El coronavirus ataca Hollywood: las pérdidas millonarias que provoca el miedo



Parecía algo menor, pasajero, de película apocalíptica, pero está trayendo más complicaciones de lo esperado. El coronavirus no sólo afecta al sistema de salud: las economías se ven resentidas y la industria cinematográfica y televisiva no son la excepción.

El miedo a la pandemia está “infectando” a Hollywood. Sus consecuencias se notan ya en la industria del entretenimiento, donde se han paralizado rodajes. El atraso en un estreno tan importante como Mulán en China es uno de los ejemplos.

Según publica The Hollywood Reporter, en 2019 se obtuvieron más 31.000 millones de dólares de taquilla a nivel mundial. El panorama no será tan beneficioso ahora. Los analistas calculan que la recaudación caerá drásticamente y que “ya se habrían perdido 5.000 millones”.

Una escena de “Mission: Impossible-Fallout,” el sexto filme. La producción de la séptima canceló el rodaje en Venecia.

La causa principal de esta pérdida parece ser el cierre de las salas de cine en las zonas afectadas, especialmente en China. Allí -el segundo mercado de películas más grande del mundo- más de 70.000 salas de cine tuvieron que cerrar sus puertas desde que comenzó el brote.

Los grandes títulos cinematográficos que sufrieron un cambio de planes: la séptima entrega de Misión Imposible tuvo que cancelar su rodaje en Venecia. Y MGM tuvo que atrasar el estreno en China de Sin tiempo para morir, próxima película de James Bond, que llegará en noviembre de 2020. Los fundadores de dos de los clubes de fans más populares de Bond publicaron una carta abierta a los productores: pedían que se retrasara la salida al mercado de la historia protagonizada por Daniel Craig. “Es momento de poner la salud pública por delante de las agendas del marketing”.

​Por otro lado, el encuentro cinematográfico CinemaCon (previsto para fines de marzo) está tambaleando… Los pronosticadores más pesimistas también hablan del Festival de Cannes (mayo) en la cuerda floja… La frase más pronunciada estos días en los sets de filmación y en los comité de organización de eventos de espectáculos es “estamos a la espera”. Nadie hace planes con demasiada convicción. Eso sí, todo lo malo tiene su cara buena: los servicios de streaming crecen en espectadores ante la cuarentena de millones.

Las oficinas de Metro Goldwyn Mayer. (AP).

​”Nunca he visto algo así donde tantas películas se vean afectadas a la vez”, comentó Jeff Bock, analista de la firma especializada Exhibitor Relations. “Hay incidentes aislados o tragedias que suceden, que pueden afectar a una determinada película. Pero esto realmente infecta a toda la industria de arriba abajo”.

Del mismo modo, compradores masivos como Netflix, Amazon y Apple se retiraron del festival SXSW en Texas, un importante mercado de películas.

¿Qué ocurre fuera de los Estados Unidos? En España, según ABC, la taquilla de los últimos dos fines de semana computados hasta hace unas horas se redujo en un millón de euros respecto a las semanas anteriores. Claro que si se compara con fines de semana de febrero de 2019, no hay caída.

Por el lado de Italia, se estima que casi la mitad de los cines tuvieron que cerrar para frenar la propagación del virus. El gran asunto es que si las puertas de las salas no se cierran, los propios espectadores intentan evitar pasar por una. Según ABC, en Corea del Sur los cines permanecen abiertos pero “la asistencia bajó un 80% desde 2019 y la situación es bastante similar en Oriente Medio, Japón y Reino Unido”.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *