El reclamo de paternidad para Julio Iglesias llegó a la ONU



Javier Sánchez Santos viene diciendo desde hace muchos años que el cantante Julio Iglesias es su padre. Y ahora, el caso ha llegado a la Organización de las Naciones Unidas.

En 2019, un juzgado de Valencia sentenció que es cierto lo que sostiene Sánchez Santos.

Pero un “recurso” del artista ante la Audiencia Provincial de esa ciudad hizo que el caso se diera vuelta.

Sin embargo, Santos no se dio por vencido y recurrió al Tribunal Supremo, que ya había fallado sobre el mismo asunto en 1999.

Por estos días, con una prueba de ADN que demuestra una coincidencia genética del 99% (la consiguió un detective privado), pretende llegar hasta donde haga falta, con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como último recurso.

Julio Iglesias y su supuesto octavo heredero, Sánchez Santos.

Mientras, un organismo internacional ha decidido intervenir. Y ha acorralado al Estado español.

El abogado e historiador venezolano Israel Álvarez de Armas y el Comité Internacional sobre Desapariciones Forzadas, Detenciones Arbitrarias y delitos de Genocidio y de Lesa Humanidad presentaron una denuncia contra España ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU).

Según su denuncia, el caso de Javier Sánchez Santos y Julio Iglesias vulnera el artículo 39.2 de la Constitución española.

“La ley posibilitará la investigación de la paternidad. La Justicia del Reino de España podría haber quebrantado los derechos humanos universalmente reconocidos de la persona identificada como Javier Santos, por la presunta manipulación de la Justicia en contra de su derecho constitucional a investigar la paternidad que biológicamente le corresponde”, expresan en el documento al que tuvieron acceso La Vanguardia y La mañana de La 1.

En imágenes recientes, a Julio (76) se lo vio desmejorado, con ayuda para caminar.

El abogado de Javier Sánchez Santos, Fernando Osuna, se expresó con dureza contra las sentencias recibidas: “La Justicia y el derecho tienen que adaptarse a la ciencia. No puede ser que por un lado vayan las sentencias judiciales y por el otro la genética. Tienen que coordinarse”, comentó.

“Si Javier Sánchez Santos es hijo de Julio Iglesias, como se ha demostrado por una prueba de ADN a la que el juez dio plena validez, ese pronunciamiento científico sigue siendo válido. No puede ser que ahora un Tribunal diga que no es hijo por una cuestión puramente formal. Se produce una incoherencia que lleva a que muchos ciudadanos no crean en la Justicia”, agregó.

Javier, de 45 años, vive en Valencia y tiene una hija, Angélica, que nació en Cerdeña, de donde es originaria su esposa, Chiara, con quien se casó en 2016.

“Mi lucha es sobre todo por limpiar el nombre de mi madre (María Edite Santos) y demostrar la verdad, y eso ya lo he hecho”, dijo Sánchez Santos sobre los procesos judiciales.

Cuando se madre le contó a los 13 años que su padre era Julio Iglesias no le dio ninguna importancia. Había tenido una infancia feliz creciendo al borde del mar, en los restaurantes playeros en los que trabajaba María Edite. Pero cuando ella decidió reclamar judicialmente la paternidad de su hijo, todo cambió. Fue el primero que se puso en campaña para ayudarla.

“Mi padre supo de mi existencia a través de una amiga de mi madre cuando yo tenía un año, por eso me sorprende que no se haya interesado un segundo por saber cómo soy”, agregó Javier.

“Dicho esto, creo que nunca es tarde. Ha habido momentos en los que he llegado a odiarlo. Ahora creo que seríamos buenos amigos”, cerró.

Mirá también Mirá también

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2