George R.R. Martin contra Game of Thrones, por una escena



Game of Thrones terminó hace más de un año, pero todavía deja tela para cortar. Durante sus ocho temporadas, recibió críticas por cómo mostraba la violencia sexual hacia las mujeres, con frecuentes escenas de violaciones. Y ahora salió un libro sobre el detrás de escena del programa que, entre otros detalles, plantea un cuestionamiento en ese sentido de parte de George R.R. Martin, el autor de los libros originales.

En particular, el escritor objeta la escena de la noche de bodas entre Daenerys Targaryen y Khal Drogo, uno de los innumerables cambios que se hicieron en la adaptación de las novelas para la pantalla. Lo que en el libro era una relación sexual consensuada, en la serie se transformó en una violación. Y a Martin ese cambio no le gustó para nada.

“¿Por qué la escena de la noche de bodas cambió de una seducción consentida a la brutal violación de Emilia Clarke?”, le preguntó el escritor a James Hibberd, autor de Fire Cannot Kill a Dragon (El fuego no puede matar a un dragón). “Nunca lo conversamos. Eso la empeoró, no la mejoró”.

Daenerys Targaryen y Khal Drogo en Game of Thrones. La noche de bodas entre ambos sufrió cambios con respecto al libro original.

En la novela Juego de tronos, la primera de las cinco entregas hasta ahora publicadas de la saga Canción de hielo y fuego, Drogo era comprensivo con Daenerys pese a la enorme diferencia de edad. Con la Edad Media como referencia, Martin planteó una boda arreglada entre un hombre de 30 años y una púber de 13.

El capítulo de la noche de bodas está escrito desde el punto de vista de Daenerys. Cuando Drogo se le acerca, ella rompe en llanto y él le seca amorosamente las lágrimas, diciéndole “no” a la vez que le enseña cómo desatarle sus trenzas. Drogo le habla en su idioma, dothraki, y aunque ella no le entiende, siente ternura y delicadeza en sus palabras.

Luego él la desnuda y le toca las manos, las piernas y la cara. Ella siente que pasan “horas” hasta que él le toca los pechos. Después él la sienta en su regazo, le toma el rostro y la pregunta “¿no?” a lo que ella responde “sí” y coloca la mano de él entre sus piernas.

Daenerys Targaryen y Khal Drogo en Game of Thrones. Entre ellos había una gran diferencia de edad y por eso el tratamiento de la noche de bodas era otro.

Inicialmente, los creadores de la serie, David Benioff y D. B. Weiss, planeaban filmar esa escena tal cual. Pero según cuenta Martin, se encontraron con que iba en contra de las leyes británicas hacer que una actriz menor de 17 años estuviera involucrada en una escena sexual.

“Ni siquiera podés contratar a una chica de 17 para que haga de una de 13 si se trata de una situación sexual. Así que terminamos con una de 23 haciendo de 17”, explicó el autor en el libro. Luego de contratar a Emilia Clarke, Benioff y Weiss también reescribieron la escena y la volvieron brutal. Drogo (Jason Momoa) le arranca la ropa y la pone de rodillas mientras ella llora. Ahí se corta, pero el abuso es claro.

Mientras Martin dice que no era consciente del cambio que harían, los responsables de la serie lo defienden. Benioff criticó la escena del libro: “Tenemos a una chica que está absolutamente aterrorizada del bárbaro guerrero con el que se va a casar. Es lo último en el mundo que quiere, aunque de algún modo para el final de la noche de bodas parece estar en una relación sexual completamente gozosa con él. Eso no nos cerraba”.

Daenerys Targaryen en “Game of Thrones”.

Weiss agrega que mientras la primera escena sexual del libro entre Daenerys y Drogo parece ser consensuada, los siguientes encuentros entre los personajes son violaciones. Los showrunners no le veían sentido a eso, y, según dicen, Emilia Clarke estaba de acuerdo con ellos, e incluso mencionó “problemas que tenía con la noche de bodas”.

WD

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1