Destruyeron un local de La Cámpora en Bahía Blanca con un explosivo: “Empieza la purga”



Un local de La Cámpora de la ciudad de Bahía Blanca fue parcialmente destruido este martes con material explosivo. Según informó el espacio político en un comunicado, el ataque ocurrió en horas de la madrugada y el estallido afectó incluso a edificios vecinos. No se registraron víctimas.

“Queremos agradecer el trabajo de Bomberos, Defensa civil, Guardia Urbana, Comando de Patrulla, Policía Ecológica y División Explosivos por llegar inmediatamente y resguardar el lugar”, expresaron los responsables de la sede, que describieron lo sucedido como “un acto de violencia política inédito”.

El ataque tuvo lugar en la sede de Berutti y Donado. Gantileza

Según pudo saber LA NACION, el ataque tuvo lugar cerca de las 3 en las oficinas ubicadas en Berutti y Donado. Entonces, personas cuya identidad se desconoce introdujeron un “artefacto explosivo” a través de una ventana y luego lo detonaron.

Así quedó el local tras la detonación del explosivoGantileza

Tras el estallido, los vecinos salieron de sus casas y encontraron en la vereda panfletos con amenazas a militantes de la agrupación política, periodistas, sindicalistas y jueces. Los mismos denuncian situaciones de corrupción, estafas y prácticas inconstitucionales. Y agregan: “Y cuántas razones más para empezar la purga”.

A raíz de lo ocurrido se dio intervención a las autoridades judiciales, que iniciaron una investigación para encontrar a los responsables.

Uno de los panfletos que los vecinos encontraron en la vereda tras el ataqueGantileza

En declaraciones a FM Futurock, el Ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y dirigente de La Cámpora, Andrés Larroque, condenó el ataque al local bahiense. “No podemos naturalizar estos episodios de violencia, estoy muy preocupado”, manifestó.

Y agregó: “No estamos lamentando una fatalidad porque no había nadie dentro del local. Incluso si alguien hubiese pasado frente a la sede podía haber habido algún tipo de consecuencia trágica, porque la onda expansiva reventó los vidrios de la vereda de enfrente”.

Si bien el dirigente vinculó lo sucedido con “la impotencia de ciertos sectores que no terminan de encuadrar en el sistema democrático”, llamó a la dirigencia política a “no enloquecer a la gente”. “Me parece que en ese sentido hay un sector de la oposición que ha entrado en una fase de desesperación en un año electoral”, consideró.

Más tarde hizo lo propio el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. En Twitter, apuntó: “Esto es muy grave. El odio pasó del lenguaje a los hechos. No tenemos que permitir que se naturalice la violencia en Argentina”. Finalmente, llamó a “toda la dirigencia política” a repudiar lo ocurrido.

Agencia Télam

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *