El cumpleaños del “secretario” de Antonio Jaime Stiuso juntó a jueces, operadores, funcionarios y empresarios



El cumpleaños de Lucas Nejamkis, que hoy actúa como una suerte de secretario privado de Antonio Jaime Stiuso [el exdirector de operaciones de la SIDE, todopoderoso en tiempos de Néstor Kirchner] reunió a invitados de lo más diversos.

Tal como reveló Carlos Pagni en su programa Odisea Argentina, emitido este lunes por LN+, la celebración juntó, además de a algunos amigos de Nejamkis, a jueces federales y camaristas, operadores, funcionarios del actual Gobierno, empresarios y “valijeros· de toda clase y color, que fueron, más que a soplar las velitas a Nejamkis, a rendirle pleitesía al propio Stiuso.

Estaban, entre ellos, los jueces federales Ariel Lijo y Marcelo Martínez de Giorgi; los camaristas Mariano Borinsky y Mariano Llorens; y los hermanos Ignacio y Juan Bautista Mahiques (el primero fiscal federal que tramitó la causa de obra pública contra Cristina Kirchner; el segundo exviceministro de Justicia de Mauricio Macri y actual Procurador de la Ciudad de Buenos Aires).

Vacunas por votos: el clientelismo de la pandemia. El editorial de Carlos Pagni.

También asistió el exasesor de Ricardo Echegaray, Guillermo Mitchell, que hoy aconseja a Sergio Massa en Diputados, y sirve de nexo entre el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, Nejamkis y Stiuso, para operaciones que se realizan, sobre todo, en el sector de la Salud.

Pagni narró que en las mesas se vio también a Jorge Brito (h), del Banco Macro, y a Alejandro Olmos, del grupo Crónica, ligado a la UOM y aspirante a quedarse con Telefónica del Uruguay y de la Argentina. Asistió también Julián Leunda, mano derecha de Fabián de Souza, del grupo Indalo, y ahora asesor íntimo de Alberto Fernández. Otro allegado al Presidente que celebró a Nejamkis y a Stiuso fue Adrián Kochen, opaco operador de Hugo Sigman, Juan Manzur, los Eskenazi y Tabacalera Sarandí.

Entre los comensales estaba también Guillermo Coppola, otro colaborador de Stiuso.

Esta escena se dio el miércoles pasado en el restaurante del reconocido hotel Four Seasons, ubicado en el barrio porteño de Retiro, cuyo nombre, vaya paradoja, es “Nuestro Secreto”.

“Si se mirara con atención a los más de 40 invitados que había allí, se podría reconstruir el caso Ciccone, en el que Stiuso tuvo mucho que ver”, dijo el periodista.

Además, comentó que Brito hijo “debió haberse llevado un disgusto al ver al juez Lijo”, porque fue quien procesó a su padre en esa causa.

Pagni consignó también que, en una de las mesas, se comentó que ya es un hecho que María Eugenia Vidal competiría como diputada en la Ciudad de Buenos Aires. Sólo habría un problema: allegados a Vidal piden el área de Seguridad y Justicia, hoy en manos de Marcelo D’Alessandro, para Gustavo Ferrari. Sería un pase entre dos subordinados de Daniel Angelici. Diego Santilli resiste ese cambio. Santilli sería candidato a diputado en la provincia, tal vez con Elisa Carrió. Pagni se preguntó qué efectos tendrá esto sobre Jorge Macri, quien resiste el desembarco del porteño Santilli en la provincia.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *