El peor momento de “Luisito” de Cuestión de peso: sus amigos aseguran que está “al borde de la muerte”


Luis Zerda, conocido como “Luisito” tras su paso por Cuestión de peso (eltrece), atraviesa un difícil momento de salud y su entorno pide ayuda para tratarlo. Tras su salida del reality show, en el que llegó a bajar de peso drásticamente, recuperó los kilos perdidos y alcanzó su pico máximo de peso. Hoy, Zerda pesa 300 kilos y, según explicaron sus familiares y amigos, se le reventaron las várices, lo que complicó de forma dramática su estado.

Luisito atraviesa un difícil momento de salud y necesita una internación de manera urgente; sus amigos juntan insumos a través de las redes

El pedido de ayuda llegó a través de los amigos de Luis, que ahora necesitan insumos para su tratamiento. En las redes sociales, hicieron un “llamado a la solidaridad” para juntar de manera urgente gasas, vendas, alcohol, Pervinox, crema Platsul, medias blancas, cinta adhesiva hipoalergénica y jabón blanco.

Pablo Bragale, amigo de Luisito, dio detalles de los problemas de salud que atraviesa el exparticipante de Cuestión de peso

Pablo Bragale, uno de los allegados a Zerda, aseguró que “está al borde de la muerte”. “Se le han reventado cuatro venas y tiene hemorragias”, explicó en su cuenta de Instagram, donde expresó: “Por favor ayúdennos”.

Semanas atrás, Luisito había dedicado un posteo a contar detalles del mal momento que atraviesa. “En mi situación es muy difícil conseguir cualquier cosa”, escribió el joven, que necesita una cirugía bariátrica. “Sus cariños me hacen bien. Me dan ganas de seguir. Espero que alguna institución se haga cargo, yo quiero una internación, porque mi caso es muy difícil. Tengo miedo de acostarme y mañana no poder levantarme de la cama”, agregó el exparticipante de Cuestión de peso, que reside en la localidad santafesina de Las Parejas.

Luis Zerda rogó por asistencia en sus redes sociales: “Creo que pedir ayuda no es malo”

En 2019, el programa Pamela a la tarde (América) difundió un video con su dramático testimonio. “De la cocina a la cama y de la cama a la cocina”, fue la frase que usó Zerda para describir cómo se encontraba en aquel entonces: sin trabajo, viviendo con su madre y batallando contra la obesidad y la depresión. En las imágenes, relató: “Me estoy muriendo en vida. Estoy pesando 250 kilos. Quiero poder tener un tratamiento, que me vea algún médico. No tengo los recursos ni las herramientas”. “En dos o tres meses terminaré siendo el futuro Max”, agregó Luisito en el video, aludiendo a Maximiliano Oliva, el ganador de la primera edición del programa que murió a los 34 años en julio de ese año.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *