Eugenia Laprovíttola, la chica que juega al fútbol por Maradona y que podría ser hija del ídolo



Eugenia Laprovíttola, la chica que juega al fútbol por Maradona y que podría ser hija del ídolo

Eugenia Laprovíttola tiene 25 años y es jugadora de fútbol de Independiente. Hace dos meses se enteró que podría ser hija de Diego Armando Maradona y desde ese momento empezó a investigar. “Cuando me lo dijeron pensé que era un chiste. Yo soy adoptada y tengo entendido que mi mamá biológica se habría contactado con un periodista para darle esta información. Mis papás adoptivos nunca me ocultaron que soy adoptada y ahora me apoyan y me contienen”, contó la joven en Hay que ver, en elnueve.

Eugenia contó que no conoce a su mamá biológica y que apenas vio algunas fotos de ella. “Todavía me cuesta entender qué pasa porque, además, la vida me cambió bastante. No intenté hablar con mi mamá biológica porque siento que no es el momento. Todos están pendientes de eso pero la charla se tiene que dar en un contexto íntimo. Fue mucho de golpe, estoy procesándolo. Sé que mi mamá y Diego se conocieron en un bar en el que ella trabajaba, que mi mamá tenía otra pareja pero quedó embarazada de Diego. Cuando se enteró, éste hombre empezó a pegarle en la panza para que no me tuviera. Por eso me dio en adopción, para que yo tuviera una mejor vida. Por eso no tengo rencor, porque buscó lo mejor para mí. Hasta hace dos meses yo pensaba que mi padre biológico era ese hombre”.

Laprovíttola conoció a Diego sin saber que podía llegar a sur su padre. “Soy hincha del Lobo y lo vi por primera vez cuando renunció y después volvió a dirigir. Fui con la caravana del Lobo, entré a Estancia Chica y me escondí en los bancos de suplentes. Escuché que la gente empezaba a cantar, salí y vi a Diego caminando. Lo tenía a cinco metros y le grité que lo amaba. Me llamó, fui y caminé a su lado, hablamos, cantamos canciones del Lobo. Ese fue el primer encuentro y después tuve otros, siempre en los entrenamientos. Hablábamos de fútbol. Estaba con mi ídolo. Maradona era una persona común y corriente. Era la más famosa del mundo pero no te lo hacía sentir. Nunca lo jodí con la foto o el video, creo que estaba cansado de eso. Yo prefería charlar. Admiraba mucho a Diego y mi papá me habló siempre de él. Juego al fútbol por él, de hecho”.

Eugenia y sus abogados ya hicieron una presentación judicial. Según comenta, le aceptaron las pruebas que entregó y ahora está a la espera de poder hacerse el ADN para conocer su verdadera identidad. “Ahora se viene la parte difícil porque hay que esperar y esa espera puede ser larga. Si el resultado llega a ser positivo no va a cambiar nada porque me criaron, me dieron amor, educación, una familia. Y eso no se negocia. Si da negativo hablaré con mi mamá biológica y me dará las explicaciones. Con 25 años nadie está preparado para enterarse de un día para el otro que podés ser la hija de Maradona, pero sé que mi familia me va acompañar y voy a ser la misma persona, con los mismos valores. No sos más que otros por un apellido. Sé que yo no voy a cambiar. Voy a dejar que hable la Justicia. Yo conocí a la persona y me quedo con eso. Nos abrazamos sin saber que podía ser mi padre. Los otros chicos que buscan su identidad sé que nunca se pudieron acercar a Diego y yo sí, y agradezco haber compartido esos momentos que no me voy a olvidar”.

Por último, Eugenia contó que tuvo un acercamiento con algunos de sus supuestos hermanos. “Ellos se contactaron y fue en buenos términos pero no quiero contar nada más”. Y aseguró que no tiene interés en la sucesión: “la gente se enoja por la herencia y no sé por qué. Porque es un problema de sus hijos. Eso no me quita el sueño”.

Conforme a los criterios de

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *