Enamorados y de la mano, María Eugenia Vidal y Enrique Sacco volvieron al lugar de su primer encuentro


Fueron retratados por primera vez, sonrientes y enamorados, saliendo de un conocido restaurante de San Telmo, pero el primer encuentro entre la exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el periodista Enrique Sacco, se produjo en otro lugar, al que este mediodía volvieron, un año y medio después y con su relación ya consolidada.

En diciembre de 2019, quiso el destino que la dirigente del PRO y el periodista deportivo coincidieran en la histórica mesa de Mirtha Legrand. Dos meses después, confirmarían su relación. A ese mismo lugar volvieron este sábado, pero pandemia mediante, la involuntaria celestina los verá esta noche desde su casa y quien ocupará su lugar en su “mesaza” será su nieta, Juana Viale.

María Eugenia Vidal llegando a los estudios La CorteGerardo Viercovich

Claro que esta vez, la situación es muy distinta a la de ese primer encuentro frente a cámaras. En aquel momento, Vidal acababa de perder las elecciones -y la posibilidad de quedarse en la gobernación por un período más- a manos de Axel Kicillof. “No quisiera los próximos años vivir de la política; estoy buscando trabajo”, decía por entonces. Su idea, también, era pasar más tiempo con Camila, María José y Pedro, sus tres hijos, fruto de su relación con el exintendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, de quien se separó en marzo de 2016.

Maria Eugenia Vidal y Enrique Sacco entrando a los estudios La Corte, este sábado al mediodíaGerardo Viercovich

Sacco, a su vez, venía de atravesar un momento terrible. Su pareja, la periodista Débora Pérez Volpin había fallecido el 6 de febrero de 2018 en el Sanatorio de la Trinidad mientras se le realizaba una endoscopía. “Yo creo que Débora me puso a María Eugenia enfrente. Insistían de la producción de Mirtha en invitarme y yo no estaba convencido, pero al final accedí porque el fallo de Débora había sido a favor. Y bueno, empecé a volver a sonreír. El amor cura, te permite crecer, te hace feliz. Con María Eugenia sentí la posibilidad de volver a vivir. No pretendíamos ocultarnos, pero yo quería que se enterara por mi boca, porque la familia de Débora también es mi familia. Tenemos el proyecto de construir una familia con sus tres hijos y mis hijos del corazón”, contaría el periodista tiempo después, cuando tanto él como su novia estaban en estricto aislamiento por haberse contagiado Covid-19.

“Todo fue como tenía que ser. Es cierto que Mirtha dice ser la celestina, ¿por qué no? Ahí se generó el encuentro, aunque fuimos a su programa por distintos motivos. Después de ese día empezamos a escribirnos, me invitó a cenar a un restaurante, fuimos con un grupo de amigos. No era el mejor momento porque era época de campaña y muy intensa, exigía mucha energía. Después de las elecciones volvimos a contactarnos. Estoy más descansada, ser gobernadora de la provincia es una gran responsabilidad”, explicó Vidal, en una de las primeras entrevistas que dieron juntos.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *