Dermot Mulroney: pasiones, mujeres y una célebre amistad con Julia Roberts



Dermot Mulroney y Julia Roberts Crédito: Shutterstock

Seguramente muchos lo recordarán por ser el galán que enamoró a Julia Roberts y a Cameron Díaz en La boda de mi mejor amigo. Es que su rostro de mentón cuadrado, su sonrisa entrecerrada y su voz pausada han conquistado el corazón de millones de mujeres alrededor del mundo. Y si bien la mayoría de sus protagónicos han sido en comedias románticas, este actor también es recordado por su labor en series como Friends, Pure Genius o la película de terror La noche del demonio: capítulo 3.

Oriundo de Virginia, Dermot Mulroney ha recorrido un largo camino en el medio, demostrando su talento actoral -¡y musical!- en más de 100 películas y series de televisión. Sin embargo, no sólo la interpretación es lo suyo. Este reconocido actor y director también se destaca por ser un consumado violonchelista que ha tenido su propia agrupación y hasta ha intervenido en la banda de sonido de varias producciones.

A diferencia de sus roles en pantalla, este galán -que en 2005 fue elegido como uno de los actores más sexy- es hombre de pocas mujeres. Mientras que en un principio contrajo matrimonio con la actriz Catherine Keener (con quién tuvo a su primer hijo), actualmente está casado con Tharita Cesaroni Catulle, una productora de cine italiana que ganó popularidad tras convertirse en su esposa. Sin embargo, su nombre también está muy vinculado a una de las máximas celebridades de Hollywood: Julia Roberts, ya que es muy amigo de la actriz.

Un hombre: dos mujeres

Dermot Mulroney Crédito: Matt Baron/Shutterstock

Dermot Mulroney nació el 31 de octubre de 1963 en Alejandría, Virginia. Hijo de una actriz amateur y un profesor de derecho, este muchachito se rebeló como un artista nato desde niño. En el colegio dividía su tiempo libre entre aprender a tocar el chelo y las clases de teatro. Su gran habilidad lo llevó a estudiar interpretación en la Northwestern University y a debutar en pantalla con el western Demasiado jóvenes para morir en 1988.

A medida que se iba afianzando en la meca del cine con títulos como La asesina (1993), Copycat: el imitador (1995) y Kansas City (1996), su nombre saltó a la fama por dos motivos: su relación con la actriz Catherine Keener y su estelar actuación en La boda de mi mejor amigo (1997). Mientras que Mulroney siempre se esforzó por mantener su vida privada lejos de los flashes, el éxito de la dupla con Julia Roberts en pantalla y su matrimonio con la actriz de Capote cambió sus planes por completo.

Dermot Mulroney y la actriz Catherine Keener, con quien estuvo casado 17 años Crédito: GROSBY GROUP

Tras tres años de noviazgo, la flamante pareja -que se conoció en el set de Survival Quest (1988)- pasó por el altar y disfrutó de varios años de luna de miel, ya que su hijo Clyde llegó nueve años después de la gran boda. Y si bien la prensa del corazón hizo todos sus esfuerzos por adentrarse en la intimidad de este matrimonio, apenas se tuvo que conformar con verlos actuar juntos en películas como Viviendo en el olvido (1995), Box of Moonlight (1996) y Lovely & Amazing (2001).

La química entre ellos era más que evidente, sin embargo la rutina, el llevar el trabajo a casa y las agendas apretadas hicieron que todo se desmorone. Tras 17 años de amor, la exitosa dupla se divorciaba alegando “diferencias irreconciliables”.

Después de este fracaso amoroso, el intérprete dedicó sus días a la crianza de su hijo de 7 años y a su profesión. Mientras rechazaba papeles en televisión para dedicarse exclusivamente a la pantalla grande (en 2007 se lució en La joya de la familia junto a Sarah Jessica Parker), el actor se volvió a enamorar.

Dermot Mulroney y su actual mujer, Tharita Cesaroni Catulle Crédito: GROSBY GROUP

Esta vez la afortunada fue Tharita Cesaroni Catulle, una italiana con la cual sigue casado hasta el día de hoy y tiene dos hijas: Mabel y Sally. Si bien esta mujer tenía una carrera como productora de cine en su país, lo que la hizo popular en todo el mundo no fue su trabajo sino su matrimonio con Dermot.

La pareja se casó en 2008 y desde entonces se volvió inseparable. Ella se convirtió en una figura en Hollywood y a menudo se la puede ver junto a su marido en eventos públicos como premiaciones o los clásicos festejos de Vanity Fair Oscar Party en Beverly Hills.

Sus dos grandes pasiones

Además de la actuación, Mulroney tiene otra gran pasión que lo acompaña desde chico: la música. Reconocido por su habilidad para tocar el violonchelo, el artista -que tuvo dos bandas en su juventud Low and Sweet Orchestra y Cranky George- escribió canciones para reconocidas bandas y hasta se dio el lujo de tocar en uno de los shows de Alanis Morissette.

Su pasión por los acordes es tan grande que siempre que puede intenta mecharla con su otra disciplina favorita: la actuación. De hecho, a lo largo de su carrera se encargó de musicalizar proyectos como Misión Imposible III (2006), Misión Imposible: protocolo fantasma (2011) y Star Trek: en la oscuridad (2013) y se dio el gusto de interpretar a un solista de violonchelo en la segunda y tercera temporada de Mozart in the Jungle.

Experto en cuerdas y capaz de interpretar todo tipo de roles frente a la cámara, en 2011 Dermot decidió ir por más y debutó como director con la comedia romántica Love, Wedding, Marriage, protagonizada por Mandy Moore. Su nueva faceta no intervino en sus otras versiones, de hecho sumó nuevos desafíos como ponerle voz a distintos personajes y leer historias en una radio de Chicago.

Una célebre amistad

Dermot Mulroney y Julia Roberts en La boda de mi mejor amigo

Mientras Mulroney pasaba de ser el dueño de un casino en Las Vegas en Noche de venganza (2017) a un cirujano muy comprometido en Pure Genius(2017), el thriller político y psicológico Homecoming (2018) llegaba a sus manos para reunirlo nuevamente con alguien muy especial: su colega y amiga Julia Roberts. En la apuesta de Amazon Prime Video, Mulroney interpreta a un hombre bueno que vive frustrado ante la gran figura profesional de su mujer, interpretada por Roberts. “Este proyecto me llegó en un momento en que quería explorar algunas zonas nuevas y esta, sin dudas, es una nueva forma de hacer televisión. Son capítulos de media hora que podés ver en el colectivo desde tu celular con la misma calidad televisiva y eso se siente muy bien”, expresó el actor sobre las nuevas plataformas de streaming.

Además del desafío que significaba esta nueva forma de trabajo, el veterano se mostró feliz por volver a reencontrarse con su compañera después de casi 20 años. Mientras que ella lo definió como “un hombre que sabe aconsejar y es una gran compañía”; Dermot aseguró que “Julia es la mejor amiga que se puede tener”. “La química entre nosotros siempre fue muy visible. Siempre fui su gran admirador. Recuerdo cuando entré en ese cuarto para audicionar para La boda de mi mejor amigo, ella estaba ahí sentada, tan hermosa y agradable. Julia es la típica clase de amiga que uno quiere tener”, reveló ante la prensa en la promoción de la serie de Amazon.

La reunión de los actores fue muy celebrada por los fans que ansiaban volver a verlos juntos y en otro rol que no sea el de amigos. Sin embargo, meses después pudieron volver a disfrutar de esta dupla cuando los actores se juntaron para la edición anual de la revista Entertainment Weekly dedicada a las comedias románticas. 22 años después del estreno de La boda de mi mejor amigo, la publicación decidió reunir al elenco original para recordar el film.

Según la publicación, los íntimos amigos llegaron juntos a la producción fotográfica en Los Ángeles e inmediatamente se unieron a las tomas con Cameron Díaz y Rupert Everett. “Qué divertido pasar el día con algunos de mis mejores amigos”, escribió Roberts en sus redes mientras compartía la portada en cuestión.

La exitosa película, dirigida por P. J. Hogan, recaudó a nivel mundial casi 300 millones de dólares. Para Mulroney este proyecto no sólo significó conocer a una amiga sino una gran oportunidad de visibilidad a nivel mundial. “Pienso en estos chicos todos los días. La gente se me acerca y menciona esta película todos los días desde hace 22 años”, confesó el actor sin poder creer la repercusión que el film sigue teniendo hasta el día de hoy.

Lo cierto es que a pesar de que algunos títulos son más recordados que otros, este multitalento -que lleva más de 30 años en la industria- supo sacarse el traje de galán a tiempo y logró convertirse en uno de los artistas más versátiles de su generación. Hoy, a sus 57 años, elige los proyectos en los que participar, recuerda con gratitud cada oportunidad que le dio el medio y disfruta de su vida familiar lejos de los flashes.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *