Dónde ver The Social Dilemma con subtítulos en español por Internet



En un futuro no tan lejano las máquinas dominarán la Tierra. Tendrán tejido humano sobre estructuras metálicas y una inteligencia feroz. Los humanos reales lucharán contra ellas en un intento por evitar el final de la civilización. En resumen, ese es el argumento de la saga Terminator que muchos hemos visto en el cine o en la tele más de una vez.

Algunos piensan que Terminator es una historia distópica, aunque no ocurrirá tal como la imaginaron. Un documental sugiere que las máquinas no necesitarán de robots para dominarnos. Incluso, plantea que la Inteligencia Artificial, a través de las redes sociales, ya ha comenzado a tomar el control.

​Para entrar en la polémica, considerar a las redes de otra manera o, incluso, alejarse de ellas resulta imprescindible saber dónde ver The Social Dilemma con subtítulos en español por internet.

Escena del documental mostrando la red manía de los usuarios.

Dónde ver online El Dilema de las Redes Sociales

El festival Sundance, de cine independiente, fue el lugar elegido por Jeff Orlowski para estrenar The Social Dilemma, en febrero pasado. No es la primera incursión del director en el género: Chasing Ice (2012) y Chasing Coral (2017) son sus documentales anteriores, enfocados en el cambio climático y aplaudidos por la crítica. Esta vez, se asoció con los guionistas Vickie Curtis y Davis Coombe para darle forma a un duro alegato contra las redes sociales.

Orlowski basa su película en el testimonio de “arrepentidos” de Silicon Valley. Son exempleados de Facebook, Twitter y Google los que revelan, con crudeza, el “lado oscuro” de las redes sociales. Desde septiembre, el documental está disponible en Netflix, en castellano (titulado El Dilema de las Redes Sociales) y con subtítulos en inglés. En su primer mes de emisión llegó al top ten de Flixpatrol, que mide la audiencia de las principales plataformas de streaming.

Ficha técnica

THE SOCIAL DILEMMA. (2020). Estados Unidos. Documental. Dirección: Jeff Orlowski. Guión: Vickie Curtis, Davis Coombe y Jeff Orlowski. Protagonistas: Vincent Kartheiser, Skyler Gisondo, Kara Hayward, Catalina Garayoa, Barbara Ghering, Chris Grundy, Sophia Hammons, Tristan Harris, Jeff Seibert, Bailer Richardson, Joe Toscano, Sandy Parakilas, Guillaume Chaslot, Lynn Foz, Aza Raskin, Alex Roetter, Tim Kendall, Justin Rosenstein, Radima Fernando, Jaron Lanier, Roger McNamee, Soshana Zuboff, Anna Lembke, Jonathan Haidt, Cathy O`Neil, Rashida Richardson y Renée Diresta. Producción: An Exposure Labs, Argent Pictures. Música: Mark Crawford. Difusión: Netflix. Duración: 1 hora, 34 minutos.

El cineasta Jeff Orlowski tiene 36 años y es norteamericano.

Sinopsis

El director Jeff Orlowski tiene una posición bien definida: “Las redes sociales están explotando a las personas, porque nosotros somos su materia prima y (ellas) están extrayendo nuestro tiempo, nuestra atención, nuestros datos y nuestras vidas”. Y esta línea será la columna vertebral de The Social Dilemma.

Los testimonios de ex empleados de grandes empresas digitales se suceden a medida que avanza el documental. Uno de quienes más aparece es Tristan Harris, ex diseñador de estética de Google, quien abandonó la empresa y fundó el Center for Humane Technology. Pero también se escuchan las críticas de antiguos ejecutivos, ingenieros y hasta inversores de Facebook, como Tim Kendall, Justin Rosenstein, Sandy Parakilas y Roger McNamee; de Google, Guillaume Chaslot y Joe Toscano; de Mozilla, Aza Raskin y de Twitter, Jeff Seibert y Alex Roetter.

Además de las ideas y denuncias de estos “arrepentidos”, el documental aporta las críticas de académicos, como Shoshana Zuboff, de la Harvard Business School; Anna Lembke, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford o Jonathan Haidt, de la New York University o Reneé Diresta, del Stanford Internet Observatory.

Otros de los afiches del documental que emite Netflix.

La lista de objeciones es larga y golpea desde todos lados. El uso de técnicas de persuasión para modificar comportamientos; el concepto de que el producto son los usuarios porque las empresas utilizarían sus datos con fines comerciales; la incidencia de las redes en un aumento de la depresión y hasta el suicidio entre chicos de 15 a 19 años, en provocar hechos de violencia y hasta incidir en la política de algunos países. Los testimonios coinciden: las redes han sido diseñadas como herramientas de manipulación.

Otra parte del documental recurre a la ficción, para mostrar qué ocurre en una familia conectada cuando se exponen a la desconexión digital. Y también ofrecerá una representación a cargo de tres actores, bastante grotesca, por cierto, de cómo funcionaría un algoritmo. Estos fragmentos y la falta de la palabra de las empresas denunciadas son los puntos más débiles del filme.

De todas formas, Facebook ha respondido las acusaciones. Asegura que sus herramientas digitales no están elaboradas para retener a los usuarios; explica que la red es gratuita porque obtienen el dinero de la publicidad y que los anunciantes no poseen datos de los usuarios; dice que los algoritmos no son malos, sino que están diseñados para brindar una mejor experiencia de uso; rechaza las acusaciones sobre una supuesta influencia en las campañas electorales y da cuenta de sus intentos por combatir las fake news y el discurso del odio. Llegado a este punto, no queda otra: cada uno sabrá a quién creerle.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *