Diego Boneta anticipa cómo será la tercera y última temporada de Luis Miguel

¿Habrá vida después de Luis Miguel? Eso se debe estar preguntando Diego Boneta a pocas horas del estreno de la tercera y última temporada de la serie biográfica de Netflix que captó la atención del mundo contando parte de la vida del “Sol de México”.

En diálogo con Clarín, el actor mexicano de 30 años que se viene abriendo camino en el competitivo planeta Hollywood anticipa cómo será el final de la ficción -este jueves, en la plataforma-, y a la vez, empieza a pensar en su vida y en su carrera actoral post Luismi.

“Podría decir que es la temporada más atrevida, más arriesgada. Se muestra a un Luis Miguel en su mejor momento y también en su momento más bajo, lo cual hace que el contraste sea muy interesante, que crea un conflicto narrativo muy fuerte también”, cuenta Boneta.

El Luismi de la tercera temporada, compuesto por Boneta.(Camila Jurado/Netflix via AP)

El Luismi de la tercera temporada, compuesto por Boneta.(Camila Jurado/Netflix via AP)

La segunda temporada de la serie se tornó más oscura y abordó, en dos líneas de tiempo, a un Luis Miguel adulto rompiendo lazos con sus vínculos más cercanos. En algunos casos, intentando recomponerlos después de muchos años, como con su hija, Michelle Salas.

La tercera mantendrá la doble trama temporal. En la más actual se verán ciertos problemas financieros y legales que lo acecharon. En la otra, cerca de fines de los ’90, se ve a la estrella queriendo conquistar el mercado anglosajón y conociendo a Mariah Carey, uno de sus romances más mediáticos.

Es la primera vez que ves a Luis Miguel no siendo el más famoso, que es fuerte para él, es muy duro. Y ves una relación de amor, pero también del ego y la competencia. Es una relación que no hemos visto”, asegura Boneta, nacido como Diego Andrés González y que tomó el apellido materno -por una casualidad- cuando hizo su primer casting para la serie 90210.

Jade Ewen como Mariah Carey, junto al Luismi de Boneta. (Camila Jurado/Netflix via AP)

Jade Ewen como Mariah Carey, junto al Luismi de Boneta. (Camila Jurado/Netflix via AP)

La serie dentro de la serie

Los seis episodios finales llegan hasta la actualidad del cantante, cuando le proponen justamente hacer una serie sobre su vida. A mí se me hace muy cool eso porque no hay una biopic que tenga eso. Es como el cierre perfecto. Esta temporada ata las tres temporadas completas. O sea, como que va a un círculo completo”, dice.

-¿Qué te llevas del personaje? 

-Uff… Creo que estas biopics son muy interesantes porque aprendes muchas cosas, muchas lecciones de los errores que estas personas cometieron. Todos los seres humanos cometen errores, todos. Entonces, yo creo que son grandes lecciones, en muchos sentidos.

-¿Qué cosas disfrutaste y qué cosas padeciste?

-Para mí, lo más difícil de esta tercera temporada y lo más difícil de todo lo que he hecho en mi carrera fue interpretar a Luis Miguel de casi ya 50 años, que fue la etapa en que yo lo conocí, de hecho. Fue divertido interpretar esa faceta y a la vez fue dificilísimo, ¿sabes? Seis horas diarias de maquillaje, con los prostéticos y la botarga y todo eso que fue una locura.

“El ponerte psicológicamente y emocionalmente en situación, imaginarte en los momentos más difíciles de él, fue muy pesado. Fue muy fuerte”, reconoce el mexicano.

Llega el final de la serie biográfica de Luis Miguel, protagonizada por Diego Boneta.

Llega el final de la serie biográfica de Luis Miguel, protagonizada por Diego Boneta.

-¿Volviste a hablar con él desde que se encontraron por primera vez para la serie?

-No nos hemos visto desde la primera temporada. Pero me encantaría verlo pronto. Y admiro mucho que él se haya atrevido a contar este lado. Porque siento que muchas biopics solo muestran el lado lindo, no la realidad de lo que fue. Y en esta tercera temporada está eso. Y creo que van a tomar mucho sentido también cosas de la segunda temporada, que sirve como de puente entre entre la uno y la tres.

La vida después del “Sol de México”

-Está claro que Luismi es el papel bisagra de tu carrera, el que te dio visibilidad mundial, pero, ¿tenés algún temor de quedar encasillado en el personaje?

-Cuando empecé a trabajar en el personaje, absolutamente no. Yo quería que no me vieran como nadie más, realmente convertirme en él. A lo largo de estos cinco años, que me cambió la vida, he hecho un esfuerzo por hacer proyectos y películas que no tienen absolutamente nada que ver con Luis Miguel.

Y detalla: “Ya sea Nuevo Orden, película con la que ganamos el Premio del Jurado en el Festival de Venecia; Monster Hunter o Terminator (Destino oculto) son películas que no tienen nada que ver con la serie, son personajes totalmente diferentes. Seguiré haciendo eso. No me gusta quedarme estancado, no me gusta quedarme cómodo. Me dan más ganas de tomar más riesgos y hacer más personajes reales”.

Diego Boneta trabajó en Terminator: Destino Oculto (2019).

Diego Boneta trabajó en Terminator: Destino Oculto (2019).

-¿Y qué sigue después? ¿Qué estás haciendo?

-El próximo proyecto es El padre de la novia, una comedia romántica con un personaje que no tiene absolutamente nada que ver con Luis Miguel. Y el próximo se llama El brujo, un proyecto que estoy haciendo con el mismo equipo creativo de la serie, con el mismo director y con el mismo escritor.

El brujo, de HBO, está basada en la vida real de Adolfo Constanzo, un delincuente y asesino que en los ’80 lideró un culto que reunía a capos del narcotráfico y celebridades. “Pues habrá que usar la misma fórmula, la misma seriedad, la misma disciplina, la misma preparación que abordé con Luis Miguel”, sostiene Boneta.

-O sea que hay una búsqueda para salir de eso, pero a la vez no le escapás al desafío de volver a interpretar a un personaje real.

Diego Boneta, el hombre que durante varios años fue Luis Miguel.

Diego Boneta, el hombre que durante varios años fue Luis Miguel.

-No todos los personajes son como Luis Miguel, que requieren una transformación total y que no tienen absolutamente nada que ver contigo. Son pocos. Y no es que sea malo no hacer otros, para nada. Simplemente cada género, cada película, cada tono, cada serie es diferente. Como actor me gusta hacer cosas diferentes.

Productor pro latino

Además de mimetizarse por completo con Luis Miguel, Boneta apostó de entrada por la serie autorizada por el propio cantante, siendo uno de los productores ejecutivos desde la primera temporada.

Asentado en ese rol, pretende aprovechar su momento de popularidad para emprender y protagonizar producciones propias. “Soy muy afortunado de poder producir y crear los proyectos que yo quiero hacer. Precisamente para no quedarte solo con la elección de lo que hay”, explica.

Diego Boneta como el primer Luis Miguel, aquel que Netflix estrenó en 2018. Foto: Netflix-Fernando Marroquin.

Diego Boneta como el primer Luis Miguel, aquel que Netflix estrenó en 2018. Foto: Netflix-Fernando Marroquin.

“Quiero traer a la mesa a directores, escritores y creativos de toda Latinoamérica, con todo el talento del mundo para contar historias que puedan abordar temas a nivel internacional. Y ser parte de la voz creativa detrás de estos proyectos, y no sólo el que está escogiendo”.

-Hace poco dijiste que como productor ibas a intentar cambiar el estereotipo que hay en torno a los latinos, ¿cómo es eso?

-Así es. Me interesa mucho cambiar la percepción que el mundo tiene hacia los latinos. Que casi que si eres mexicano o eres argentino pues es lo mismo, porque los dos hablan español. Eso es como decir que un americano y un escocés y un irlandés son lo mismo porque hablan en inglés. Creo que no tenemos suficiente representación en Hollywood.

“Cuando en los Estados Unidos los latinos son el mercado número uno que va al cine”, entiende Boneta.

-¿Cómo se logra cambiar eso?

-Creo que la única manera de hacerlo es siendo parte del equipo creativo, contando las historias y creando los proyectos. En vez de estar esperando qué otros estereotipos pueden romperse. O que los latinos sólo salgan como latinos. Hay muchos actores estadounidenses o ingleses que salen en muchas nacionalidades.

“Yo creo que los latinos debemos de tener las mismas oportunidades, ¿no? Es un poco como abrir ese panorama. Ahora creo que el timing está mejor que nunca. Porque los latinos…, digo… llevo en Los Ángeles 14 años y sigue habiendo una diferencia muy grande. Creo que con el streaming -analiza el actor- hay tantas series en español que se ven a nivel mundial que el español deja de ser un idioma local”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *