De Roma a Harvard: Yalitza Aparicio dará una clase en la universidad



Estuvo en boca del mundo en 2019: es que protagonizó Roma, el filme en blanco y negro de Alfonso Cuarón (que ganó como “mejor película de habla no inglesa” en los Oscar el año pasado) y los periodistas de Hollywood la asediaban. Yalitza Aparicio​, la actriz de bajo perfil, tuvo que aprender a lidiar con las cámaras, los paparazzi y el marketing que rodea a Hollywood.

A los 26 años, Aparicio atraviesa un gran momento profesional. La ex maestra nacida en Heroica Ciudad de Tlaxiaco, México, en diciembre de 1993, dará una conferencia en la Universidad de Harvard.

“Yalitza Aparicio en The Mexico Conference, tenemos el honor de anunciar que ella será una de nuestras principales oradoras”, anunciaron desde la universidad.

Cuarón Yalitza (Reuters).

El encuentro con los alumnos será el 31 de enero y el 1 de febrero. Las charlas se dan en el marco de The Mexico Conference, evento organizado por la Asociación Mexicana de Estudiantes de la Universidad de Harvard (HUMAS), que busca abordar los problemas que enfrenta México en el siglo XXI.

El año pasado Yalitza formó parte de la celebración del centenario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Yali” se puso en la piel de Cleo, la joven mucama de una familia mexicana de clase media en los 70. Después de aquel rol, nada fue lo mismo en su vida. La actriz no habla el idioma mixteco, pero lo aprendió para Roma, y se convirtió en la primera mujer indígena y segunda mujer mexicana en ser nominada como mejor actriz al premio de la estatuilla, luego de Salma Hayek, por Frida en 2002.

Yalitza Aparicio en la tapa de la revista ¡Hola! de México. Y se armó revuelo.

El año pasado se armó un gran revuelo por un retoque digital que le hicieron a la tapa de Hola con Yalitza como protagonista. Le aclararon la piel y le cambiaron los rasgos mediante Photoshop.

La historia de Yalitza parece de cuento. Fue Edith Aparicio, hermana mayor, quien tenía planeado ir a la audición para interpretar a Cleo en Roma. Pero como Edith estaba embarazada, Yalitza, tímida, hizo el intento. “Que la gente se dé cuenta de que cualquiera puede ir tras sus sueños y que no nos limitan ni la clase, ni la etnia ni la condición socioeconómica, que hay lugar para todos”, comentó en una entrevista a New York Times.

A “Yali” le cuesta procesar todavía tanto ajetreo mediático y tanto movimiento personal en el último año. Fue convocada como embajadora de buena voluntad de la UNESCO y fue vocera de las causas a favor de las mujeres, como durante el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, que se encargó de presentar la campaña Cero “Violencia contra las mujeres”.

El año pasado en la alfombra roja de los Oscar (AFP).

Hija de una mucama en la vida real, la artista mexicana confesó que su pasado le ayudó a entender el contexto de esta relación de amor y desamor entre criados y patrones. “Hubo escenas durante el rodaje que removieron mis recuerdos y fue surgiendo, sola, esa necesidad de mi personaje de querer proteger a los niños con respecto a lo que estaba pasando para que ellos no sufrieran”, cuenta.

Tanta visibilidad hoy no se conjuga con las ofertas de trabajo relacionadas a la actuación. Todavía no forma parte de ningún nuevo elenco.

“Fue un año increíble, con aventuras inesperadas. Gracias 2019 por todas las experiencias, gracias a todos los que formaron parte de esta travesía y que continuarán en mi vida”, comentó. Y se encargó de aclarar que hubo decenas de ofertas, pero que prefiere evaluar con profundidad y esperar a sentirse “más segura”.

Mirá también Mirá también Mirá también Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *