En su cierre, la Semana Musical Llao Llao tuvo su punto más alto



El cierre de la Semana Musical Llao Llao tuvo el punto más alto del festival la noche del sábado con la presencia del cuarteto Petrus, junto al violinista Rafael Gintoli y el pianista Fernando Pérez como solistas, y la interpretación vibrante que ofrecieron del Concierto para violín, piano y cuarteto de cuerdas en re mayor, Op. 21, de Ernest Chausson.

Es un acierto programar repertorio poco transitado, y más aún la obra que le llevó a Chausson dos años de escritura, entre 1889 y 1890.

La aparente rareza de su instrumentación es, de alguna manera, la convergencia entre el concert francés de Couperin y el Quinteto para piano y cuerdas de Cesar Franck.

La música comenzó con los punzantes acordes de Pérez, y hasta la última nota del animado y luminoso movimiento final, el recorrido de todos los músicos fue impecable de punta a punta. Gintoli brilló especialmente en el precioso segundo movimiento, con la melodía de Sicilienne, que no podría haber sonado más expresiva. El solista hizo relucir cada una de las partes del violín que el compositor francés escribió teniendo en la cabeza al virtuoso Eugène Ysaye, a quién dedicó la obra.

Mirá también

El acompañamiento de Fernando Pérez, con un toque centelleante y cristalino, fue exquisito. La sonoridad compacta del cuarteto, su equilibrio y balance fue también impecable en el Cuarteto Americano de Dvorak, obra que precedió a Chausson. Los músicos se despidieron con Sicilienne, el segundo movimiento del Concierto.

El mediodía del viernes actuó el trío integrado por Paula Gelpi (piano), Eric Hasenclever (violín) y Lucas Brass (violoncello), los jóvenes músicos reafirmaron su talento con una actuación candente del Trío Elegíaco N°1 de Rachmaninoff y el Trío N° 2 de Schubert.

Fin del Festival Llao Llao, con la actuación del Cuarteto Petrus. Foto: gentileza Florencia Nijensohn.

El concierto nocturno tuvo dos grandes solistas: la pianista Graciela Reca y Mariano Rey, ambos acompañados por el Cuarteto de Amigos.

Rey hizo una interpretación formidable del Quinteto para clarinete y cuerdas en la mayor de Mozart. Se trató de la versión original, con el clarinete di bassetto, al que el solista sacó sonoridades deslumbrantes. Además de un sonido diáfano, una articulación y fraseo impecables, Rey tiene la capacidad sutil de variar el color en una misma nota. El acompañamiento del cuarteto, no del todo compacto y equilibrado, enrareció por momentos la textura transparente de Mozart. Sin embargo, hay que destacar las expresivas intervenciones de la violista Elizabeth Ridolfi.

El refinamiento pianístico de Graciela Reca en el Quinteto para piano y cuerdas en la mayor n° 2 de Dvorák, se pudo apreciar con intermitencias. La disposición del Cuarteto delante del piano no fue de lo más acertado, no colaboró con una sonoridad balanceada y debilitó el diálogo más fluido y conectado entre el ensamble y la solista.

Con la presencia del intendente Gustavo Genusso, Martín Nijensohn anunció que el ciclo continuará el año próximo, en su XXIII edición.

Ficha

Semana Musical Llao Llao

Calificación: Muy buena​

Viernes 06

Conciertos del mediodía, “Jóvenes Maravillosos” Sergei Rachmaninoff Trío Elegíaco N°1 en sol menor Franz Schubert Trío N° 2 mi bemol mayor , op. 100 D929 Paula Gelpi (piano), Eric Hasenclever (violín) y Lucas Brass, (violonchelo) Concierto nocturno Wolfgang Amadeus Mozart Quinteto para clarinete y cuerdas en la mayor, K. 581 Cuarteto de Amigos y Mariano Rey (clarinete) Antonín Dvorák Quinteto para piano y cuerdas en la mayor n° 2, op. 81 Graciela Reca (piano)

Sábado 7

Concierto nocturno Antonín Dvorák Cuarteto N° 12 op. 96 ” Americano” Ernest Chausson Concierto para violín, piano y cuarteto de cuerdas en re mayor, op. 21 Cuarteto Petrus Rafael Gintoli (violín) Fernando Pérez (piano)

Dirección general: Martín Nijensohn Salón: Bustillo

Mirá también

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *