Elena Maximova brilló en el Colón

En su debut sudamericano, este martes actuó en el Teatro Colón la mezzosoprano rusa Elena Maximova, dentro del ciclo Grandes Intérpretes Internacionales que recientemente presentó a Olga Peretyatko y a Kristine Opolais. En compañía de la pianista Alexandra Goloubitskaia, Maximova brindó un panorama de la canción rusa, de Anton Rubinstein a Rodion Shchedrin.

Formada (y graduada) en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, Maximova empezó su carrera hace poco más de 20 años en el Teatro Musical Stanislavsky de esa ciudad, y pronto se posicionó en los principales escenarios de Europa.

Las razones de este ascenso no son difíciles de encontrar: su registro amplio, su caudal generoso y la versatilidad de su voz le permiten abordar tanto papeles de mezzo de coloratura (como los principales de Barbiere, Cenerentola e Italiana in Algeri de Rossini) como otros más próximos a la mezzosoprano dramática, como Carmen (uno de los que más ha transitado), Dalila o roles de ópera rusa, lógicamente uno de los puntos fuertes de su carrera. No menos importantes para el oficio son su ductilidad idiomática y su presencia física y actoral, tan codiciadas en especial por los teatros europeos.

Maximova empezó su carrera hace poco más de 20 años. Prensa Teatro Colón / Arnaldo Colombaroli

Maximova empezó su carrera hace poco más de 20 años. Prensa Teatro Colón / Arnaldo Colombaroli

“Me entusiasma mucho poder mostrar todas las diferentes facetas que pueda ofrecer. Es difícil pasar de la tragedia a la comedia, pero eso significa un desafío estimulante. Con cada rol trato de descubrir algo nuevo acerca de mí, y mostrar un aspecto personal desconocido”, expresaba la cantante en una entrevista a propósito de una nueva producción en la Ópera de Viena.

Desde su debut en la Ópera Estatal de Baviera en el 2005, Maximova fue convocada por la Ópera Estatal de Viena, la Royal Opera House de Londres, el Metropolitan Opera House de New York, La Scala de Milán, la Ópera de París, la Ópera Estatal de Berlín y, por supuesto, el Bolshoi de Moscú.

Formada (y graduada) en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, a Maximova la acompañó Alexandra Goloubitskaia. Prensa Teatro Colón / Arnaldo Colombaroli

Formada (y graduada) en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, a Maximova la acompañó Alexandra Goloubitskaia. Prensa Teatro Colón / Arnaldo Colombaroli

En mayo del 2022, Maximova compartirá escenario con la que probablemente sea la soprano más popular del momento: la también rusa Anna Netrebko, en recitales en el Teatro Alla Scala de Milán y la Philharmonie de París, junto al gran Malcom Martineau y al violinista Giovanni Andrea Zanon.

Lejos de las galas líricas o de programas más convencionales, las artistas eligieron un menú enfocado en canciones de cámara de Rimski-Korsakoff, Tchaikovsky, Rachmaninoff, Dvorák, Strauss, Debussy, Fauré y Bridge, más un par de favoritos del repertorio operístico.

Además de estos compromisos, esperan a Maximova funciones de Luisa Miller en Hamburgo, La dama de pique en La Scala y Nabucco en el Real de Madrid. A juzgar por sus impresiones sobre el Colón y la belleza de su sala y su acústica, seguramente haya quedado en la artista rusa el deseo de regresar, como seguramente queda en el público local el deseo de escucharla en alguno de los tantos títulos de su espectacular repertorio.

POS

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *