Diego Topa: “La paternidad me hizo comprender más a los papás”


Su nombre es sinónimo de éxito y diversión. Dueño de un talento y carisma innegable, Diego Topa supo ganarse no sólo un lugar en el medio sino también en el corazón de los más chicos, convirtiéndose en un referente del mundo infantil en toda Latinoamérica. De hecho, el artista está cumpliendo 20 años ininterrumpidos como estrella de Disney y, para celebrarlo, acaba de estrenar El Ristorantino de Arnoldo, una ficción que le permitirá desarrollar su potencial como actor a través de ese cocinero italiano tan querido por los niños.

Con un gran elenco, la serie -que transcurre en el pequeño pueblo isleño de Bahía Bonita- se centra en las andanzas gastronómicas de Arnoldo y Francis (interpretado por Julio Graham), dos queridos personajes que se desprenden de Junior Express. Sin embargo, lo más llamativo de esta historia es su mensaje y lo que busca generar. “Además de divertir y entretener, esta serie busca promover hábitos de vida saludables (como la alimentación nutritiva a través de preparaciones caseras), el trabajo en equipo y la importancia de compartir una mesa con la familia”, le confiesa el protagonista a LA NACION feliz con el resultado de este nuevo desafío.

Producida por Non Stop, la primera temporada de El Ristorantino de Arnoldo está compuesta por 18 episodios de 24 minutos que se estrenan todos los viernes en Disney+Disney

-¿Cómo es volver a la tele después de casi un año de pandemia?

-Estoy muy contento, ansioso y emocionado con este programa. Lo hicimos justo antes de la pandemia con un nivel de amor y producción maravilloso. Todos los viernes se van a estar estrenando capítulos, así que todas las semanas van a tener un nuevo episodio. Me gusta porque tiene eso de antes, de no tener todo el material junto para devorártelo en un día. Creo que esta modalidad está buena para darles tiempo y que puedan hablar de lo que pasó, hacer las actividades en casa, aprenderse bien las canciones (el soundtrack de la serie ya está disponible en todas las plataformas digitales) y esperar hasta el otro viernes para compartir un lindo momento en familia.

-¿Cómo surgió la idea?

-El Ristorantino de Arnoldo es un spin off de Junior Express. Cuando Disney me lo propuso me encantó porque siempre nos dimos cuenta que Arnoldo y Francis tenían su propio mundo dentro del ciclo. Amo este personaje, me divierto mucho con él.

El cocinero Arnoldo y Francis en la cocina de El Ristorantino, un restaurante de un pequeño pueblo costero Disney

-Es un personaje que te permitió despegarte de Topa…

-Fue increíble porque Arnoldo se apoderó de mí [risas]. Para mí es hermoso poder crear un personaje con vida propia, de hecho es todo lo contrario a Topa. Y la verdad que los chicos ven a Arnoldo, los padres ven a Arnoldo y yo veo a Arnoldo. De hecho, sono qui. Ni te cuento todo lo que tengo preparado [dice con acento italiano]. Arnoldo empezó a tomar vuelo y acá en El Ristorantino lo van a disfrutar mucho. Divierte a todo el mundo, hasta a mí mismo. Me río mucho de sus chistes. La paso muy bien haciendo este personaje.

-¿Fue fácil lograr el acento?

-Cuando me dijeron que iba a ser italiano me encantó porque yo tengo descendencia italiana en mi familia, así que tengo las costumbres arraigadas desde muy chiquito. Eso de juntarse todos a comer la pasta del domingo viene de siempre. Además en Caseros (donde viví 30 años) todo mi barrio es italiano. De hecho, sugerí un montón de nombres para la serie. Por ejemplo, la mamá de Arnoldo se llama Enunciatina como una vecina mía y esas cosas me hacen bien a mí.

-¿Qué condimentos va a tener este programa?

-Todos. Va a tener música, colores, humor, emoción, alegría, sensibilidad, buenas costumbres porque mostramos que comer sanamente hace bien y los chicos se compenetran con eso, con lo que cocinan y con lo que comen sus personajes queribles de la tele. No les decimos tipo bajada de línea: ‘tienen que comer verduras’ sino que mostramos el por qué es importante consumir ciertos alimentos. Lo que nos va sucediendo, la energía que nos da, la fuerza. Y funciona. Ayudamos a muchas familias con el tema de la comida, que no es un tema menor.

Diego Topa en la piel de Arnoldo, un cocinero italiano muy divertido que desembarca con música, humor y platos deliciosos en Disney+Disney

-Sabemos que Arnoldo cocina como los dioses ¿y vos? ¿Cuál es tu plato estrella?

-La verdad es que tuve que aprender a cocinar en pandemia. Siempre hice comidas más rápidas por falta de tiempo, pero la cuarentena me acerco a la cocina y gracias a Internet aprendí un montón de cosas. Hago risottos de pollo, tartas, y ahora estoy aprendiendo a hacer comida de bebé gourmet para mi hija.

-¿Participarías en un reality como MasterChef?

-Sí, de hecho tuve algunos llamados pero por unas cositas técnicas es medio imposible, pero la verdad que me encantaría. Creo que por mi carisma llegaría a la final. No sé si me saldrían los mejores platos, pero por ahí el alma de Arnoldo me ayuda [risas]. Ahora que lo pienso Arnoldo debería ser jurado.

-¿Cómo hiciste para seguir en contacto con tu público en cuarentena, sobre todo siendo uno de los grupos que más sufrió el encierro?

-Siempre trate de estar cerquita a través de mis redes sociales, de mi canal de YouTube, generando contenido y canciones nuevas para poder acompañarlos. También, hice un streaming de Navidad hermoso y grabé unos spots de cómo cuidarse, cómo lavarse las manos. El slogan de Disney era “separados pero juntos” y es verdad porque el estar separados no quiere decir que no estemos juntos. Esto de no poder hacer shows en vivo me entristece porque me aleja, pero tampoco puedo volver a hacerlos hasta que no haya una solución porque a mis shows siempre vienen los más chiquitos y los abuelos y justamente ese es el público que más se afecta. Y si bien es cierto que los chiquitos fueron los que mas sintieron los efectos del encierro, a su vez fueron los que más rápido asimilaron todo esto. Ellos son los primeros en no sacarse el barbijo, en lavarse las manos. Son re conscientes y responsables y eso me da un orgullo enorme porque son nuestro futuro, los que nos van a cuidar a nosotros.

El 21 de enero de 2020 nació Mitai, su primera hija, que se gestó a través del método de subrogación de vientre. “Llegó a nosotros para cambiarnos la vida”, comentaba por aquel entonces el animador que siempre manifestó su profundo deseo de ser padre. Tras casi cuatro años de lucha y una búsqueda teñida de ilusiones, decepciones y tristezas, finalmente Topa cumplió su sueño y hoy disfruta a pleno de este regalo que le dio la vida.

-¿En qué te cambió la paternidad?

-En todo. Es hermosa la sensación de ser papá. Disfruto muchísimo cada momento, cada sonrisa, cada cosita nueva que hace. Mitai se largo a caminar hace poquito, así que está a full por todos lados.

-¿Cómo sos como papá?

-Muy libre. La dejo que experimente, que juegue aunque voy poniéndole los límites. Ella es hermosa, no para de reírse, de bailar; es re artista. La veo y me reconozco en su mirada, en sus risas, en su picardía, en su curiosidad, en todo.

-¿Es fan de Topa?

-Reee pero desde hace muchos meses y ahora le empecé a poner las canciones de El Ristorantino y se vuelve loca. Y eso que no sabe que soy su papá, pero hay algo en la energía que le gusta.

-¿La paternidad cambió en algo tu vínculo con los chicos?

-Al contrario, mi vínculo aumentó mucho más. Entiendo más lo que les pasa, lo que disfrutan. Comprendo más a los papás, lo que les pasa conmigo, cuando me dicen: ‘Mi hijo come con tus canciones’. Además es re loco reencontrarme a mí mismo en mi música, en los videos. De hecho, me muero de amor cuando Mitai me ve en la pantalla, me reconoce y dice: ‘Papá’.

-Si cerrás los ojos y miras hacia atrás… ¿alguna vez imaginaste que ibas a lograr todo esto?

-Desde que nací soñaba con ser un chico feliz. No sabía que iba a actuar, lo hacía por amor al arte porque me divertía, lo veía como un juego. Después con el tiempo fui encontrando que me encantaba hacer esto, estudié teatro y empecé a trabajar, pero nunca imaginé que iba a tener un lugar en el público infantil ni en la Argentina ni en Latinoamérica. Para mí es una alegría y una responsabilidad también por eso me involucro en todo lo que hago, en el contenido de los programas, en la letra de las canciones, en cada mensaje.

-Estás cumpliendo 20 años en Disney, ¿qué cosas aún conservás de ese chico de Caseros?

-Si miro para atrás veo que nunca perdí mi esencia y creo que eso es lo que los chicos ven en mí. Sigo siendo ese mismo chiquito que cantaba en una plaza y alegraba a sus abuelos, a sus papás y armaba obras de teatro con sus primos. Eso sigue estando en mi corazón porque cada vez que veo fotos, me emociono como si estuviera ahí.

-Sos un gran luchador, tanto en lo profesional por seguir adelante a pesar de los “no” como en lo personal en tu lucha por ser padre, ¿cuál es tu próxima meta?

-Tengo varias pero una de las que me encantaría concretar pronto es ponerle la voz a algún personaje importante en alguna película de Disney. También, me encantaría compartir alguna canción o trabajar en algún programa con Xuxa, que fue mi gran referente de chico, la que marcó mi corazón y mi destino.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *