estrena programa, y prepara una serie y un libro sobre maternidad tardía

Hay que animarse a probar, no sentirse inútil y soltar la creatividad“, dice Eugenia Tobal. La actriz se refiere a la propuesta de su nuevo programa, Hogar dulce hogar, que llega a la pantalla de El Trece, este lunes 6 de diciembre a las 15.45. Si bien se trata de un reality de decoración y reciclaje, el concepto podría venir bien en casi cualquier aspecto de la vida.

Este ciclo es la vuelta a la conducción de Tobar luego de estar al frente de Cocineros de noche, entre 2017 y 2019, en la Televisión Pública y tras un paso por Ordena tu vida, por H&H, en un continuo ir y venir entre la ficción y su rol como conductora.

Mientras espera recuperar un ritmo más ordenado, ya con el programa en el aire, está terminando de grabar, paralelamente una serie para la cadena Telemundo, escribe un libro sobre maternidad tardía y se ocupa de su hija, Ema, de casi dos años. Como a todo el mundo, la pandemia le cortó posibilidades laborales y ahora llegó el momento de recuperarse del parate.

A Eugenia Tobal la pandemia le cortó trabajos, pero retomó con todo. Foto: La Flia/Jorge Luengo.

A Eugenia Tobal la pandemia le cortó trabajos, pero retomó con todo. Foto: La Flia/Jorge Luengo.

Hacer y deshacer

Y si de recuperación se trata, el reality que conducirá tiene mucho que ver con el tema. En la misma línea de los programas de remodelación de casas que abundan en las señales de cable, Hogar dulce hogar, propone algo más accesible y didáctico para todo el público. “Cuando me convocaron, me enganché enseguida porque tiene que ver con lo que me gusta hacer a mí: pintar, hacer y deshacer, reciclar”, dice Tobal.

En el reality, dos equipos competirán cada semana con un desafío manual y, un jurado de especialistas (Octavio Borro, carpintería; Sol Álvarez Roldán, decoración y reciclaje; Agustina Gallo, manualidades, restauración y bricolaje; y Luis Escobar, especialista en construcción), determinará cuál equipo se queda con los $200.000 y continúa en el certamen acumulando dinero.

“Con la pandemia, muchas personas se volvieron a conectar con el reciclado y las manualidades, un poco por necesidad y otro poco para canalizar energías”, dice Tobal. “Hay algo de cable a tierra en estos oficios artesanales, algo de arte también que resultan muy sanadores”. Y agrega: “Este momento es como un renacer después de todo lo que pasamos y hay que disfrutar lo que va sucediendo”.

Un programa inclusivo

-¿Cómo te llevás con ese mundo de las manualidades? 

-Siempre me encantó. Yo me mando a hacer cosas sin saber, de atrevida nomás, porque te conecta con otro mundo. Y hasta que no lo hacés, no tenés idea de lo que va a salir. El programa, creo que será motivador y hasta didáctico. Además, me parece genial que sea super inclusivo, en distintas edades y sexos, porque cualquiera pueda animarse a reciclar y decorar.

Además de sumergirse en este universo hogareño, Tobal está terminando de grabar para la cadena Telemundo, la serie Diario de un gigoló, que primero se verá en México y los Estados Unidos y luego llegará al resto del mundo por la plataforma Netflix.

Eugenia Tobal dice que su ciclo en El Trece es inclusivo .Foto: LaFlia/Jorge Luengo.

Eugenia Tobal dice que su ciclo en El Trece es inclusivo .Foto: LaFlia/Jorge Luengo.

“Es un policial romántico, de diez capítulos y mi personaje es la amiga de la abogada protagonista que está vinculada al mundo de los gigolós”, adelanta. “Además del trabajo en sí, me parece muy importante este paso, formar parte de un elenco internacional que te abre otras puertas a nivel laboral. Eso es fundamental hoy en día y resulta un desafío extra”, asegura.

El proceso de una madre

Pero otra de las tareas que mantienen muy ocupada a Tobal es la de la maternidad, ya que su hija Ema está a punto de cumplir dos años. “Es una etapa difícil, porque ya me empieza a pasar factura por las ausencias. Pero es una copada, una genia”, cuenta.

Eugenia pasó por un largo proceso para poder convertirse en madre, debido a una trombofilia. A causa de esa situación, la actriz perdió un embarazo y más tarde tuvo que ponerse inyecciones a diario para continuar con el embarazo de Ema, quien nació el 14 de diciembre de 2019, fruto de su relación con Francisco García Ibar.

Así, a los 44 años, la actriz recibió a su beba. “Ser mamá sucede cuando tiene que suceder. A veces acelerar los procesos no es lo que la vida está deparando para vos”, contó en su momento la actriz, en una entrevista. “A mí me llegó a los 44 años con la persona que elegí, un hombre maravilloso que tengo al lado. Yo lo esperaba a los 30 y pico, pero la vida después te acomoda como ella quiere”.

Eugenia Tobal y el jurado de "Hogar dulce hogar": Sol Álvarez Roldán, Octavio Borro, Agustina Gallo y Luis Escobar.

Eugenia Tobal y el jurado de “Hogar dulce hogar”: Sol Álvarez Roldán, Octavio Borro, Agustina Gallo y Luis Escobar.

-¿En qué cosas te cambió la maternidad?

-Es como un golpe en la cabeza que te cambia absolutamente todo. Yo estoy trabajando en un libro ahora, en el que indago sobre la maternidad después de los 40 años y todo lo que eso implica, es mostrar el lado B de ser madre.

-¿Vas a aprovechar tu propia experiencia?

-Si, me interesa mucho todo lo que nadie te cuenta de este recorrido. Es algo que fue surgiendo de muchas charlas que tenía con mi mamá, además. Tengo mucha información para compartir y es una manera de sumar y aportar a otras mujeres que estén viviendo lo mismo. La idea es que el libro esté listo para presentar en la Feria del Libro del año que viene.

Para la actriz y conductora, el libro también será un homenaje a su madre, Ofelia, quien murió tres meses después del nacimiento de su hija. La dolorosa pérdida en medio de su felicidad por la llegada de Ema, se resignifica ahora con la experiencia trasladada al libro.

-¿Cómo tomás el hecho de que haya muchas mujeres que te demuestren empatía a partir de tu experiencia con la maternidad?

– Creo que tiene que ver con atravesar una historia similar. Es algo que va más allá de mí. Me parece que es por la historia, por la valentía de enfrentar un deseo y poder cumplirlo. Hoy ya no es tabú hablar estos temas y además, está muy bueno hacerlo, es necesario. Me parece que queda claro que hay tantas maternidades distintas como mujeres diferentes.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *