Detienen al primer marido de Britney Spears, por acoso

Jason Allen Alexander, quien estuvo casado con Britney Spears, fue arrestado en Los Angeles, acusado de no cumplir con una orden de alejamiento, en un nuevo encontronazo del actor con la ley.

Alexander, de 40 años, fue el primer marido de la cantante y se hizo conocido por ese hecho y por sus constantes conflictos con la policía. Ahora, se supo que el hombre fue detenido el 30 de diciembre pasado presuntamente,por violar una orden de alejamiento. Por el hecho, terminó preso en el condado de Williamson, en Tennessee, Estados Unidos.

Los cargos de los que se lo acusa son graves: acoso, violación de una orden de alejamiento, además de varios cargos por reincidencia en esos delitos.

Su fianza, que era de 30.000 dólares, ya ha sido depositada en el juzgado y de esa manera, se le concedió la libertad el martes 4 de enero, según confirma Us Weekly. El mismo medio también revela que Alexander tendrá que presentarse a juicio el próximo 17 de febrero.

Jason Alexander, amigo de la infancia de Britney Spears y primer marido de la cantante, acusado de acoso.

Jason Alexander, amigo de la infancia de Britney Spears y primer marido de la cantante, acusado de acoso.

Un hombre conflictivo

Este no es el primer problema que Jason Alexander tiene con la ley. En de enero de 2021, el exmarido de Britney Spears fue arrestado por conducir bajo los efectos de sustancias ilegales, además de por posesión, uso y distribución de drogas.

Unos meses después, en agosto, fue nuevamente arrestado por intentar allanar la zona de seguridad de la Agencia de Seguridad de Transporte (TSA) en el aeropuerto de Nashville. Ambos casos continúan abiertos y pendientes de juicio.

Su nombre se hizo conocido en todo el mundo el 3 de enero de 2004, cuando se casó con Britney Spears, su amiga de la infancia. La boda se celebró durante una noche de fiesta en un casino de Las Vegas. Pero el matrimonio fue más que fugaz, ya que los padres de la artista pusieron fin a la abrupta unión apenas 55 horas después, y el casamiento fue anulado.

Asociada a una de las etapas más difíciles y polémicas de la vida de la cantante, en la petición ante el tribunal, la familia de Spears detallaba que Britney “no era consciente de sus acciones”.

No quería alejarse de ella

A pesar de haber sido fruto de una noche cargada de alcohol y malas decisiones, Alexander siempre ha mantenido que nunca quiso separarse de la cantante, y acusó al entorno de la artista de obligarlo a alejarse de ella y romper esa relación bajo engaños.

“Me dijeron que si firmaba la anulación nos dejarían continuar nuestra relación, y que si nos sentíamos con ganas de casarnos en seis meses, nos dejarían celebrar una boda en condiciones”, revelaba Alexander, meses atrás, en una entrevista con el podcast Toxic: The Britney Spears Story.

Britney Spears y su actual pareja, Sam Asghari Foto AFP.

Britney Spears y su actual pareja, Sam Asghari Foto AFP.

“No tuve razones para creer lo contrario, pensé que decían la verdad. Nos dejaban tener contacto telefónico y creí que nos dejarían continuar hablando y casarnos en el futuro”, aseguró. Según Alexander, tras la anulación, el equipo de la artista le cambió el teléfono a Britney y cortó todo contacto con Alexander.

A pesar de su situación, Alexander retomó contacto con Britney, quien más tarde tuvo otro matrimonio con Kevin Federline, el padre de sus hijos, de quien también se divorció.

Sin embargo, la artista parece haber dejado atrás esas relaciones conflictivas y el año pasado formalizó su compromiso con el actor Sam Asghari, con quien planea casarse pronto.

Fuente: La Vanguardia

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *