el “adiós” a La Academia, su debut como actriz y volver a cantar

Era cuestión de tiempo nomás. Era inevitable que la faceta de cantante y compositora se juntara con su flamante vertiente como actriz. Ya los fans se habían dado cuenta, porque últimamente asoman algunos versos de una canción inédita en las escenas que Ángela Leiva comparte con Gonzalo Heredia en la exitosa ficción de ElTrece La 1-5/18.

Se trata del tema Amor prohibido, que será una de las novedades especiales en su recital del viernes 3 de diciembre en el Teatro Opera. “La vamos a cantar -cuenta con entusiasmo- por primera vez en vivo. Nunca antes se escuchó entera”.

Angela recuerda que un día se levantó pensando que tenía que componer una canción para Gina, su personaje. Llamó a su productor, le contó la idea y comenzó a escribirla como si fuera una canción de Gina para Bruno, su “amor prohibido”, justamente.

A los escenarios, con un estreno: la cantante hará "Amor prohibido", el tema que grabó para "La 1-5/18". Foto Martín Bonetto

A los escenarios, con un estreno: la cantante hará “Amor prohibido”, el tema que grabó para “La 1-5/18”. Foto Martín Bonetto

Volver a la avenida Corrientes

Tocar en calle Corrientes no es nuevo para ella, ya que anteriormente cantó en el Gran Rex, el Metropolitan y también el Opera, pero este show será muy especial y lo viene preparando con mucha dedicación. “La puesta será totalmente renovada, con sorpresas, música que nunca escucharon, sonidos nuevos e invitados,” asegura.

“Soy fanática de los shows en teatros -agrega- porque tengo la suerte de tener un público muy familiar y esos son los lugares donde puede ir toda la familia completa a verme. Es algo totalmente ameno y uno se puede explayar y charlar con la gente. Además, los shows en boliches son más cortos y hay que armarlos para que la gente esté todo el tiempo arriba. Así que se viene algo muy lindo”.

Sin dudas que este fue un año agitado para Angela Leiva, porque arrancó participando de La Academia 2021 de ShowMatch al mismo tiempo que la tira La 1-5/18. Y encima volvió a salir de gira y hacer shows a medida que se fueron flexibilizando los protocolos de la pandemia.

En simultáneo, Leiva encaró La Academia, La 1-5/17 y el regreso a los shows. Foto Martín Bonetto

En simultáneo, Leiva encaró La Academia, La 1-5/17 y el regreso a los shows. Foto Martín Bonetto

-Cuando el año pasado hacías el Cantando, ¿ya sabías que se venía la nueva ficción de Polka?

-No. Primero arranqué el Cantando y en noviembre del año pasado llegó el llamado de Polka. Así fue como de pronto me encontré haciendo casting para un proyecto y después me dijeron que les gustó y que querían tenerme en la novela. Era una participación especial. Yo nunca había estudiado actuación, salvo un par de clases en un taller muy pequeño en el colegio, y siempre fui muy tímida.

-Pero tenés práctica por el escenario y los videos de tus canciones.

-Sí. Creo que en otra época de mi vida no hubiese estado preparada, pero entiendo que después de 12 años de escenario el artista se pone cada vez más caradura. Aparte, siempre me caractericé por ser una cantante bastante interpretativa. Arriba del escenario soy del estilo de Pimpinela y Valeria Lynch, bastante dramática, y eso me ayuda cuando se prende la cámara y tengo que interpretar un texto.

El homenaje de Ángela Leiva a Gilda, en ShowMatch. Foto LaFlia/Jorge Luengo.

El homenaje de Ángela Leiva a Gilda, en ShowMatch. Foto LaFlia/Jorge Luengo.

De la cantante a la actriz

-¿Estás contenta con el resultado?

-Sí. Estoy muy contenta y tengo muy buenas críticas. Le gustó mucho a Adrián Suar, que es lo más importante porque es el productor. Obviamente me encanta que al público también le guste, pero en este caso donde no es mi área, saber que le gusté a la producción me reafirma que voy por buen camino. Y el público se enganchó y me dicen que soy buena como actriz. Es muy loco todo y me pone muy feliz.

-¿Cómo era el personaje cuando te lo contaron?

-Sabía que iba a ser la hermana de Bruno, el personaje de Gonzalo Heredia, que al principio lo iba hacer Lamothe, un detalle que no todos saben. Ella se iba a enamorar de su “no-hermano” y no pensamos que iba a tener tanta participación, pero desde el primer mes de rodaje me encontré grabando todos los días más de seis horas.

-O sea que primero gustó internamente, antes del estreno y la buena respuesta del público.

-Totalmente, porque se grabó mucho y llevamos unos 70 capítulos adelantados. A la gente le gusta mucho la historia de mi personaje, que es una mujer empoderada que es resiliente de situaciones muy “heavy” de su vida, entre ellas un intento de violación y que estuvo presa. Como intérprete, eso me enriqueció muchísimo y me interesó mucho desde el lugar de mujer. Me encanta la historia.

Cuando el cuerpo dice basta

-¿Cómo fue arrancar con eso al mismo tiempo que bailabas en La Academia?

-¡Fue tremendo! Las propuestas de Polka y de La Academia llegaron a la vez, el año pasado, antes de terminar el Cantando. De hecho llegó antes la novela porque había hecho el casting antes, o sea que yo ya sabía que iba a hacer algo de ficción y era lógico que hubiera alguna continuación del Cantando.

Encarar varios proyectos en simultáneo tuvo un costo que Leiva con el cansancio. Foto Martín Bonetto

Encarar varios proyectos en simultáneo tuvo un costo que Leiva con el cansancio. Foto Martín Bonetto

Tomé la decisión de hacer las dos cosas a la vez y, obviamente, avisé a ambas partes cuando firmé los contratos. Fueron cuatro meses durante los cuales hice las dos cosas, y los equipos de producción se ponían de acuerdo para los programas en vivo y las grabaciones. Rendía para las dos cosas, pero lo que no rendía era mi cuerpo. Llegó un momento en el último mes en que era un suplicio.

-¿Por cansancio o porque no lo disfrutabas?

El no disfrute. El cansancio también, pero sobre todo en el tema del disfrute. Soy una mina que desde muy chica está acostumbrada a trabajar en lo que le gusta. Entonces, para mí el trabajo es disfrute; no hay otra vuelta. Y cuando no disfrutaba era un problema para mí. Lo que menos disfrutaba era La Academia, porque me planteé qué quiero ser y tenía más ganas de ser actriz que bailarina.

Lo de bailarina fue un desafío muy copado pero algo momentáneo. Estoy agradecidísima que me hayan convocado, pero yo quería formarme como actriz y sabía que La 1 era una escuela muy grande; un curso acelerado de actuación. ¡Encima, compartiendo elenco con artistazos super mega-reconocidos!

Su rol en la "1-5/18" le permitió a Ángela Leiva compartir el set con actores reconocidos que se hicieron fuente de consulta.

Su rol en la “1-5/18” le permitió a Ángela Leiva compartir el set con actores reconocidos que se hicieron fuente de consulta.

De espectadora a protagonista

-¿Cómo te llevás con ellos? ¿Te aconsejan, los consultás?

-Sí. Son muy generosos todos y eso me ayudó mucho y se agradece. Tengo muchas escenas con Gonzalo Heredia, que es un compañero de primera, una gran persona.

Me guió y enseñó mucho porque ha hecho muchas tiras diarias hace muchos años, lo que le dio un oficio impresionante. También he tenido charlas con Leonor Manso, Roly Serrano, Leticia Brédice y ni hablar de Agustina Cherri. Es un elenco muy lindo.

-¿Al principio estabas intimidada por ellos? Es toda gente que conocías como televidente.

-¡Total! Uno se pone en ese modo automático de decir: “No quiero ser cholula”. Ser respetuosa pero no cholula. Al principio traté que fuera lo más natural posible, pero después entrás en confianza y les vas contando que los veías en la tele. Lo tomé como un trabajo y una responsabilidad muy grande para mí, sobre todo enfocarme porque era un desafío y lo tenía que hacer bien.

Obsesiva y consciente, Leiva dice que es muy responsable con su trabajo. Foto Martín Bonetto

Obsesiva y consciente, Leiva dice que es muy responsable con su trabajo. Foto Martín Bonetto

-¿Sos obsesiva con el trabajo?

-Sí. Soy bastante “obse”. Soy una mina muy responsable y sobre todo entiendo mis límites. Si voy a hacer el ridículo, no lo hago. En ese sentido soy bastante consciente, y como sabía que lo podía hacer bien, me enfoqué mucho.

Eso también me perjudicaba a la hora de hacer las dos cosas a la vez, porque a veces llegaba al estudio a la mañana, no sabía qué tenía que hacer y quizás tenía que grabar diez escenas con mucho texto. Eso no está bueno porque es un laburo en equipo. Y me pasaba lo mismo en La Academia: estaba cansada y no rendía. Dormía tres horas diarias y era una tarea muy física.

Decir adiós es crecer​

-¿Cómo fue contar que te ibas de La Academia?

-Por suerte me tocó un equipazo de primera y tanto Jony Lazarte como la Cata son dos compañeros hermosos y los tengo de amigos hasta el día de hoy. Un día les dije que tenía que tomar una decisión. Estaban por empezar las giras de recitales, y jamás iba a poder hacer tres cosas en simultáneo, así que tenía que elegir. Y que no estaba en mis planes abandonar mi rol de cantante, porque amo cantar.

Ángela Leiva le anticipó su renuncia a "La Academia" a  Jony Lazarte y su equipo y asegura que ellos la entendieron. Foto LaFlia/ Jorge Luengo.

Ángela Leiva le anticipó su renuncia a “La Academia” a Jony Lazarte y su equipo y asegura que ellos la entendieron. Foto LaFlia/ Jorge Luengo.

-¿Todos lo entendieron, o hubo reproches?

-¡Ay, bueno, qué sé yo! (risas) Tomar decisiones es crecer, y a nivel profesional eso a veces molesta al otro y no todo el mundo lo entiende. Mi equipo lo supo antes que la producción y me bancó desde el minuto cero, pero también se armó toda una novela paralela a La 1, porque otros se molestaron y hablaron mal de la situación. Son las reglas del juego.

-La moraleja de este último año es: “No pidas un deseo porque se puede cumplir”.

-Sí, va por ahí! (risas) La verdad es que durante todo este año pandémico se cumplieron muchos deseos que manifesté. También tiene que ver con un bienestar mío como persona. Yo soy partidaria de que cuando uno está bien, las cosas se dan. Emanás lo que querés y ahí es cuando las cosas se desarrollan y se cumplen. Me pasó en Cantando, me pasó en La Academia y también en La 1.

De la inactividad a Luis Miguel

-¿El año pasado paraste muchos meses?

-Fue tremendo. Yo me siento privilegiada, porque me guardé todo marzo-abril y luego arranqué el Cantando. Zafé, pero tengo amigos y colegas cantantes que han tenido que guardarse en casa durante ocho meses sin laburar y sin hacer lo que nos gusta.

-¿Cómo salió la idea de grabar los temas de Luis Miguel que lanzaste el mes pasado?

-Fue para coincidir con el estreno de la temporada 3 de la serie de Luis Miguel. Elegí canciones que me gustaban y que sentía que tenía que cantar. Amo a Luis Miguel y me hice fan de la serie. Durante toda la primera temporada hacíamos juntada con mis amigos para verla. Preparábamos una comida y la previa viendo shows suyos, luego arrancaba el capítulo y terminábamos con un karaoke. ¡Gran plan!

-¿No extrañás tener tiempo libre para hacer algo así o tomarte unos días de vacaciones?

-Estoy soñando con tomarme unas vacaciones porque vengo a full desde mayo del año pasado. Acá, en Polka, vamos a grabar hasta el 15 de enero, así que me voy a tomar unos días entre semanas, porque ahora viene la temporada fuerte de shows y festivales durante el verano. No sufro cantar ni sufro las giras. Para mí es como un viaje de egresados y me pone feliz volver a hacerlo.

Ángela Leiva canta el próximo 3 de diciembre a las 20.30 en el Teatro Ópera Orbis Seguros, Avenida Corrientes 860. Entradas desde $1905, por Ticketek.

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *