David Lebón, un Gardel de Oro con un presente feliz y un futuro recargado: “Éste es el regalo que me dio Dios”



Si pensaba que a esta altura del viaje -con medio siglo de trayectoria y un Teatro Colón de yapa, antes de la cuarentena- estaba todo dicho, la edición 22 de los Premios Gardel, en su debutante versión virtual, llegó para refutar cualquier teoría que David Lebón pudiera tener a sus 68 años.

“Sé que hay otros señores de mi edad que han ganado, pero yo en mi mente tengo 20 años. Mi hijo me dice que soy Peter Pan”, dispara, Zoom de por medio, el ex Serú Girán, quien en esta particular edición de los premios con los que CAPIF (Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas) premia la producción musical local, se quedó con seis de las categorías en las que participaba, incluida la de Mejor Álbum del Año, que lo convirtió en el Gardel de Oro 2020.

Del otro lado de la pantalla, una de las leyendas del rock nacional, que pidió a su familia que guarde silencio mientras dura el junket, celebra con humor que tanto en la transmisión como en la conferencia de prensa online de la que Clarín fue parte, no tuviera errores técnicos.

Premios Gardel 2020. Amor a segunda vista; David Lebón dice que pondrá sus nuevas estatuillas junto a la anterior. /Foto Prensa Premios Gardel

“¡A veces falla el streaming! Por suerte a nosotros no nos falló. Y me gustó la ceremonia, a pesar de que fue hecho como fue hecho. Las grabaciones de cada uno desde sus casas y la cosa ésta del Zoom, que es todo nuevo para mí. Estoy como atragantado, porque este programa fue rápido, y no como las entregas de antes. Ojalá lo pueda guardar mucho tiempo adentro mío”, anhela Lebón, que a pesar de no haberse movido de su casa, confiesa sentirse agitado “como si hubiera dado un show en vivo”.

Con una cuarentena que le cambió el humor (“para bien”, aclara), el artista que su álbum Lebón & Co. reunió a colegas como Fito Páez, Andrés Calamaro, Ricardo Mollo, Julieta Venegas y Pedro Aznar para reversionar sus clásicos de siempre, invirtió estos meses en pulir material para dos próximos discos y hasta un libro que también promete ver la luz en el futuro.

“Yo me siento como Clapton, un clásico, un tipo que ganó sus premios pero nunca dejó de hacer rock y blues. Que no empezó a hacer cosas nuevas para no perderse en el camino”, declara.

-¿Es más gratificante ser premiado con esa certeza?

-Sí, absolutamente. Me acuerdo que la vi a Tina Turner cuando tenía 50 años. Ella empezó de muy jovencita, pero cuando terminó esa relación que tenía e hizo el disco Private Dancer me volví loco; y ya tenía 50 y pico de años. Hizo un concierto en Brasil y en Buenos Aires, creo. Y yo sentí lo mismo. Sentí que desde el otro disco se me abrieron las puertas. Con mi edad, un banco no me daría un préstamo para una casa. No me lo da por mi edad. Pero Sony abrió las puertas para mí como diciendo: “Negro, hacé lo que quieras. Grabá lo que quieras.”

Premios Gardel 2020. Después de ganar el Gardel de Oro, David Lebón dialogó con la prensa. /Foto Prensa Premios Gardel

-Te emocionaste durante la transmisión hablando de Patricia Oviedo, tu mujer y manager. ¿Parte de este triunfo se lo debes a ella?

-Sí, tiene mucho que ver. No solamente el triunfo de hoy. Patricia fue la única persona que pudo realmente con las drogas. No pudo ningún psicólogo. Nadie. Solamente ella pudo. Eso es increíble. Porque, la verdad que ir a contarle a un tipo que no conocés casi tu interior, lo que te pasa… Y tengo la suerte de que hace 15 años que no toco una gota de alcohol ni de cocaína. Estoy muy feliz, y este es el regalo que me dio Dios por hacer lo que hice.

“Tengo la suerte de que hace 15 años que no toco una gota de alcohol ni de cocaína.”

-¿Hay algo agridulce en celebrar cuando el contexto del coronavirus no acompaña?

-Yo estoy bien, no pretendo nada de este mundo. Lo único que pretendo es que la gente esté feliz. Es muy difícil, pero si la gente no es feliz yo tampoco puedo serlo. Yo, con la música recibo demasiado. He tocado en bandas muy buenas, que muchos no conocen; y, toqué, ponele, para un Colón lleno. Jamás me lo hubiese imaginado en mi puta vida.

-¿Y el Gardel de Oro?

-No, ni soñando. Desde que empezamos, hace 20 años o no sé cuánto, a los premios no les di mucha importancia. Lo que a mí me gusta es tocar y que todo salga bien, y que vaya gente, y que me escriban las cosas lindas que me escriben. Porque me escriben unas cosas maravillosas. Todo es muy bonito, o quizás sea duro en algunos casos, pero me quieren. Este mundo fue hecho para nosotros y todos somos una gran familia; estoy hablando de Estados Unidos, Rusia, Australia… Después, pasó que todo el mundo le hizo una raya a cada lugar y dijo: “Esto es para nosotros, esto es para la Argentina…” Y siendo Argentina yo creo que nos está yendo bien, a pesar de las cosas que nos están pasando y que nos pasaron. Porque cuando yo empecé a tocar era ir preso todos los días, me secuestraron, me hicieron de todo, y sin embargo no nos pudieron parar y ganamos. Y acá está el rock, acá están los Gardel y hay un montón de música nueva que está muy buena.

-De hecho, muchos señalaban a las nuevas generaciones de la música urbana como WOS o Londra, que compartieron tu terna, como grandes candidatos.

-Creo que realmente esto es lo que tiene que pasar. A mí no me gusta discutir el tema. Estoy tranquilo: soy un abuelo de ocho nietos. Estoy tranquilo. Estoy contento de ser músico, de que mi madre me haya hecho caso y me dijera: “Si no querés estudiar, vas a tener que ser famoso”. Pero ella me lo dijo en chiste. Y yo, con 12 años le dije: “Mamá, yo voy a ser famoso”. Ella no está viva ahora, pero lo está viendo.

Premios Gardel 2020. David Lebón no disimula ni un poco su felicidad. /Foto Prensa Premios Gardel

-Ahora que el galardón máximo está en tu poder. ¿Cómo se sigue para que sea un impulso y no un punto de llegada?

-En realidad, yo estoy parado en un lugar donde si me ganaba un Gardel solo, estaría de la misma manera que ahora. Simplemente es uno que tiene otro color. Son una cosa muy bonita, que vos los ponés en un lugar, todos parados, con todos tus premios y cuadros, y los tenés que limpiar todos los días y recordar cuándo fue ese momento Y haga eso o no, en este momento, en mi casa con mi familia, no me lo voy a poder olvidar.

-¿Ya tenes algún lugar asignado para la estatuilla?

-Sí, al lado de la otra, la primera que me dieron. El primer Gardel. Pondré al Capitán adelante. Con otros también de Konex y algunos disquitos de platino de Serú Girán.

-Hablando de discos, ¿la propuesta de grabar uno con Charly García sigue pendiente?

-Está ahí. Yo le dije: “Cuando vos quieras, me llamás y empezamos.” Porque sé que él está tomándose su tiempo y quiere estar seguro. Yo lo amo y él me ama. Si él pudo grabar su disco anterior en la clínica con el suero en las venas y tecladitos chiquitos, es un genio.

Premios Gardel 2020. “Me siento como Clapton, un clásico”, dice David Lebón. /Foto Prensa Premios Gardel

-Mencionaste que hay dos o tres discos más en el tintero. ¿Se viene una segunda parte de Lebón & Co?

-Vamos a esperar a que termine este momento que fue hoy, que desgraciadamente ya terminó y ojalá pueda guardar mucho tiempo dentro mío. Ahí, vamos a juntarnos con Damián (Amiano), la producción y Patricia a ver si hacemos el número 2 o uno nuevo. Yo tengo material para un disco nuevo; y para el volumen dos también hay algo ya armadito. Sé que a la gente le va a encantar, porque hay muchos músicos que quedaron afuera.

Mirá también Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1