De Giacomo Puccini a Ari Kaurismäki, cómo será el Festival Nueva Ópera



En Escuela de invierno, video que forma parte de la programación del Festival Nueva Opera 2020, el compositor Oscar Strasnoy y la escritora Florencia Werchowsky conversan sobre ópera.

Oscar Strasnoy (Buenos Aires, 1970) es uno de los compositores más prolíficos y talentosos de la escena actual y está radicado desde hace varios años en Berlín; Werchowsky es una escritora argentina y ex bailarina clásica del Teatro Colón, que ha realizado además algunas incursiones en el teatro musical contemporáneo, como Las bailarinas no hablan (basada en su novela homónima). Ambos artistas mantienen una conversación a distancia, propia de la era pandémica, a la que en cierto modo se suma el director de cine finés Ari Kaurismäki. El cineasta no aparece en cámara, pero sí aparecen sus respuestas por escrito a unas preguntas que le formula Strasnoy (también por escrito).

El punto de partida de esta conversación es el siguiente. En enero de 2020 Strasnoy fue a ver La bohème de Puccini a la Ópera Estatal de Berlín, ya que la dirigía un amigo, y dos o tres días después, de una manera casual, el músico vio en la Cinemateca de la ciudad el cine la película de Kaurismäki La vida bohemia (1992), basada en el mismo libro sobre el que se basó la ópera de Puccini, Escenas de la vida bohemia, del francés Henri Murger. Entonces a Strasnoy se le ocurre escribirle un correo electrónico a Kaurismäki y pedirle si le puede hacer algunas preguntas para el video que él y Werchowsky están preparando para un grupo de artistas argentinos sobre “ópera contemporánea” (“sea lo que sea lo que esto signifique”, acota Strasnoy) y sobre el tópico de la “vida bohemia” (que en la Argentina encarnó a la perfección el polaco Witold Gombrowicz, quien como dice Strasnoy pasó casi sin escalas de la adolescencia a la vejez y cuya obra literaria no se dio a conocer hasta bien pasados sus sesenta años).

Florencia Werchowsky, escritora y ex bailarina es parte del Festival Nueva Ópera.

Dirigido (y fuertemente intervenido) por Alejo Moguillansky, el video proyecta imágenes de la película de Kaurismäki y de la ópera de Puccini, además de las de Strasnoy y Werchowsky en sus respectivos estudios, entre otras. Básicamente, se trata de una conversación sobre los tiempos teatrales y musicales de la ópera, de la ópera en general y de Bohème en particular.

¿Cuánto pasó desde que Rodolfo y Mimí se ven por primera vez en la buhardilla del Barrio Latino de París y se prometen ir a vivir juntos? No más de cuatro o cinco minutos, contabiliza Strasnoy. “Los personajes son de la vida real -concluye el músico- pero los contextos son irreales”. Hay que entender todo un mundo en un tiempo concentrado. “En el primer acto hay cuatro inútiles (los bohemios: el pintor, el poeta, el compositor y el filósofo), un alquiler impago y un tipo que se enamora (el poeta Rodolfo de Mimí)”, resume Strasnoy.

La película de Kaurismäki no guarda ninguna relación con la ópera de Puccini (“me gusta esa ópera, pero nunca leí el libreto ni la vi en escena”, dice el director), pero sus imágenes aportan lo suyo. Los personajes de Kaurismäki hablan en francés, como en el original de Murger, pero no saben francés; hablan por fonética (el director aclara que trabaja con sus actores amigos finlandeses, y ninguno sabe hablar francés). Es así como esa película tan alejada de la ópera en un punto se acerca a la experiencia de la ópera; o, más precisamente, al tema de la comprensión en la ópera. Porque esos personajes de la película, que hablan de una manera bastante cómica sin dar una idea de que estén sabiendo lo que dicen y lo que oyen, llevan a la pregunta sobre cómo se comprende una ópera o qué se entiende de un libreto.

Alejo Moguillansky dirige el video en el que participa Ari Kaurismäki, dentro del Festival Nueva Ópera

En este sentido, Werchowsky agradece la existencia del sobretitulado que en la sala del Colón empezó a funcionar en los años ’90 bajo de dirección de Sergio Renán, que le permitió entender el texto de obras en idiomas extranjeros.

Aunque Strasnoy echa un manto de duda sobre este último punto: “La ópera nunca se entiende, ni siquiera cuando está cantada en tu propio idioma. Lo que no entendés por el texto, lo entendés por la música. Cuando salís de la ópera, salís de una pesadilla medio extraña donde te bombardearon todos los sentidos, incluso el olfativo”, concluye el experimentado compositor.

Nueva Ópera en tiempos de pandemia

Las producciones del Festival Nueva Ópera Buenos Aires 2020 se presentarán desde el 23 de septiembre hasta el 4 de octubre por streaming, a través del sitio https://festivalnuevaopera.org/materiales-2020/.

Oscar Strasnoy, el compositor argentino conversa vía video con el realizador finlandés Ari Kaurismäki, en el Festival Nueva Ópera.

Además del video de Strasnoy, Werchowsky y Moguillansky, podrán verse Madre Ámbar, ópera de cámara con imágenes y dirección de de Juliana Iriart y Sebastián Zubieta, sobre texto anónimo. La música, intencionalmente escrita antes de la selección del texto, reparte una melodía entre cuatro cantantes, acompañados por una viola y breves intervenciones de vibráfono y arpa.

#umweltKapital, de Andrés Genoud, es una ópera performática en tres entregas, que se proyectará en vivo los días 25 de septiembre y 2 y 3 de octubre. Está, basada en conceptos de El Capital de Karl Marx y en el trabajo del pionero en etología y cibernética, Jakob Von Uexküll.

El programa se completa con dos creaciones en residencia, en el marco del proyecto Nuevas vocalidades, de la Fundación Williams: Los sueños de la materia, de Sebastián Verea y Juan Cruz Forgnone, mezcla de ópera experimental y video juego; y Rosario Vega, una biografía apócrifa, De Carolina Piola, Santiago Villalba, Agustina Crespo y Ana Crapis, obras que, según las autores, busca crear un dispositivo narrativo de base escénico-sonora que apela al archivo fragmentario y subjetivo de la memoria -tanto individual como colectiva- como herramienta para la creación de una biografía apócrifa.

Miguel Galperin es el director del Festival Nueva Ópera. Foto Gentileza Gisela Peláez

No son óperas representadas en teatros o en contextos convencionales, sino creaciones en tiempos de pandemia. Como explica el director del Festival, Miguel Galperín (director a su vez del Centro de Experimentación del Teatro Colón), “estos proyectos existían en el papel y terminaron de tomar forma para ser transmitidos por Internet y como respuestas al aislamiento de la pandemia”.

El Festival Nueva Opera Buenos Aires se remonta a 2010 y nació como parte de la programación del CETC. “En un momento me dí cuenta –dice Galperín- de que había más producción que espacios disponibles, y si bien la sala del CETC es un espacio muy flexible, sigue siendo una sala”.

El Festival funcionó durante varios años en el marco de las actividades del CETC, e incluyó un seminario anual para jóvenes artistas locales dictado por creadores como Oscar Strasnoy, Heiner Goebbels, Pablo Ortiz y otros artistas de distintas procedencias. Con el cambio de autoridades en la dirección artística del Colón, el Festival debió emigrar del CETC, y hoy tiene su sede y principal soporte en la Fundación Williams.

Florencia Werchowsky, en el video que se dará on line en el Festival Nueva Ópera.

WD

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1