El ratón Pérez volvió en modo aventurero


El público ideal es el que ríe mostrando ventanitas. Sobre el escenario, un joven gamer, una chica ecologista y un ratón rockero emprenden una misión que se las trae: recuperar lo que se ha robado el villano antes de que destierre del imaginario infantil a todos los seres mágicos. Pérez, en busca del diente perdido es una comedia musical para chicos escrita y dirigida por Ezequiel Procopio, que se puso a la vanguardia del retorno de la cartelera teatral presencial a la calle Corrientes.

“Creo que todos de chicos quisimos conocer al Ratón Pérez. Tengo el recuerdo de sentir que el ratón me dejaba plata debajo de mi almohada y se llevaba mi diente, y por ello me despertaba, pero ya no estaba. Me ha quedado esa ilusión, esa sensación. Y me dije que estaba bueno llevar ese sentimiento a un espectáculo”, dice Procopio sobre la génesis de la obra.

El musical estrenado el fin de semana pasado para una minitemporada de cuatro funciones en el Teatro Nuevo Premier cuenta la historia de Milo, que esperó crecer con su último diente de leche guardado para poder encontrarse, ya mayor, con el Ratón Pérez. Junto con su hermana y el célebre roedor deciden salir en busca del malvado Bobadoo, que roba los dientes de debajo de la almohada antes de la llegada de Pérez, dejando en su lugar un diente de ajo. Los tres protagonistas se enfrentan al villano y a sus secuaces para un desenlace que disuelve el conflicto.

De todos modos para Procopio el foco está en el camino. Son las canciones las que subrayan el mensaje que busca transmitir: “No perder los sueños, no dejarse llevar por lo que otras personas dicen, seguir el instinto de que uno nunca está solo, de que siempre hay uno está acompañado”. Y también apuntan a la resiliencia ante los contratiempos y la aparente hostilidad del entorno: “El espectáculo habla de que nunca hay que perder las esperanzas, que hay que darse segundas oportunidades, que antes de juzgar a alguien uno tiene que saber qué le pasó a esa persona para ser malo o para hacer daño, que tal vez no siempre fue así.”

Ezequiel Procopio, director de El ratón pérezEzequiel Procopio

La obra había tenido una primera puesta en escena en Salta, que fue elegida por el Instituto Nacional de Teatro para sus programas de fomento en el NOA. En la nueva versión estrenada por Procopio ahora en Buenos Aires se destaca la participación de Valeria Lynch encarnando con su voz en un tema musical al personaje de la Luna que acompaña al trío protagónico en su itinerario. El musical es protagonizado por Luis Podestá, Belén Ucar, Nicolás Marini, Federico Aquilano, Lucas Noda y Jorge Priano. Procopio señala como su referente en la dirección de teatro para chicos a Rubén Roberts, el director de Canciones en la granja, entre otros éxitos de público, que murió hace tres años, con quien colaboró en varios proyectos.

Pérez, en busca del diente perdido, que volverá a escena para vacaciones de invierno, se representa siguiendo los protocolos vigentes para la actividad teatral, con un aforo de 300 butacas disponibles sobre las 600 de la sala y barbijo obligatorio para todos, incluidos los niños. La asistencia de unos 170 espectadores en la función de estreno ya ofreció en la visión de Procopio un marco atractivo para la vuelta al teatro presencial.

“Por momentos parecía como que nunca estuvimos aislados, no estaba presente el miedo, la gente dentro del teatro se siente segura, cuidada, y se permiten disfrutar esta experiencia que es nueva para todos. Los actores desde el escenario sentían la necesidad de volver a estar ahí, de volver a hacer algo para el público. Y este también tenía la necesidad de volver a ver teatro presencial. Varios espectadores me dijeron que no es lo mismo estar en tu casa mirando un espectáculo, por más que lo estén haciendo en vivo, que estar uno en vivo en la sala teatral.”

Procopio conjetura que quizás después de estar tanto tiempo aislados, tanto tiempo fuera del circuito, los chicos prestan incluso más atención en el contacto con el hecho teatral. El elenco recibió en Instagram ya tras la primera función videos de los chicos contando la historia de la obra a su manera y enviando mensajes a los personajes. “Ahí te das cuenta que se creó algo mágico,”, resume el director de Pérez, en busca del diente perdido el impacto que registra, “cuando el chico se lleva una historia a su casa”.

De Ezequiel Procopio

Sábados, a las 17.

Teatro Premier, Corrientes 1565.

Entradas por Plateanet.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *