson revela cómo se transformó en Margaret Thatcher: “Ella fue una feminista”



The Crown: Gillian Anderson revela cómo se transformó en Margaret Thatcher: “Ella fue una feminista” Crédito: Netflix

Como la inolvidable agente Scully de Los expedientes secretos X o en trabajos más recientes como su papel de terapeuta sexual en la serie de Netflix Sex Education, Gillian Anderson es sin duda en una de las actrices más destacadas de la escena londinense. Este año, la intérprete nominada en tres ocasiones al prestigioso premio Olivier volvió a la pantalla para encarnar a Margaret Thatcher en The Crown, experiencia sobre la que habló en detalle en una reciente entrevista.

En diálogo con The Hollywood Reporter, la intérprete de 52 años reveló cómo surgió la propuesta para unirse al elenco de la exitosa ficción. “Peter (Morgan, el creador de la serie y quien fue su pareja durante años) y yo estábamos sentados un día, y creo que me preguntó, de la nada, si pensaba que era algo que podía hacer. En circunstancias habituales, como con cualquier cosa en la vida, escaneás tu sentido de la intuición y pensás: ‘En realidad, esto tendría sentido para mí. No sé mucho sobre ella, pero siento en un nivel que la comprendo y sería divertido’. Fue un desafío enorme, pero divertido”, relató la actriz

Al profundizar en los aspectos que le hicieron simpatizar con el personaje, Anderson comentó: “No estoy segura de poder expresarlo con palabras, pero sentí que podía hacerlo tratándose de ella. Sentí que no sería demasiado difícil. Hubo ocasiones en las que dije que sí a papeles sobre los que dudaba, pero en este caso acepté porque quería formar parte del proyecto y se ha demostrado que, probablemente, no debería haberlo hecho”, expresó con humor. Desde algunos sectores de la crítica y del público, llegó a cuestionarse el resultado de su interpretación.

En cuanto a los desafíos a la hora de lograr el mayor parecido físico a Thatcher, Gillian consideró que “este apartado fue lo más sencillo por ser solo técnico”. Aunque agregó que lo más desconcertante fue querer asegurarse de que la voz era la correcta. “Podés tener la silueta y los gestos, pero si la voz no está, la audiencia va a decir: ‘Ehhhh’. Y si la voz está, no importa si no tenés el resto. Hace poco, en una entrevista me pidieron que leyera algo como Thatcher pero con mi cabello (en la serie llevada una gran peluca) y lo que sea que estaba usando, y fue como si ella de repente hubiese estado en la habitación”, compartió.

¿Resulta sencillo interpretar a un personaje histórico de tal magnitud sin que parezca una simple imitación? “Peter (Morgan) planteó desde el principio que era importante que no fuera un mimetismo y que conservara algo mío, y creo que eso, de alguna manera, me permitió relajarme un poco. A veces, si es forzado, puede parecer fingido”, apuntó.

Peter Morgan, el creador de The Crown y ex pareja de la actriz, Olivia Colman y Gillian Anderson, durante una escena de rodaje

Sobre el trabajo con sus compañeros, Anderson contó que las escenas con otros actores y trabajar con Stephen Boxer -quien interpreta a Dennis (el esposo de Margaret)-, fueron de los mayores frutos profesionales de su paso por The Crown. “La dinámica entre todos fue divertida”, dijo. Y destacó como memorables las escenas, basadas en hechos reales, en las que aparece como la primera ministra británica cocinando en su casa para miembros de su gabinete.

“Se ha escrito mucho sobre el hecho de que ella no era feminista. Tenía una relación muy compleja con ese término y con cómo encajaba en él. Sin embargo, eso es exactamente lo que ella era. Más allá de haber sido la primera mujer primera ministra del Reino Unido, de haber tenido el poder que tuvo y de haberse hecho a sí misma, ella tenía la expectativa de que todas las mujeres deberían poder hacer exactamente lo que ella hizo: esperaba que todas lo hicieran, ser capaces de levantarse por sí mismas, por sus propios medios. Así que eso es parte de quién era ella y de la complejidad del personaje, y uno no tiene que estar de acuerdo con eso o admirarlo o incluso necesariamente gustarle para interpretarla con sinceridad. De hecho, descubrí que es mejor dejar de lado mis opiniones sobre alguien, ya sea sobre su personalidad o sobre su política, antes de enfrentarlo”, aseguró.

Anderson también reveló su sorpresa por la repercusión que tuvieron las escenas de audiencia con la reina en la ficción. “Disfruté al filmarlas y siempre es maravilloso trabajar con Olivia [Colman, que interpreta a la reina Isabel II], pero fueron realmente difíciles de filmar y de memorizar, desafiantes a la hora de actuar”, compartió.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *