El tenso cruce entre Paulo Vilouta y Andrea Rincón al hablar de adicciones


El estudio de PH: Podemos Hablar se convirtió en un espacio en donde los famosos suelen hablar libremente y sin tapujos. En la última edición del programa, esta costumbre causó un tenso cruce entre Paulo Vilouta y Andrea Rincón, quienes tuvieron diferencias al hablar sobre adicciones.

“Digamos una cosa, no todo el mundo sale, las chicas han hecho un proceso que es muy difícil”, expresó el periodista haciendo referencia tanto a Rincón como a Sofía Gala, otra de las invitadas de la noche. “No está bueno lo que decís”, le cuestionó la actriz. “¿Por qué?”, quiso saber él.

“Todo el mundo puede salir. No es fácil, pero todo el mundo puede salir”, opinó ella. “Es contraproducente lo que estás diciendo, porque hay muchas personas que están viendo del otro lado y que piensan que no pueden, y están como estábamos Sofía y yo hace un tiempo atrás, muertas de miedo pensando que no. Me parece que el mensaje que nosotros como comunicadores sociales tenemos que dar, es el de decirle a la gente que sí puede salir, que todos pueden”.

En este punto, Gala quiso hacer una observación. “Cada uno tiene su punto de vista y es un tema complejo. Yo me considero una adicta y creo que lo voy a ser toda la vida. Está buenísimo que eduques y que des tu idea, pero me pasa algo con eso de que ‘como comunicadores sociales hay que decir’. Cada uno dice y piensa lo que se le canta”, aclaró.

“Yo doy charlas en centros de rehabilitación a adictos y familiares de adictos”, explicó Rincón dirigiéndose al periodista. “Te voy a pedir que por favor, como adicta, que le digas a los que lo son que sí pueden salir. Que el mensaje que expreses es que sí se puede”, agregó.

Bajando un poco el tono de la discusión, Vilouta quiso aclarar sus palabras. “Yo respeto lo que decís, porque pasaste por algo que yo no pasé. Vos lo pasaste y Sofía lo pasó, pero tal vez hay gente viendo, que no es adicta, y que piensa ‘bueno, no es tan jodido esto porque entro y salgo’”, explicó. “Es que no estamos diciendo esto, estamos diciendo lo mucho que nos costó salir”, sumó la actriz.

Cuando Andy Kusnetzoff pidió que den un paso al frente “los que alguna vez al despertar no sabían muy bien dónde ni con quién estaban”, Rincón no dudó en avanzar al punto de encuentro.

“Yo tengo mil historias, y no se si me causa gracia, me da mucha vergüenza”, dejó en claro. “Me ha pasado de levantarme, darme vuelta y decir, ‘¿Quién esa persona que está acá y cómo llego?’, tanto con mujeres como con hombres. Que me digan, ‘hola’, y pensar ¿Qué pasó anoche?”.

Después de decir esto, la actriz contó una anécdota de una noche que preferiría no haber vivido. “Me acuerdo de una que me despiertan en un boliche a las 2 de la tarde y había gente limpiando. Me habla el dueño y me dice, ‘negra levantate’. Es terrible lo que voy a contar, espantoso”, expresó.

“Me levanto, no tengo teléfono, nada. Me sube al auto, me lleva y yo voy mirando por la ventanilla, porque no quería ni siquiera mirar al tipo”, recordó. “No tenía la llave de mi pieza en la pensión, así que voy a la casa de mi amiga que no estaba pero tenía una manera de entrar”, continuó.

“Cuando llega mi amiga le digo, ‘¿Qué pasó?’. Me dice, ‘Negra, te buscamos por todos lados’. Se ve que yo quebré, me tiré en un sillón y no me encontró nadie más. Entonces se fueron todos y quedé ahí en el boliche”, relató. “Yo no me acordaba nada, estuve semanas llorando porque no sabía que me había pasado ni que me habían hecho, fue terrible”, explicó. “Así me pasaron varias, a mi se me apagaba el televisor”, culminó y dejó en claro que no le parece algo lindo de vivir. “Es espantoso”, sumó.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *