el saxofonista más exitoso y más odiado de los últimos 50 años ahora tiene su propio documental

Kenny Gorelick, conocido por millones como Kenny G, ha sido una de las figuras más queridas y odiadas de la música durante las últimas tres décadas, y algo más también. Pero el famoso saxofonista de pelo castaño largo y rizado ha ignorado a sus críticos y se ha mantenido en gran medida indiferente.

“Si me van a criticar, no me voy a dejar afectar por eso porque yo ya sé que estoy haciendo lo mejor que puedo. De ahí viene la confianza en uno mismo”, dijo el ganador de un Grammy. “¿Me dolió alguna vez realmente? Para ser honesto, no, porque tengo mi armadura de saber que estoy haciendo lo mejor que puedo. Por eso practico todos los días… Nunca estoy algo oxidado, nunca”.

El viaje poco convencional de Kenny G hacia la cima y las plumas de los puristas del jazz que ha sacudido en el camino son explorados en el nuevo documental Listening to Kenny G, dirigido por Penny Lane, que se estrena este viernes 3 de diciembre a las 22 de Buenos Aires, por HBO.

Kenny G accedió al libro de los Guiness por haber tocado la nota más larga. Foto HBO via AP

Kenny G accedió al libro de los Guiness por haber tocado la nota más larga. Foto HBO via AP

Críticas sí, pero aprobaciones también

Además de las críticas, la película detalla su educación en Seattle, su descubrimiento por el legendario ejecutivo musical Clive Davis, y el enorme éxito de piezas como Silhouette, Songbird y Sentimental.

Kenny G, quien lanzó el viernes el álbum New Standards, conversó recientemente con The Associated Press sobre su participación en la película, su legado y su trabajo con artistas del momento como Kanye West y The Weeknd

-La película comienza con algunas críticas muy duras hacia usted, pero a usted parecen resbalarle. ¿Alguna vez le molestaron?

-Desde los años 80, siempre lo he visto de esta manera: no les gusta mi estilo de música en particular. Así que las canciones que lancé, especialmente una vez que se hicieron populares, por supuesto, las odiaron más…

Piensan que tal vez sólo estoy creando estas melodías porque sé que de alguna manera venderán discos y me haré rico y famoso, algo de lo que yo no tenía idea. Sólo estoy tocando canciones de la forma en que las escucho. Me encanta una melodía tocada correctamente.

-¿Qué lo convenció de participar en un documental con Penny Lane?

Ella no era necesariamente admiradora de mi música, lo cual me pareció genial que dijera desde el principio. Pero no es que no le gustara, simplemente no era una gran fan que quería hacer una película sobre mí.

Simplemente me dijo que había una historia que contar sobre cómo “hay un grupo de personas que realmente tienen un problema con tu éxito. Y me gustaría contar esa historia”. Le dije: “He estado escuchando eso desde los años 80”.

Presente y legado

-Como un artista que ha enfrentado tantas críticas de los puristas del jazz, ¿cree que ha influido en los jazzistas emergentes?

-Creo que de alguna manera sí. Tú sabes, primero, el hecho de que el saxofón esté tan presente, que la gente esté oyendo el saxofón. Sé que el saxo soprano definitivamente ha resurgido gracias a mí y al hecho de que he estado ahí mucho con el soprano, principalmente.

-Se ha conectado con Kanye West y The Weeknd. ¿Es así como se mantiene vigente?

-Me siento realmente halagado cuando recibo esas llamadas telefónicas de Kanye y luego de The Weeknd, por supuesto. Me hace sentir muy bien que de alguna manera quieran que mi sonido sea parte de su música.

El saxofonista tiene su estrella de la Fama en Hollywood desde 1997. Foto Rose Prouser

El saxofonista tiene su estrella de la Fama en Hollywood desde 1997. Foto Rose Prouser

Y son tan populares ahora que no me necesitan, no les estoy haciendo un gran favor. No me están contactando para que pueda ayudarlos a vender discos. Lo hacen simplemente porque, creativamente, piensan: “Oh, guau, (nos encanta) tu sonido”.

-¿Cuál cree que será su legado? Creo que el documental lleva a esa pregunta.

-Dios, nunca había pensado en algo así. No pienso en mí tan seriamente como para tener un legado. No lo sé, ojalá inspire a la gente a querer tocar saxo…

Tal vez parte de mi legado sea que la gente esté realmente interesada en mí debido a la notoriedad que tengo, pero que pueda guiarlos hacia algunas de las viejas cosas del jazz tradicional que tal vez nunca hayan escuchado, y pueda mantener viva esa música por más tiempo.

Fuente: AP/GARY GERARD HAMILTON

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *