Desconsolado, el cantante de los Sex Pistols contó que la enfermedad de su esposa “no tiene cura”


En una entrevista con The Times, John Lydon, más conocido por su nombre escénico “Johnny Rotten”, se abrió acerca de cómo impactó en su vida el avance del Alzheimer de su esposa, Nora Forster, quien fue diagnosticada con la enfermedad en 2018. El exvocalista del grupo británico de punk rock Sex Pistols es 13 años más joven que la heredera del diario alemán Der Tagesspiegel, de 78, con quien se casó en 1979. En junio pasado, en pleno confinamiento sanitario en su residencia de California, Lydon contó que la salud de Forster se había deteriorado considerablemente y que él se había convertido en su cuidador a tiempo completo, declarando que se resistía categóricamente a ingresarla a una residencia geriátrica.

Casi un año más tarde, el rockero señaló que “aunque [Nora] se olvida de todo, no se olvidó de mí”, algo que ya anteriormente les resultaba sorprendente a los médicos que siguen su caso. Sin embargo, advirtió que ocuparse a diario de un ser querido enfermo puede llevar a una persona a “querer suicidarse” y confesó que por momentos se siente “abrumadoramente triste”, pero que no le queda otra que aceptar la situación. Asimismo, Lydon reconoció que finalmente aceptó que la enfermedad “malvada y debilitante” que padece su esposa es “incurabe” y que “nunca mejorará”.

El matrimonio no tuvo hijos, pero John fue el padrastro de la hija de Nora, Ariane. Mejor conocida por su seudónimo Ari Up, la cantante de la banda post-punk The Slits falleció en 2010 por un cáncer de mama, a los 48 años, episodio a partir del cual él cree que comenzaron a aparecer los primeros síntomas del Alzheimer de su esposa. Una década antes de su muerte, Lydon y Forster se convirtieron en los guardianes legales de los hijos de Ariane, quien tenía muchas dificultades para criarlos.

John remarcó el aprendizaje que hizo durante aquella experiencia en una entrevista radial de 2018, y además recordó que previo al éxito de los Sex Pistols trabajó cuidando a chicos problemáticos. “Los Sex Pistols obviamente eran niños problemáticos y hacía lo mismo con cualquier persona más joven que yo. Soy un cuidador natural, no puedo evitarlo”, agregó para justificar por qué se sentía preparado para ocuparse de su esposa, quien por ese entonces acababa de recibir el diagnóstico.

Lydon, cuando era Johnny Rotten, al frente de los PistolsPaul Natkin/Getty Images

Por otra parte, Lydon sorprendió a la prensa británica el año pasado, al declararle su apoyo al por entonces presidente y candidato a la reelección, Donald Trump, durante la campaña electoral que concluiría con la victoria de su rival, Joe Biden. Fiel a su estilo punk y a su pasado como Johnny Rotten, el cantante de “Anarchy In The UK” explicó que como “inglés de clase trabajadora” se sentía más representado en el mensaje del republicano que en el elitismo y el “socialismo champagne” que, según él, predicaban Biden y otros referentes del Partido Demócrata, como la excandidata Hillary Clinton, a quien previamente había apoyado. “Trump no es político, ¿cuán excepcionalmente maravilloso es eso para gente como yo? Gente de clase trabajadora a la que nos aburren sus ideas intelectuales de izquierda”, fustigó en una entrevista, defendiendo la veta antisistema del exmandatario. Algo similar ocurrió en 2017, cuando expresó su simpatía por el Brexit: “La clase trabajadora habló, y yo estoy con ellos”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *