El eterno retorno de “El lago de los cisnes”



El Ballet del Teatro Colón, que dirige Paloma Herrera, cierra su temporada con la reina indiscutida del ballet académico: El lago de los cisnes, en una versión del coreógrafo Mario Galizzi, que fue además director del Ballet del Teatro Colón, del Teatro Argentino de La Plata y del Ballet Nacional de México entre otras muchas responsabilidades artísticas .

En realidad, corresponde corregir el término “coreógrafo”: si bien es coreógrafo la persona que pone en escena una obra de danza, Galizzi prefiere definirse como “repositor”, porque su especialidad es recrear ballets del repertorio del siglo XIX. No bajo sus formas originales -una tarea imposible: son obras que fueron transmitiéndose en buena medida sin documentación escrita- pero sí intentando respetar las ideas (cito palabras de Galizzi) “de esos grandes creadores que marcaron un hito en la historia de la danza”. También afirma que hay pocos ballets clásicos que tenga sentido reponer hoy: “son muy largos, pertenecen a otra época. Podría contar sólo siete u ocho ballets que hay que seguir haciendo: El lago de los cisnes, La bella durmiente y Cascanueces -las tres producciones de Petipa e Ivanov sobre música de Tchaikovsky-; Giselle, Don Quijote y La bayadera”, y agregaría Raymonda”.

Aquí es preciso hablar de “versión”, es decir de las decisiones que toma el repositor respecto de la extensión que va a darle al ballet, qué elementos quizás novedosos introduce, qué peso relativo le da a los personajes o cómo desarrolla determinadas escenas. El lago de los cisnes, el ballet más popular de la historia y cuyo nombre resulta familiar aun entre quienes jamás lo vieron, fue estrenado en 1895 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo. Había sido creado por el coreógrafo franco-ruso Marius Petipa y su asistente Lev Ivanov sobre una partitura de Piotr Ilitch Tchaikovski, que había muerto dos años antes.

Mirá también

Desde el principio mismo. El lago de los cisnes gozó de un éxito descomunal, debido seguramente al encuentro entre la inspirada música de Tchaikovski, el genio poético de Lev Ivanov y el dominio de la espectacularidad escénica que caracterizaba a Petipa, que por otra parte había invitado para el rol protagónico a la bailarina italiana Pierina Legnani, cuyas proezas técnicas, dicen, eran tan fabulosas para la época que dejaban al público pasmado.

Macarena Giménez y Juan Pablo Ledo, otra de las parejas que protagonizarán la nueva puesta de “El lago de los cisnes”. Foto: Máximo Parpagnoli/TC

El argumento es relativamente sencillo: el príncipe Sigfrido recibe como regalo de cumpleaños una ballesta con la que sale a cazar; descubre cerca de un lago una bandada de cisnes, en realidad princesas hechizadas por el mago Von Rothbart y que recobran su forma humana durante la noche. Sigfrido jura su amor a Odette –el Cisne Blanco- lo que la hará volver definitivamente a ser mujer. Pero von Rothbart le presenta a su propia hija Odile, el Cisne Negro e idéntica a Odette, para confundirlo. Con el juramento quebrado y el desencuentro entre los amantes, el final es trágico aunque con la esperanza de un reencuentro en el más allá.

Gerardo Wyss y Ayelén Sánchez, una de las parejas protagónicas de “El lago de los cisnes”. Foto: Máximo Parpagnoli/TC

Galizzi llevó a la escena del Colón su versión de El lago de los cisnes en 2017 y aunque en líneas generales no modificó las características originales, decidió unir el primer acto con el segundo y el tercero con el cuarto, porque lo consideró dramáticamente más efectivo. En esta nueva reposición introdujo algunos pequeños detalles: una variación del primer acto en la que Sigfrido baila con dos de sus amigas “para –dice- no tenerlo todo el tiempo sentado en su fiesta de cumpleaños; y en el cuarto acto agregué cuatro pequeños cisnes negros entre la bandada de cisnes blancos, lo que hace un efecto muy bonito”.

Los roles de Odile/Odette y del príncipe Sigfrido serán interpretados por cuatro parejas diferentes del Ballet del Colón.

Dónde y cuándo

El lago de los cisnes se estrena el martes 17 a las 20, en el Teatro Colón, Libertad 621. Habrá funciones hasta el 29 de diciembre.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1