El auge de las telenovelas vintage: los clásicos que vuelven

La tendencia a reciclar y volver a usar parece haber alcanzado también el mundo de las telenovelas. El género, que tuvo su auge latinoamericano en las décadas de 1960 a 1990, ahora está copado por las producciones turcas. Sin embargo, varias de las historias que fueron éxitos masivos por entonces, ahora regresan, con versiones, supuestamente, renovadas.

La más reciente es Los ricos también lloran, producida por W Studios para TelevisaUnivision, estrenada este lunes 21 de febrero el canal de Las Estrellas.

La primera versión, de 1979, consagró a su protagonista, Verónica Castro. Aquella trama creada por Inés Rodena, fue adaptada ahora por Rosa Salazar Arenas y la argentina Esther Feldman (guionista de Los exitosos Pells, Botineras y Sandro de América, entre otras).

Éxitos que se suman

El regreso de esta telenovela, que marcó una época, cuarenta años después, se suma a un fenómeno que parece cada vez más grande: el del revival de los culebrones. A la mexicana Los ricos...se sumaron a otros dos exitazos de varias décadas atrás, las colombianas Café con aroma de mujer y Pasión de gavilanes, que aterrizaron en Netflix.

Los ricos también lloran. La telenovela de 1979 fue el gran despegue de Verónica Castro.

Los ricos también lloran. La telenovela de 1979 fue el gran despegue de Verónica Castro.

En estas historias, fiel al género, la trama melodramática es la misma de entonces. En Los ricos también lloran, Mariana, joven humilde, desamparada y solitaria, por giros del destino llega a la casa de los Salvatierra, una de las familias más ricas de México. Don Alberto, el patriarca, es un poderoso y millonario empresario que se apiada de Mariana y le abre las puertas de su casa.

Mariana Villarreal, quien en la primera versión fue interpretada por Verónica Castro, ahora tiene como protagonista a su joven colega mexicana, Claudia Martín.

Lo que sucede a partir de la llegada de Mariana a la mansión Salvatierra está dentro de los cánones del culebrón. La chica pobre conoce a uno de los hijos del poderoso clan, Luis Alberto (entonces encarnado por Rogelio Guerra y hoy, por el argentino radicado en México, Sebastián Rulli), y se enamoran.

Los ricos también lloran. La protagonista de la nueva versión es Claudia Martín.

Los ricos también lloran. La protagonista de la nueva versión es Claudia Martín.

Pero, como corresponde a las reglas del melodrama, las diferencias sociales son el gran obstáculo para llevar adelante la historia de amor entre la chica pobre y el chico rico (millonario) aunque, como bien dice el título, los unirán las mismas tragedias humanas.

Aunque ya hubo varias remakes de la historia, con otros nombres y en distintos países, esta adaptación es la que más se parece a la original. Por eso, la protagonista tiene un parecido físico a la Verónica Castro de hace décadas.

Esto implica un desafío extra para Claudia Martín que, cuando se estrenó la primera versión no había nacido, ya que no sólo tendrá que ajustar a estos tiempos a la heroína (pasaron cuatro décadas en el medio), sino que tendrá que soportar las inevitables comparaciones con el personaje que su antecesora transformó en icónico.

Café con aroma de mujer, la telenovela de 1994, reversionada, se sumó a Netflix.

Café con aroma de mujer, la telenovela de 1994, reversionada, se sumó a Netflix.

En Netflix también lo hacen

Por otra parte, Netflix  subió a su plataforma otros dos clásicos del género, reversionados. Uno es Café con aroma de mujer, producida en Colombia en 1994, ahora es mexicana y la empresa cafetera de la trama anterior, ahora se dedica a fabricar tequila

La pareja protagónica principal, que interpretaban Margarita Rosa de Francisco, y Guy Ecker, como la Gaviota y Sebastián, fue reemplazada por Laura Lodoño y William Levy. El eje de la historia de amor, no cambió demasiado: la chica trabajadora en la empresa y el joven millonario dueño de la misma.

En este caso, el carácter para nada sumiso de Gaviota está más potenciado aún como para adecuarse a esta época de empoderamiento femenino.

La otra que se sumó a la plataforma este mes es la historia de amor y odio entre los hermanos Reyes y las hermanas Elizondo que hizo triunfar a Pasión de gavilanes, en 2003. En este caso no se trata de una nueva versión, sino de una segunda parte, ambientada veinte años después. La telenovela, actualmente, es una de las más vistas de la plataforma de streaming.

Pasión de gavilanes, una nueva temporada de la exitosa telenovela, llegó a Netflix, a 20 años de la primera.

Pasión de gavilanes, una nueva temporada de la exitosa telenovela, llegó a Netflix, a 20 años de la primera.

De los personajes interpretados hace dos décadas por Danna García, Mario Cimarro, Paola Rey, Juan Alfonso Baptista, Natasha Klauss y Michel Brown, ahora volvieron todos, excepto el de Brown.

Los hermanos Juan, Óscar y Franco Reyes, y las hermanas Elizondo, Norma, Jimena y Sarita, en una vuelta de rosca del guión, ahora enfrentan situaciones relacionadas con sus hijos. Para eso, se suman Bernardo Flores, Sebastián Osorio y Juan Manuel Restrepo como los hijos de Juan y Norma.

Y también Yare Santana y Jerónimo Cantillo, como los hijos de Franco y Sarita, entre otros, representando a una nueva generación de “gavilanes”.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *