Germán Martitegui, de MasterChef Celebrity: el nuevo villano de la TV



A Germán Martitegui le alcanzó con una sola semana para convertirse en el nuevo villano de la televisión. Un récord pocas veces logrado por alguien fuera de las ficciones. El reconocido chef es uno de los jurados de MasterChef Celebrity (a las 22.30, por Telefe) y desde ese rol ejerce su temida labor.

Cada noche, desde su tarima en el reality junto a Donato De Santis y Damián Betular, prueba, juzga y evalúa los platos que preparan los participantes famosos. Pone caras, a veces indescifrables. Y los aspirantes a cocineros, tiemblan.

Ésta no es la primera vez que Martitegui forma parte de un jurado gastronómico; ya lo hizo en ediciones anteriores de MasterCherf (sin famosos) entre 2014 y 2016, donde también compartía su rol con Donato y con el francés Christophe Krywonis, y luego también en MasterChef Junior.

Pero es en esta nueva edición del programa, ahora con figuras conocidas de otros ámbitos, que Martitegui sacó a relucir su faceta más exigente. Tanto, que algunos le recriminan un rasgo de crueldad en sus comentarios.

Germán Martitegui y el Turco García, primer chispazo en “Masterchef”.

“A mí no me importa que sean muy famosos. Acá son uno más”, les aclaró al inicio de la competencia a los participantes. Y plantó su postura, con cara de pocos amigos.

Gracias al rating que ubica al reality como lo más visto de la televisión, su figura se volvió rápidamente muy popular en estos útlimos días. Y con esa exposición llegaron los comentarios y las críticas desde las redes sociales, principalmente de los seguidores y fans de los famosos en carrera que le echan en cara su postura ultraexigente.

El cocinero ya retó a varios de los participantes y tuvo sus encontronazos con Fede Bal, con el Mono de Kapanga, con el Turco García, con Leticia Siciliani, con Claudia Villafañe y con Roberto Moldavsky. A Nacho Sureda, el primer eliminado, le aseguró que algunos de los errores de su último plato, eran “insalvables”.

Los Chiltos o Tomates de Arbol y yo, un romance de años. Tan nuestros y tan poco conocidos. Esperando que algún día los tengamos en todos las verdulerías y supermercados. @chiltoarg #proyectotierras

¿Perfil real o personaje exagerado para la televisión? Martitegui asegura que les pide a los participantes lo que debe exigirle a cualquier aspirante a chef. Aunque no lo expresa de manera tan evidente, su costado más sensible también aparece en las devoluciones, emocionado por algún sabor.

Considerado por muchos como el mejor cocinero argentino, a los 54 años Martitegui tiene una carrera de nivel internacional que comenzó hace más de 30 años.

Nacido en Necochea, se apasionó por la cocina desde muy chico, gracias a sus abuelas. Sus comienzos fueron con sólo 19 años, en la cocina del Hotel La Cascada, en Bariloche.

Chef en acción. Germán Martitegui en su restaurante Tegui, considerado uno de los mejores del mundo. (José Pereyra Lucena / Gentileza Tegui).

Y luego aprendió con los mejores referentes de la gastronomía, como Beatriz Chomnalez y Francis Mallmann, entre otros, de quienes fue asistente.

Como buen chef que se precia de tal, Martitegui también aprendió mucho de sus viajes por el mundo. En Los Angeles, París y Madrid incorporó técnicas y trucos gastronómicos con algunos de los mejores cocineros del mundo.

En 2001 se lanzó con su propio restaurante, Olsen, en Buenos Aires; luego llegó Casa Cruz y, en 2009, Tegui, que recibió varios reconocimientos internacionales. 

Con delantal blanco. Germán Martitegui en su restaurante Tegui, en Palermo. Se venía Marti, pero llegó la pandemia. (Foto: German Garcia Adrasti )

En 2013 la revista especializada inglesa Restaurant destacó a Tegui como el mejor restaurante de Argentina. Y más tarde, el local estuvo entre los 50 mejores de Latinoamérica. La misma revista lo ubicó en 2015 entre los cien mejores del mundo, en el puesto 83. 

Siempre dispuesto a probar cosas nuevas, a Tegui le seguía otro emprendimiento gastronómico más experimental, Marti, jugando una vez más con las sílabas de su apellido. Pero la pandemia y la cuarentena dejaron el proyecto en suspenso, por ahora.

Fuera de las cámaras y de las hornallas de MasterChef Celebrity, Martitegui mantiene un perfil bien bajo, como padre de una familia monoparental.

El chef tiene dos hijos que nacieron por subrogación de vientre, con apenas seis meses de diferencia: Lorenzo, en 2018 y Lautaro, en 2019.

Los niños, obviamente, disfrutan de la faceta más tierna y sensible del chef, en un rol completamente alejado al de la televisión, e incluso de su rol al frente de sus restaurantes. 

“Sentí la necesidad de tener hijos, criarlos, educarlos, la necesidad de darles amor, cariño, afecto y enseñarles a ser buenas personas, solidarias, felices. Y me largué a la aventura”, declaró en una entrevista. “Estoy feliz con mi familia monoparental”.

Mirá también Mirá también

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1