El desesperado pedido de ayuda del ex guitarrista de La Torre: “Sepa usted que me estoy muriendo”



Gady Pampillón, ex guitarrista de La Torre, tuvo una inflamación en un ganglio, quiso hacerse estudios y le dijeron que los resultados sobre un posible tumor eran negativos. Se fue a festejar pero, al parecer, los estudios del servicio público no fueron del todo certeros y en una clínica porteña le diagnosticaron metástasis maligna. A partir de esto, Pampillón decidió hacer un desesperado pedido de auxilio en sus redes sociales.

Mientras festejaba el resultado de la biopsia negativa (…) sin saberlo, estaba alimentando mi tumor otro año más.. Tiempo valioso perdido e irrecuperable”, señaló en su Facebook.

Ante esta situación, colegas y amigos del músico, de 58 años, empezaron a organizar sorteos y eventuales shows para colaborar con el costo del tratamiento.

Guitar hero de la escena local, rockero y blusero, integró la banda Alakrán y luego se sumó, en la década del ’80, a La Torre, la banda de liderada por Patricia Sosa, una de las más populares duante la “primavera democrática”. Allí tocó durante cinco años.

A mis queridos Amigos.. a mi Gente.. quisiera contarles lo que me sucede, por éstos días.. Mis tratamientos de quimioterapia, han fracasado, lamentablemente.. los síntomas negativos de mi enfermedad, han vuelto a… https://t.co/GfFogYMsMh

— Gady Pampillon (@gadypampillon) March 8, 2020

En los ’90 su imagen se diluyó un poco con dos bandas de poca repercusión como Tarzen y Gasolina. Querido y respetado por el ambiente de la música, en los últimos tiempos armó un grupo llamado La 4×4.

En su cuenta de Facebook, habló con el corazón en la mano. A mis queridos Amigos.. a mi gente.. quisiera contarles lo que me sucede, por éstos días. Mis tratamientos de quimioterapia han fracasado, lamentablemente. Los síntomas negativos de mi enfermedad, han vuelto a aparecer, y mi estado de salud ha empeorado considerablemente y empeorará aún más, si la burocracia del Estado me sigue negando la droga nueva que estoy necesitando”, escribió como parte de un triste descargo.

Mirá también

Allí mismo especificó: “La misma es el Pembrolizumab 200 mg EV, y vale $320.000 la aplicación. Hace 15 días que me vienen dando vueltas y sinceramente siento que mi cuerpo no tiene ni tiempo ni fuerzas para dar más vueltas. Gracias, que tengo grandes amigos que me están haciendo la segunda, ocupándose, escribiendo, insistiendo, y rogando a los distintos estamentos, que son los que deberían agilizar la gestión, para que ése bendito medicamento llegue felizmente a mis manos, y así, poder alentar una mejora, y hasta quizás, una cura a mi mal, que parece insistentemente perverso”. 

“Sin esos Amigos -continuó de manera desgarradora- no sé si estaría todavía aquí. Pero, el amor no siempre gana y, en el país de la desidia y la incapacidad, hay que seguir rogando. Ojalá nos escuchen, así podré seguir estando entre ustedes. Los que quiero, haciendo lo que amo. Yo me quiero quedar acá, tocando, cantando, amando y viviendo. Señora burocracia, atiéndame por favor. Sepa usted que me estoy muriendo”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *