dos rarezas bien recibidas, 070 Shake y A Day To Remember

Una de las grandes virtudes de un festival de la dimensión del Lollapalooza es que realmente hay shows para todos los gustos. Cada uno elige su recorrido, grilla en mano, y arma su seguidilla de shows. Esta variedad también permite ver en vivo a figuras de culto que de otra manera difícilmente lleguen al país.

Es el caso de O70 Shake y A Day To Remember, que subieron a los escenarios Samsung y Alternative.

La latina (hija de dominicanos) Danielle Balbuena, conocida como 070 Shake, asomó al escenario Alternative con cierta timidez y algo de retraso.  La sensación se esfumó según comenzaron a sonar las pistas en las que arropó su voz, melancólica y rasposa.

De entrada propone un combo de sensaciones que genera interés: look gótico, acento latino y guiños de R&B oscuro, casi industrial.

El público al atardecer, ya con decenas de miles de fans. Foto: Martin Bonetto.

El público al atardecer, ya con decenas de miles de fans. Foto: Martin Bonetto.

Austeridad escénica

Luego de la monumental puesta en escena de Louta, quien finalizaba su show al comenzar el de 070 Shake, se hacía extraño detenerse ante un escenario prácticamente vacío, con la sola presencia de la cantante del colectivo 070.

Así, rozando el colmo de la austeridad escénica, Balbuena logra conectar y encender a un público que va poblando el espacio a medida que el show avanza.

Sus canciones no son precisamente originales pero logran su contenido: cuando hay que mantener la tensión (The Pines) lo hacen. Cuando la idea es bailar con ademanes ochentosos (por ejemplo en Guilty Conscious) el público baila como si tuviera calzas flúo y polainas.

En un castellano perfecto invita a sus fans a que se abracen en concordancia con el All You Need is Love que Louta entonó minutos antes.

Mientras las visuales mezclan imágenes de Kill Bill, misas gospel y su colega Kanye West (070 Shake produjo algunas de sus canciones), su máximo hit Honey cambia el clima y regala el primer pogo de la tarde.

Luego de estrenar Vibrations que formará parte de su nuevo disco, el show va culminando al tiempo que el Sol hace su debut en el festival.

A metros de allí y también con algo de retraso A Day To Remember tenía su oportunidad de llevar harina a su costal.

El panorama en el Hipódromo durante la primera tarde de Lollapalooza. Foto: Martin Bonetto.

El panorama en el Hipódromo durante la primera tarde de Lollapalooza. Foto: Martin Bonetto.

Un show sin bajo

Los estadounidenses de ADTR, con veinte años de carrera, salieron a por todas con su hit The Downfall of Us All.  Profesional y soberbia, la postura en escena no deja dudas aunque la música contiene una cualidad intrínseca extraña: al no tener bajo las frecuencias graves solo dependen del bombo e inevitablemente genera una pérdida de cohesión entre lo percusivo y lo armónico.

Dicho esto, es de agradecer que la propuesta sea algo más fiera que lo que sugieren los hits más stremeados.

Transitando las aguas peligrosamente desparejas del emo, el pop-punk, el mathcore y la pura y descarada intención de crear himnos de verano estadounidense, la banda seduce (y cautiva) a los suyos pero no logra retener a curiosos.

Si bien la propuesta se muestra forzada por las intencionalidades distantes que practica, hay que decir que la ejecución es impecable, tanto cuando intentan convertir al Lollapalooza en el mismísimo infierno o cuando quieren ser una simpática pandilla playera de serie de Disney.

Sin dudas este será un día para recordar para los dedicados fans que dejaron todo al frente del escenario, mientras que quienes hicieron el intento acercándose con curiosidad posiblemente no recuerden que día vieron a esta banda.

Mientras Wos es quien dicta el movimiento interno entre escenarios, la tarde-noche promete más emociones para los devotos de las guitarras -quienes cuentan con pocas alegrías en general en esta edición del festival- con la próxima actuación de la gran revelación del hardcore de Baltimore, Turnstile. Y el cierre pop con Miley Cyrus y el Rey Midas del momento, Bizarrap.

MFB

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *