De Amalia Granata a Luciana Salazar: la furia de las famosas por la suspensión de las clases presenciales


El miércoles por la noche, el presidente Alberto Fernández anunció nuevas restricciones debido al aumento de contagios de coronavirus en todo el país. Una de las disposiciones que causó mayor revuelo fue la suspensión de clases presenciales hasta el viernes 30 de abril. Muchas famosas alzaron la voz en las redes sociales y expresaron su indignación por el retorno a la educación virtual: desde Pampita Ardohain y la diputada Amalia Granata hasta Luciana Salazar.

Pampita fue una de las primeras en comentar con enojo la decisión del Gobierno: “¡La educación es un tema crítico en una emergencia! Los riesgos de contagio con la presencialidad escolar son muy bajos en comparación con las pérdidas que genera la suspensión de clases presenciales en términos de aprendizajes, oportunidades de empleo futuro y justicia social”.

La modelo sumó otro tuit y cuestionó: “¡Al menos 450 mil vacunas fueron destinadas para los docentes! ¿Y suspenden las clases presenciales?”. Minutos más tarde, llegó el mensaje de Granata, con un relato sobre lo que sucedió en su casa al conocerse la noticia: “En este momento estoy conteniendo el llanto de mi hija que la dejan sin colegio presencial y sin cumpleaños por segunda vez, el costo emocional de nuestros hijos lo van a pagar caro”.

Los tuits de Amalia Granata, indignada por la suspensión de clases presencialesTwitter @ameliegranata

“Sinvergüenzas, inútiles, mercenarios. Tenemos que salir todos por la República”, agregó. Y cerró, refiriéndose al Presidente: “No tiene idea de lo que es alguien que trabaje y no tenga con quien dejar a los chicos. No tiene idea lo que es llevar adelante un negocio o emprendimiento. No tiene idea, ni empatía, de lo que piensa el pueblo”.

Luciana Salazar sumó su reclamo: “Sin clases presenciales de vuelta. ¡Las clases eran lo último!”. Poco después, justificó: “Pedir por la presencialidad no es ser anticuarentena; incluso el ministro Trotta (de Educación) decía ayer que las aulas con protocolos eran un lugar de bajo nivel de contagio”. Y concluyó: “No es una cuestión política. La educación es absolutamente esencial para el desarrollo infantil”.

Atónita por el anuncio, Guillermina Valdes se preguntó: “¿Las clases? ¿Y los chicos que no tienen conectividad?”. En la misma línea, María del Cerro expresó en un escueto mensaje: “¡Los chicos son el futuro!”; al igual que Paula Chaves, que sumó su crítica con el mismo argumento: “El porcentaje de contagio en aulas es muy bajo, piensen en la salud mental de las chicas y chicos, ¡por favor!”.

Bajo el hashtag #NoCierrenLasEscuelas, los tuits de las famosas siguieron llegando. Lourdes Sánchez lamentó la decisión: “¡No! ¡Las clases no!” y Connie Ansaldi fue aún más crítica: “Que cierren los colegios es una locura. Pero de esas locuras que hacés cuando estás totalmente borracho y al día siguiente tenés black out. Sabés que hiciste una boludez, pero no querés hacerte cargo; así”.

“¿No era el último recurso cerrar las escuelas? ¿Cuántas vacunas y cuántos test van a hacer? ¿Cuál es el índice de contagio en escuelas? ¡Hagan cadena nacional para informarnos eso! ¿Nadie pensó en el daño psíquico que están causando a nuestros hijos?”, enfatizó María Julia Oliván, quien además calificó al Gobierno de “inútiles” en forma de hashtag.

Eugenia Tobal alzó su voz con un breve tuit: “¡Las clases no!”. Luego llegó el mensaje de la panelista Maite Peñoñori: “¿Las clases? ¿Posta? Se vacunaron docentes para que puedan trabajar presencial. ¿La salud mental de verdad no importa?”. Su colega, Karina Iavícoli, escribió un descargo similar: “¡La tristeza que me da que los chicos no tengan clases! ¿Y la salud mental de nuestros hijos?”.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *