Fuera de línea: un viaje en colectivo convertido en obra de teatro



Sumamente divertida, con diálogos ingeniosos, una dinámica acertada y situaciones reconocibles (otras, disparatadas): así es Fuera de línea, una atractiva comedia escrita y dirigida por Agustín Aguirre, que se presenta en la sala Nona 1 del teatro Provincial de Mar del Plata, de jueves a domingos a las 21.

Obligados a convivir el tiempo que dura un viaje en colectivo -muy cerca unos de otros-, cada uno de ellos, que al subir al transporte público fue visto por los demás simplemente como pasajero, va descubriendo durante el trayecto qué hay detrás de la apariencia del que tiene al lado. Y hay personas que intentan disimular sus problemas, pero la forzada convivencia entre asientos los lleva a exponer sus flaquezas.

El elenco está compuesto por actores de perfiles diversos: Thelma Fardín, Lili Popovich, Sebastián Fernández, Balthazar Murillo y Graciela Stefani. Unos más conocidos y otros menos, pero que logran conjugar muy bien sobre el pequeño escenario de una sala chica, que crea la intimidad necesaria para que Fuera de línea se convierta en una vivencia valiosa.

Nutrido elenco para “fuera de línea”, una interesante propuesta de la cartelera marplatense.

Al ingresar al teatro, el público ya siente la vibración del andar del colectivo y se encuentra con una de las pasajeras sentada y semidormida en su asiento. Y, de alguna manera, los espectadores comparten el viaje con los personajes, criaturas a las que toma cariño a medida que las va conociendo.

Todos viajan y hablan, e intentan mostrarse medianamente realizados en la vida: el estudio, el trabajo, la familia, los amigos, cada uno tiene algo que lo completa. Pero en el devenir del trayecto y de la conversación que se instala entre ellos, cada uno empieza a descubrir su propia soledad. Fuera de línea invita a la risa y a la reflexión.

Mirá también

Fardín compone a una joven superficial, que pregona un discurso sobre lo buena que es con el prójimo y lo contradice con su comportamiento. Su personaje -al que concibe con buenos recursos- es verborrágico, modula su voz con exageración y es muy dependiente de su celular: todo pasa por las redes sociales.

Popovich se pone en la piel de una señora mayor, algo irritable, que evidencia la brecha generacional con la joven que ocupa el asiento que está a su lado. Fernández interpreta a un borracho -su composición es la más lograda, generando las situaciones más graciosas- que sube al colectivo luego de una extensa jornada de trabajo: su interpretación es destacable. Balthazar Murillo (el actor que interpretó a Carlos Tévez en la serie de Netflix) se acaba de incorporar al elenco y aporta frescura a la puesta; su personaje es un estudiante preocupado por sus exámenes y portador de varios tics.

Finalmente, Graciela Stefani -que hace enorme gala de su profesionalismo- es una anciana que sube al colectivo cargada con sus bolsas de las compras y es quien ayuda al resto a ver sus vidas de otra manera.

La soledad, la falta de empatía con el que tenemos al lado, la violencia, el alcohol, los trastornos de personalidad, la hipocresía y la incomunicación son algunos de los temas que atraviesa Fuera de línea.

Mirá también

¿Quién no paró la oreja alguna vez viajando en un transporte público? Discusiones, diálogos banales, confesiones profundas… Agustín Aguirre supo ver que ahí, en un viaje en colectivo, había un terreno interesante para explorar en una obra teatral. Y escribió Fuera de línea. Cuatro asientos y cinco pasajeros. Esos elementos combinados con un texto inteligente y una puesta con buen ritmo dan por resultado una obra que vale la pena ver.

Ficha

Calificación: Muy buena

Autor y director: Agustín Aguirre Protagonistas: Thelma Fardín, Lili Popovich, Sebastián Fernández, Balthazar Murillo y Graciela Stefani Teatro: Provincial, Mar del Plata.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *