En Netflix, Los diarios de Andy Warhol revelan su pensamiento íntimo

“Las máquinas tienen menos problemas. Me gustaría ser una máquina. ¿A ti no?” “El mayor precio que pagas por el amor es que debes tener a alguien cerca”. “El arte comercial es superior al arte”. “El sexo da trabajo”. “Me asalta la desesperación de que nada significa nada”.

Todas esas frases forman parte de los diarios que Andy Warhol llevó desde 1976 hasta 1989. Abandonó su escritura apenas cinco días antes de su muerte. El libro, de más de 800 páginas, dio origen a Los diarios de Andy Warhol, la miniserie documental de Netflix creada por Andrew Rossi.

Para que la inmersión a su biografía resultara más vívida, los productores decidieron recrear su voz usando un programa de inteligencia artificial. Todos conocemos algo de su obra y el legado que dejó en la cultura pop. Pero se conoce poco -y revelarlo es uno de los valores de la serie- sobre el pensamiento íntimo del artista más impactante de su generación.

Para el documental se decidió recrear su voz usando un programa de inteligencia artificial. Foto Archivo Clarín

Para el documental se decidió recrear su voz usando un programa de inteligencia artificial. Foto Archivo Clarín

Callado y poco expresivo, daba la impresión de preocuparse sólo por mirar a su alrededor. Y cuando alguien le preguntaba sobre cuestiones de su vida personal solía decir: “No hay mucho que contar sobre mí”.

A lo largo de seis episodios de una hora de duración, la miniserie propone un viaje profundo y minucioso a los pensamientos de Warhol, que eran dictados por teléfono a una colaboradora y amiga. Allí están, a flor de piel, sus obsesiones más primarias: las inseguridades sobre su aspecto -que se traducía en una idea obsesiva de transformarse físicamente-, la homosexualidad en los años ’60 en los Estados Unidos, su origen pueblerino, el dinero y la relación con las personalidades más ricas y poderosas de su país.

Qué recrean los 6 episodios

Los episodios no sólo recrean esos pensamientos con la voz de Andy y con escenas a cargo de actores. También cuentan con valioso material de archivo para ver al propio artista en acción y con entrevistas que van de sus amigos y colaboradores a los críticos; esos que decían que era “un pintor sin tema, un artista famoso que amaba la banalidad y la uniformidad”.

“No hay mucho que contar sobre mí", solía decir el artista. Foto Archivo Clarín

“No hay mucho que contar sobre mí”, solía decir el artista. Foto Archivo Clarín

“Soy un freak. No puedo cambiar eso. Soy muy atípico”, escribe el hombre que se transformó en un perpetuo mito. Cuando los minutos y episodios avanzan, la sensación es que Warhol habitaba multitudes como Walt Whitman. Y resulta apasionante el análisis de su carácter, conducta y arte.

Con el correr de los episodios aparece un punto débil, que no sólo es propio de esta producción sino también de otras de las plataformas: estirar innecesariamente las historias. La duración -más de seis horas y media- es excesiva; el formato de documental clásico con algunas viñetas de ficción y los testimonios a cámara se tornan repetitivos y terminan limitando el producto a los fanáticos del artista.

Pese a eso, el enfoque es inteligente y tiene gran información sobre su faceta artística y política, más allá de sus amores y de las latas de sopa que todos conocemos. Los diarios de Andy Warhol construye un gran retrato de alguien que no era aceptado por la elite dominante del arte y terminó siendo una de las figuras fundamentales de la cultura contemporánea.

“Los diarios de Andy Warhol”

Muy buena

Documental. EE.UU., 2022. Título original: “The Andy Warhol Diaries”. 6 horas 35 minutos, en 6 episodios. SAM 16. Creador: Andrew Rossi. Protagonistas: Jeffrey Deitch, Luc Sante y Pat Hackett. Disponible en: Netflix.

POS

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *