El policía que arrestó a John Lennon, Brian Jones y George Harrison reveló que existió una red corrupta para acosar a los rockeros



Norman “Nobby” Pilcher se hizo conocido entre los rockeros británicos de los años ’60. Básicamente se detestaban mutuamente. Pilcher era un agente de la Policía Metropolitana (MET), que en su lucha antidrogas, perseguía a los músicos que formaban parte del movimiento Swinging London, la etapa dorada del rock’n’roll de finales de los ’60.

Ahora, Pilcher acaba de publicar un libro en el que admite que, en aquella época, había una trama policial corrupta que tenía como objetivo desacreditar a los músicos rockeros relacionándolos con el consumo de drogas. La intención era que no tuvieran tanta influencia en los jóvenes de entonces.

En su libro, titulado Bent Coppers (Cobres doblados. La historia del hombre que arrestó a John Lennon, George Harrison y Brian Jones), Pilcher destapa toda una trama policial, encabezada por el Ministerio del Interior británico, que buscaba arrestar a músicos de alto perfil en la década del ’60, con el objetivo de disuadir a los jóvenes con respecto al consumo de drogas. 

John Lennon y Yoko Ono junto al actor Victor Spinetti, en Broadway. Ese mismo año, el beatle y su esposa fueron detenidos por Pilcher. /AP Photo/ PA Wire

El compositor Lionel Bart y la cantante Dusty Springfield fueron de los primeros en caer debido a este plan, cuando les requisaron su departamento y encontraron drogas. A partir de ahí, según cuenta Pilcher, “el Ministerio nos empujó para seguir adelante con más nombres famosos”.

Así, siguieron en la lista Brian Jones de los Rolling Stones, y Tubby Hayes, a quien le encontraron heroína. Pero el momento más resonante fue en octubre de 1968 cuando Pilcher lideró el escuadrón que irrumpió en el departamento de John Lennon y Yoko Ono, donde hallaron 220 gramos de hachís.

El mismo John Lennon relató ese momento en una entrevista: “De repente, hubo un golpe en la puerta y una voz de mujer afuera, y miré a mi alrededor y vi a un policía en la ventana. Estábamos en la cama, semidesnudos. Yoko corrió al baño para vestirse pero asomando la cabeza, para que no pensaran que estaba escondiendo algo”.

Y siguió: “Yo le dije que llamara al abogado pero llamó a Apple. Y antes de que llegara la policía ya estaba en la puerta el Daily Express. Todo fue un montaje”.

Brian Jones también fue víctima de la trama policial tendida para “atrapar rockeros”; aquí, junto a Donyale Luna: la primera modelo negra que venció el Apartheid en la moda. /Foto AP

Lennon recordó que ya les habían advertido que la policía estaba detrás de ellos. “Van a ir a buscarte”, lo habían alertado. “Entonces, tres semanas antes, créanme, había limpiado la casa, porque Jimi Hendrix había vivido allí antes, en el departamento, y no soy estúpido. Registré toda la casa, pero no revisé una funda de anteojos donde estaba guardado un pedazo de hash del año anterior”, relató Lennon.

En su libro, Pilcher recuerda que al llegar al departamento se encontró con la pareja desnuda y, según cuenta, quedó impresionado por la actitud de Lennon. “Sus ideales de paz y bondad se expresaron en su comportamiento y actitud, que fue muy humilde”, dijo.

Menos pacífica, al parecer, fue la detención de Dusty Springfield. “Tuve que ignorar el lenguaje soez y sus insultos”, dice sobre la cantante, quien se confesó culpable de los cargos.

Pero hubo más músicos perseguidos y arrestados por Pilcher. George Harrison y su pareja, Pattie Boyd, también cayeron en la lista. A ambos les encontraron pequeñas cantidades de cannabis en su casa de la localidad inglesa de Esher.

Otro músico que fue arrestado por Pilcher y su escuadrón en esos años, fue el estadounidense Levi Stubbs, de los Four Tops, cuando se encontraba alojado en el Hotel Mayfair, en Londres.

Pattie Boyd y George Harrison también forman parte de la lista de detenidos de Norman Pilcher.

Por todos estos episodios, el policía se ganó el apodo de “Groupie Pilcher”, ya que, por sus acuerdos con la prensa, siempre aparecía en las fotos de los arrestos juntos a los músicos famosos. Pilcher asegura, además, que nunca falsificó o plantó pruebas en algunas de esas operaciones.

Sin embargo, en la biografía, Pilcher denuncia que en el equipo policial con el que trabajaba había mucha corrupción. “Un policía impecable al final tiene que mancharse si quiere investigar, porque Londres y el Met (la Policía Metropolitana) estaban podridos y para caminar sobre la suciedad, hay que estar preparado”.

Según Pilcher, hubo un comisario, Robert Mark quien comenzó con toda esa movida anti rockera y, más de una vez, les pidió a los agentes que falsearan informes o realizaran tareas ilegales con tal de detener a muchos músicos. “Cuantos más, mejor”, decía.

Finalmente, esa trama de corrupción quedó al descubierto, y luego de un juicio, en 1973, Pilcher fue declarado culpable de perjurio y pasó cuatro años en la cárcel. Al principio, el ex policía dice que no sintió remordimientos por lo que había hecho.

Pero, con los años, tomó conciencia y lo invadió un sentimiento de amargura que es el que ahora intenta enmendar con este libro que denuncia lo ocurrido décadas atrás, según dijo en una reciente entrevista con The Guardian.

Bien lejos de su postura en los ’60, a los 84 años, actualmente Pilcher se declara a favor de la legalización de las drogas. Y asegura que, a pesar de todo, le cayó simpático a John Lennon, quien le mandó una postal desde Japón con un irónico mensaje. “Ahora no podés agarrarme”, cuenta que le escribió el beatle.

Con una postura completamente diferente frente al tema, Pilcher dice: “Ahora creo, como un número creciente de ex policías, que deberíamos legalizar las drogas y sacarlas a la superficie. Miren a lo que nos ha llevado la prohibición”.

De aquellos años hippies, a Pilcher le queda un buen recuerdo, ya que Los Beatles le dedicaron un tema: I Am The Walrus (Yo soy la morsa). El ex policía asegura que la canción lo pone “muy feliz”.

Mirá también Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *