Escribir en el aire: el poético documental sobre el universo de Oscar Araiz



Con el estreno de su filme más reciente, Escribir en el aire, la directora Paula de Luque vuelve, de alguna manera, a su primer y perdurable amor: la danza. Se trata de un abordaje muy personal del mundo de Oscar Araiz, el gran coreógrafo argentino, y está constituido por escenas de ensayos, conversaciones con Araiz y del propio Araiz con otros interlocutores.

Pero todo ello pasado por un filtro que, a falta de una palabra mejor, podríamos llamar poético. Hay algo bello e irreal en ese misterioso y enorme galpón –única locación de la película- donde la danza aparece de una manera igualmente bella y misteriosa.

Paula de Luque hizo su formación completa como bailarina clásica en el Instituto del Colón, descubrió la danza contemporánea en unas escenas de El exilio de Gardel, de Pino Solanas, formó parte de la compañía Nucleodanza, viajó mucho con esta compañía, ingresó al Ballet Contemporáneo del San Martín y un día se encontró mirando la danza a través de una cámara.

Escena de “Escribir en el aire”, de Paula de Luque.

-¿Cómo se produjo tu pasaje de la danza al cine?

-Cuando una es bailarina lo es para siempre, estés o no en el escenario, y nunca descarto volver. Pero es cierto que fui enamorándome cada vez más del cine. Primero había encontrado en una librería de París un libro sobre una colaboración entre el coreógrafo Angelin Preljocaj y el director de cine Roman Polansky y sobre el cruce entre los lenguajes del cine y de la danza… Esto cuando la palabra “cruce” no estaba de moda. Yo estaba en pareja con el director Jorge Coscia y él dio un curso para coreógrafos, gente que no sabíamos nada de cine.

Cuenta De Luque que “cuatro personas de las que terminamos allí iniciamos, de algún modo, el género de la videodanza en el país. Yo estaba decidida a estudiar cine, pero en ese momento se abrió una audición en Nucleodanza; me presenté, entré y así se retrasó diez años mi ingreso en el mundo del cine”.

-”Escribir en el aire” es la primera película tuya que incursiona en el mundo de la danza, ¿no es cierto?

-Los que ven mi cine dicen que hay siempre algo coreográfico en mis puestas: en los cortes, en la manera de colocar la cámara. Pero creo que Escribir en el aire era algo que me debía, porque tiene mucho de mí, de mi universo y de mi amor por la danza.

Paula de Luque, la cineasta que se formó también en la danza.

-La película está dedicada a la maestra y coreógrafa Renate Schottelius, ¿por qué?

-Renate fue una gran influencia para mí en distintos aspectos: fue mi maestra, fue jurado del Premio Coca Cola cuando gané el primer premio como intérprete de danza contemporánea, el mismo año en el que Paloma Herrera ganó como bailarina clásica. Porque ella fue quien me propuso para el Ballet del San Martín, cuando era asesora artística de Oscar Araiz, en aquel momento director de la compañía. Porque hemos conversado mucho y porque fue una gran precursora de la danza moderna argentina y murió muy sola.

-¿Y la elección de Oscar Araiz como tema de “Escribir en el aire”?

-Pasan los años y Oscar siempre es vanguardia, siempre está buscando cosas nuevas. Y eso es muy atractivo como tema de una película.

-¿Cómo fuiste eligiendo los diferentes registros que contiene el filme? Algunos son más reales, otros más irreales.

-La danza contemporánea tiene mucho de improvisación en el proceso de creación. El cine, por el contrario, es todo planificación. Pero ésta es la película en la que más libre me sentí. Todo el equipo fue consciente de que cada paso que dábamos en la filmación, en el montaje y en la posproducción, aunque fuera decidido de antemano con mucha precisión, también sabíamos que a cada momento se podía rever lo que estábamos haciendo. Es decir, trabajé con ese riesgo. No fue así en cada película que hice pero Escribir en el aire lo permitía porque su materia es la danza.

Y cuenta que, por otro lado, “desde hace tiempo tenía ganas de caminar por el límite entre la realidad y la ficción. Y, finalmente, al internarme en el mundo de Araiz, no quise reducirme a contar su biografía. ¿De qué serviría? Todos esos datos pueden encontrarse en internet. Quizás el espectador puede salir con más preguntas y respuestas y googlear luego quién es Araiz. O habrán tenido acceso a un universo creativo, a la poética de la danza y su carácter efímero”.

Estreno: jueves 5 de noviembre a las 20 en Cine.ar TV. Este canal está disponible en todas las principales operadoras de cable. Segunda función el sábado 7 a las 20. O desde el 6 de noviembre a partir de las 20 y hasta el viernes 13 en Cine.ar Play.

Mirá también

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *