El abogado de la psiquiatra de Maradona cuestionó el informe de la junta médica: “Es una barbaridad”


Esta semana se dio a conocer el informe de la junta médica sobre la muerte de Diego Maradona, donde los peritos oficiales indicaron que el cuidado de la salud del astro fue “temerario e inadecuado”. En respuesta, el abogado de la psiquiatra Agustina Cosachov, Vadim Mischanchuk, sostuvo que “ella participó de las maniobras de reanimación” y que muchas de las versiones que circulan “forman parte del juicio mediático”.

Invitado en el programa TV Nostra (América), el letrado dio detalles de la causa y aseveró que “el dolo está descartado”. La panelista Marina Calabró le mostró el informe y lo interrogó sobre el accionar de la psiquiatra el día de la muerte del Diez en su casa de Tigre. “En el expediente no hay pruebas de que mi clienta se haya quedado parada al lado de la cama. De hecho, las declaraciones testimoniales dicen que ella participó de las maniobras de reanimación y después se hicieron cargo otros médicos, que fueron los que llegaron en la ambulancia. Hay muchas cosas que están instaladas y que no están en el expediente”, indicó Mischanchuk, y sostuvo que el informe “es un borrador”, por lo que resta observar si va a ser firmado de conformidad por los peritos.

El viernes pasado, el documento fue remitido a los especialistas convocados por las partes que participan de la junta médica para que firmen en conformidad o disidencia y hagan sus fundamentaciones. “Ese informe que circula en los medios, que vamos a ver si el lunes todos los peritos que figuran ahí lo firman de conformidad en disidencia, es una barbaridad y va a dar lugar a una investigación penal, seguramente, porque acá hay violación del secreto profesional. Se está metiendo presión. Alguien lo instaló para que muchos de los que figuran ahí sientan el peso social de tener que firmarlo y no tener que enfrentarse a un colega”, afirmó el letrado.

Habló el abogado de Agustina Cosachov: “Ella participó de las maniobras de reanimación”

En tanto, la periodista Ángela Lerena indagó por el certificado en el que Cosachov manifestó que Maradona estaba lúcido y respondía, cuando no hay ninguna prueba de que ella lo haya visitado, ya que en las imágenes de las cámaras no figura que haya entrado al barrio en el que vivía el futbolista. La panelista quiso saber si era una preocupación para la defendida: “No, para nada. Además, no tiene nada que ver con la muerte. Son dos investigaciones por separado, son dos delitos distintos: por un lado se investiga un homicidio culposo y, por el otro, la falsedad ideológica de un documento”, precisó.

“Esa constancia, que no reúne los requisitos legales para ser un certificado, dice que el paciente está ‘vigil’. Lo contrario de ‘vigil’ es ‘dormido’; ‘ubicado en tiempo y espacio’, que también estaba. Eso se certifica. No habla de buena salud, ni de nada”, extendió el abogado sobre la diferencia de los términos legales. Según advirtió, la constancia estaba en la casa de Cosachov: “La secuestraron los fiscales el día del allanamiento, lo que quiere decir que no la usó, no se presentó en ningún lado. Ahora está reservada en una caja fuerte de la fiscalía, bajo siete llaves, a pedido mío”.

Por otro lado, Mischanchuk ahondó sobre la relación entre la médica y el ídolo deportivo, como también sobre la medicación que le suministraban: “Ella se quedó seis meses y logró que el paciente la aceptara. Mantuvieron un vínculo que perduró y el paciente tuvo apego al tratamiento: en los estudios toxicológicos se pudieron observar restos de los fármacos que la doctora Cosachov le indicó. Era medicación que ya venía tomando en la clínica Olivos y nadie la cuestionó: no estaba contraindicada”, aclaró, e insistió en que lo que se dice “en el papel no se refleja en las reuniones de la junta”.

“El actuar del equipo de salud que atendía a Diego Armando Maradona fue inadecuado, deficiente y temerario. Fue abandonado a su suerte”. Las afirmaciones corresponden a los peritos oficiales convocados por la Fiscalía General de San Isidro para analizar si la muerte del astro del fútbol se pudo haber evitado.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *