Fargo: ¿cuál es el mejor personaje de la cuarta temporada?



Fargo tuvo en cada una de sus tres temporadas al menos un personaje que, de tan impredecible y retorcido, se volvía terrorífico. La cuarta temporada muestra menos humor negro que las anteriores, pero mantiene esa característica en su trama: hay un psicópata, tan despiadado como amable, suelto entre los mortales.

Esta vez, ese rol cayó en manos de Jessie Buckley, que interpreta a la desalmada enfermera Oraetta Mayflower.

En la primera temporada fue el criminal Lorne Malvo (Billy Bob Thornton), en la segunda el gángster Mike Milligan (Bokeem Woodbine) y en la tercera, el inolvidable V.M. Varga (David Thewlis). Todos ellos están imbuidos del espíritu de los Coen: si hay que buscarles un pariente en la filmografía de los hermanos no lo encontraríamos tanto en Fargo (1996) como en el asesino Anton Chigurh, de la película Sin lugar para los débiles (2007).

Ellos son el alma de la serie creada por Noah Hawley, así como la enfermera Mayflower es el alma de la cuarta temporada. Por lo visto hasta ahora, parece un personaje secundario que de algún modo terminará teniendo un rol preponderante en la trama principal.

Jessie Buckley es la enfermera Oraetta Mayflower en la cuarta temporada de “Fargo”.

Es decir, en la guerra entre las dos familias mafiosas de Kansas: los italianos, liderados por Josto Fadda (Jason Schwartzman), y los negros, encabezados por Loy Cannon (Chris Rock). Son grandes actores, al igual que Ben Whishaw (hace de “Rabbi” Milligan, el irlandés que traiciona a su gente).

Pero todo cambia cuando entra en escena la enfermera, maravillosamente encarnada por esta joven actriz irlandesa. Está llena de peculiaridades, que van desde su forma de hablar, con un vocabulario tan florido como complicado, hasta la de moverse, con robóticos pasitos cortos.

Suele dialogar consigo misma y tiene una gran imaginación, tanto para tejer historias que sólo suceden en su mente como para aplicar la eutanasia a pacientes que no la solicitaron.

Jessie Buckley es la enfermera Oraetta Mayflower en la cuarta temporada de “Fargo”.

Según la describió la propia Buckley en algunas entrevistas, es “una linda torta, con un centro muy oscuro” y también “una jodida envuelta en un hermoso papel de golosina de chocolate”. Y agregó: “No creo que puedas esperar nada de ella”. Chris Rock no se anduvo con vueltas: “Le tocó el mejor papel”.

Habla con un marcado acento del Medio Oeste estadounidense, más precisamente de Minnesota, en lo que se conoce como el corazón de América. Pero a no dejarse engañar, porque la enfermera Mayflower es políglota: habla francés, italiano y español.

Buckley nació hace 30 años en Killarney, un pueblo en el sudoeste de Irlanda. Para lograr esa voz, tan norteamericana, tuvo que trabajar con un entrenador vocal y escuchar programas de radio y podcasts originarios de esa región. Debajo de ese acento, ese hablar barroco, esos correctísimos modales, se ocultan intenciones nunca predecibles.

Jessie Buckley es la enfermera Oraetta Mayflower en la cuarta temporada de “Fargo”.

Parte de lo que la vuelve tan aterradora es que nunca podemos saber cuándo está siendo malvada. Se supone que su tarea es mantener a la gente sana y curar a los enfermos, pero los propósitos de esta enfermera no son lineales. Tampoco queda claro si detrás de sus acciones hay un plan magistral o pura maldad sin segundas intenciones.

“Siempre es aterrador y lo peor que te tocó hacer hasta que le tomás la mano”, declaró Buckley sobre el trabajo de forjar un acento para un personaje. “No es sólo algo mecánico. Su voz informa el carácter y la velocidad de sus pensamientos, y es notable cómo cambia su físico cuando habla. Está todo puesto en una gran olla de guiso”.

A diferencia de lo que le ocurrió a gran parte de la humanidad, 2020 fue el mejor año para Buckley, al menos en cuanto a su carrera. Millones la vieron en todo el mundo lucirse como la protagonista femenina de Pienso en el final, la película de Charlie Kaufman que estrenó Netflix en septiembre. Recibió elogios de los críticos de todo el mundo: mostró que no sólo sabe actuar, sino que también puede cantar y, si hace falta, bailar.

El 11 de octubre, DirecTV estrenó la cuarta temporada de Fargo, protagonizada por Chris Rock.

De hecho, sus comienzos están en el teatro musical. Se hizo conocida en el Reino Unido por su participación en un concurso de talentos de la BBC en el que el premio era coprotagonizar Oliver, un musical del West End. Terminó segunda, pero dejó en claro su talento natural. Después de egresar de la prestigiosa Academia Real de Arte Dramático, trabajó en varias obras, incluyendo una puesta de Enrique V con Jude Law.

Tras algunos papeles secundarios en televisión, su debut en cine llegó en 2014 de la mano de otro clásico de Shakespeare, La tempestad, donde hizo de Miranda. Después tuvo más oportunidades en la pantalla chica, en miniseries de la BBC como War & Peace (2016), The Last Post (2017) y The Woman in White (2018).

Tuvo un papel importante en la serie Taboo (2017), con Tom Hardy. Y también se lució en dos películas que no fueron estrenadas en la Argentina: en Beast (2017), como una adolescente que tenía una extraña amistad con el sospechoso de ser un asesino serial; y en Wild Rose (2018), como una escocesa aspirante a ser cantante country: otra vez tuvo que sacar a relucir su capacidad para imitar acentos.

Jason Schwartzman es Josto Fadda, hijo del jefe de una familia mafiosa italiana.

Pero seguramente muchos la recuerden por haberla visto el año pasado en Chernobyl, la exitosa miniserie de HBO, donde hacía de la esposa de uno de los bomberos afectados por la explosión de la planta nuclear. En 2019 también tuvo un papel secundario en Judy, la biopic sobre Judy Garland.

Y llegamos a este agitado 2020, que no sólo la tuvo en Fargo y Pienso en el final, sino también en la fallida Dolittle, con Robert Downey Jr.; el thriller de espionaje The Courier, estrenado en Sundance; y la feminista Misbehaviour, donde es parte de un grupo de mujeres que planea boicotear el concurso de Miss Mundo de 1970.

Ahora está preparándose para actuar en The Lost Daughter (La hija perdida), en el que será el primer largometraje dirigido por Maggie Gyllenhaal, basado en una novela de la escritora italiana Elena Ferrante. Ahí compartirá elenco con Dakota Johnson, Peter Sarsgard, Paul Mescal y Olivia Colman.

La nueva temporada de Fargo narra el enfrentamiento de dos organizaciones mafiosas de Kansas City.

La cuarta temporada de Fargo se emite por OnDirecTV. Las tres temporadas anteriores están disponibles en Netflix y en DirecTV Go.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1