fuerte dolor en el pecho y pidió una ambulancia

El mundo de la música vive con asombro y tristeza la dura noticia de la muerte del baterista de Foo Fighters, Taylor Hawkins, y aguarda con ansiedad los informes médicos para conocer la causa de semejante tragedia.

Hasta el momento sólo se sabe que el músico estaba en su habitación de hotel de Colombia, donde iban a dar un show con Foo Fighters, y sintió un fuerte dolor en el pecho. Pidió una ambulancia, que llegó rápidamente, pero los médicos lo encontraron muerto.

El equipo de Criminalística llega al hotel de Bogotá donde murió Taylor Hawkins. Foto: AP Photo/Leonardo Munoz

El equipo de Criminalística llega al hotel de Bogotá donde murió Taylor Hawkins. Foto: AP Photo/Leonardo Munoz

Como dijo el primer tweet de la banda, “La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y terrible pérdida de nuestro querido Taylor Hawkins”.

A partir de ese momento también comenzaron a circular especulaciones de todo tipo sobre la causa de la muerte. Algunos simplemente le echaban la culpa a la altura de la ciudad de Bogotá, que pudo haber contribuido en provocarle un infarto. Otros recordaban su pasado de drogadicto y una vieja sobredosis de heroína, hace casi 20 años atrás.

Según la policía colombiana, la muerte “puede estar vinculada a la droga”. Un comunicado de la Policía Metropolitana de Bogotá dijo: “La causa de muerte aún debe establecerse, pero de acuerdo a las personas cercana al músico, puede estar vinculado al consumo de drogas”.

La policía llega al hotel en Bogotá donde murió Taylor Hawkins. Foto: Reuters.

La policía llega al hotel en Bogotá donde murió Taylor Hawkins. Foto: Reuters.

Un músico extraordinario

Taylor Hawkins nació en Forth Worth, Texas el 17 de febrero de 1972, pero creció en Laguna Beach, California. Desde pequeño mostró una sensibilidad musical muy fuerte. Estudió piano, tocaba guitarra y por su amor a la banda The Police decidió dedicarse de lleno a la percusión. También amaba al baterista de Queen Roger Taylor y, de vez en cuando, cantaba pistas de esa agrupación británica en conciertos de Foo Fighters, especialmente Somebody to Love.

Trabajó con Alanis Morrisette en la etapa más clara de éxito de la cantante y en 1997 se unió a Foo Fighters, en reemplazo de William Smith. Ahí comenzó su propia senda de éxito. Fue considerado uno de los mejores bateristas de rock en el 2005 por la revista inglesa Rhythm.

Taylor Hawkins en 2019. Foto: AFP

Taylor Hawkins en 2019. Foto: AFP

También llevaba casi dos décadas tocando en su propio proyecto musical Taylor Hawkins and the Coattail Riders, en el que hacía las veces de cantante. Tocó en una gira con el grupo Coheed and Cambria y conformó también Chevy Metal y Birds of Satan, para relajarse un poco con hard rock y algunos toques de rock progresivo.

Asimismo, estaba muy feliz por ser parte del grupo NHC, junto a Dave Navarro y Chris Chaney, de Jane’s Addiction.

“Siempre he tratado de hacer cosas por fuera de Foo Fighters. A medida que envejezco, me importan ese tipo de proyectos y a veces pienso que debería haber hecho mucho más cuando estaba en mis 20 años”, le contó a la revista American Songwriter.

“Vivimos y morimos por la gran espada del rock and roll. Estás obteniendo algo real: estás obteniendo sangre, estás obteniendo agallas, estás obteniendo un intercambio humano, y en realidad nos estamos alimentando de la audiencia y la emoción”, fue una de las frases más poderosas de una entrevista con la revista Kerrang, con las que Hawkins resumió lo que significaba para él tocar en vivo, entregarlo todo en el escenario. 

Taylor Hawkins y Dave Grohl en la ceremonia del  2013 Rock and Roll Hall of Fame induction. Foto: Reuters

Taylor Hawkins y Dave Grohl en la ceremonia del 2013 Rock and Roll Hall of Fame induction. Foto: Reuters

La sobredosis del 2001

El músico sufrió una sobredosis de heroína en 2001 y estuvo en coma durante dos semanas, aunque siempre definió ese episodio como un accidente y le dijo a la revista Beats que había sido “un exceso de fiesta, pero que no era adicto”.

MFB

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *