Darío Barassi conducirá “100 argentinos dicen” gracias a la pandemia



El 2020 pintaba como un año de crecimiento y despegue para Darío Barassi (36). Con el éxito de Carcajada salvaje a cuestas -la comedia furor del teatro comercial antes de la llegada de la pandemia-, el actor tenía nuevos proyectos ya pautados en televisión, cine y teatro.

La cuarentena postergó esos planes para 2021. Pero tuvo su costado positivo: le sirvió para compartir tiempo con su primera hija, Emilia, que nació en julio de 2019. Ahora llega el momento de volver al ruedo, en un rol distinto al habitual, aunque no le sea ajeno. Darío Barassi será la cara de 100 argentinos dicen, el nuevo programa de entretenimientos de El Trece, que empieza este lunes 24 a las 16.

El ciclo es parte de la renovación de las tardes del canal -junto a Mujeres del 13- y supone el debut de Barassi como conductor en la tevé abierta, luego de un breve paso por un ciclo culinario en Fox Life, y cuatro años secundando a Germán Paoloski en Nunca es Tarde (NET), aquel late night de Fox Sports.

Darío Barassi venía de un gran 2019 con la obra “Carcajada salvaje”. La pandemia paró todo. Ahora vuelve al ruedo. Foto Prensa El Trece

“Siempre estuvo seduciéndome el tema de la conducción, pero en general priorizaba los proyectos de actuación, porque tengo más vocación de actor. Pero en este contexto tan particular de pandemia y cuarentena, me convenció”, confiesa el actor, que por la pandemia también se perdió la gira de prensa de Corazón loco, la nueva película de Adrián Suar en la que trabajó, y que tendrá su estreno en Netflix el próximo 9 de septiembre.

“El formato lo conocía, había visto el de Estados Unidos y el que hizo acá Monchi Balestra. Se probó en todos lados y se sabe que funciona, que es divertido. Eso me da cierta tranquilidad en mi primera experiencia en tele abierta. Ya estuvimos ensayando con algunas familias. Es una hora de entretenimiento al palo, donde las mismas familias generan un poco el contenido del humor.

-¿Cómo te sentiste en esos ensayos?

-Barassi: Yo me siento bastante suelto, se me da muy natural la conducción dentro del formato. Por momentos, a mi estilo, derrapo. Pero creo que se da una cosa muy empática con el público y creo que la gente y las familias se van a enganchar. Aparte es un poco necesario un programa así en un momento como este: que la gente tenga un rato para jugar, cagarse de risa, para volver un poco a la situación de antes de la tele. Eso de ‘Che, van a ser las cuatro, pongamos El Trece que está el programa del gordo’.

-Una tele de otra época.

-Barassi: Sí, pero también me parece muy jugado. Es un formato tradicional, una tele de otra época. Les puede salir pésimo y que la gente diga ‘qué pésimo que es el gordo’, pero me encantó que pensaran en mí como conductor, porque está bueno aggiornarlo. Es una lavada de cara poner a un tipo que es más actor, como para refrescar un poco el concepto de programa familiar típico de tele.

Entrevista con Darío Barassi, que desde este lunes 24 a las 16, conduce 100 argentinos dicen. Foto Prensa El Trece

-¿Qué pensás que le suma el hecho de ser actor al rol de conductor?

-Barassi: Yo tengo mucha capacidad lúdica, que es como mi primera herramienta para el teatro. Estoy muy presto para el juego. Entonces, si me das una respuesta que me parece ridícula, me pongo en un personaje que te critica y se enoja. O si siento que algún participante me tira onda, me puedo prender a un juego de seducción actoral. Juego mucho, juego a ser conductor.

Un formato que le calza y que cambió sus planes

¿Cuál es la figura argentina más seguida en redes sociales? ¿Qué achura no puede faltar en un asado? ¿Qué cosas prestás y nunca te devuelven? En 100 argentinos dicen -versión local de Family Feud, un formato estadounidense que se emite desde 1976 y que fue replicado en más de 30 países- dos familias compiten para descifrar el verdadero pensamiento de los argentinos.

Cada tarde, frente a frente, intentarán descubrir qué contestaron cien personas de entre 18 y 80 años -con distintos niveles socioeconómicos, culturales, educativos- encuestadas sobre diversos temas de interés: música, deportes, redes sociales, comidas, actualidad.

“El formato generalmente busca humoristas. Si bien no me considero humorista sino actor, necesitás muchas capacidad lúdica porque de verdad te encontrás con respuestas hilarantes, tanto de los participantes como de los encuestados. Ese es un muy buen disparador de comicidad”, dice Barassi.

Entrevista con Darío Barassi, que desde este lunes 24 a las 16, conduce 100 argentinos dicen. Foto Prensa El Trece

-¿Descubriste algo que no conocías de los argentinos?

-Barassi: Lo que me sorprende es que las familias a veces saltan con cualquiera. Recuerdo a una que le preguntaron por un mago famoso y me contestó “El mago Carlos”, que era el mago que había ido a animar los cumpleaños de sus hijos. Me dio mucha ternura y gracia. Esos disparadores me vuelven loco.

-¿Creés que hubieses aceptado esta misma oferta en tiempos normales? El año pasado dijiste que había decidido dejar todos los trabajos que no tuvieran que ver con tu vocación de actor.

-Barassi: Las cosas cambiaron un poco. De verdad, esperaba un gran año como actor. Carcajada salvaje seguía siendo una bomba en teatro; tengo una oferta ya casi cerrada para hacer una comedia comercial en teatro el año que viene; tenía una película para mayo; tenía una serie para agosto… Estaba tapado de laburo, muy contento. Y después de estar seis meses quieto, sentí la necesidad de probar si seguía con la capacidad de generar algo. Estoy rodeado de pañales, óleo calcáreo, mi gorda divina encima, y lo disfruté muchísimo. Pero necesitaba saber si había algo de Barassi todavía vivo. También había una necesidad de trabajar y de ganar algo de guita.

Su rol como padre y un voto de confianza al ACTA

“Nunca en mi vida voy a hacer la entrega que estoy haciendo por ella. Hace conmigo lo que quiere. Aprendió a decir ‘papá’, ‘mamá’, ‘agua’, se baña sin la sillita, camina, corre, se sube al sillón sola. Fue un regalo de la vida para mí”, asegura Barassi.

Después se acuerda del contexto y aclara: “Es horrible lo que estoy diciendo, porque es una situación mundial aberrante. Por suerte mi mujer es psicóloga y siguió trabajando. Pero a mi se me frenó todo y me permitió tener ahora un vinculazo con la pendeja. Y ella está súper segura también. Lo tomé como un regalo y una oportunidad bien aprovechada”.

-¿Aprendiste algo nuevo en este aislamiento?

-Barassi: A hacer asados, que nunca hice en mi vida. Soy bastante vago, no me gusta el calor ni ensuciarme, demasiadas condiciones en contra como para prender un fuego. Pero me compré una parrilla y me clavé como ocho. El tema es que aumenté varios kilos.

-Solés decir que nunca tuviste complejos con tu cuerpo, pero que te cuesta salir del personaje de gordo simpático. ¿Estás en esa búsqueda?

-Barassi: Mirá, ya tengo 36 años. Hay varias cosas que ya están establecidas. Lo de ‘gordo simpático’ es un mote que entiendo le pasa más a los otros más que a mí. Sé que es lo que muestro. Pero estoy convencido de que me ponés a hacer un clásico en el Cervantes y lo puedo hacer. En este laburo uno demuestra determinada faceta y eso es lo que se compra. Y bueno, está bien, la mayoría de las ofertas laborales vienen por ese lado. Yo convivo muy bien con mi cuerpo y mi gordura. Ahora que soy padre me pesa más, porque quiero estar al lado de mi hija hasta los 97 años. Y sé que la gordura va en detrimento de la salud. Pero por suerte puedo decir que vivo bastante pleno, estoy cómodo siendo quien soy, estando donde estoy.

Hasta la aparición de la pandemia, Barassi protagonizaba Carcajada salvaje con Veronica Llinas, un éxito del teatro comercial. Foto prensa Fuentes Fernandez.

-Te lo preguntaba más por tu oficio de actor. Quizás buscabas escaparle a esa etiqueta para interpretar otro tipo de personajes.

-Barassi: Bueno, es que yo también soy un poco responsable de eso porque es lo que muestro. Los laburos que elijo siempre tienen que ver con ese universo. Por eso me duele lo que se perdió para este año, porque en ninguno de los proyectos era ‘el gordo amigo divertido’. Yo mientras tanto me sigo formando porque sé que soy más que un gordo simpático. Eso lo tengo muy claro.

-¿Qué opinás de la flamante Asociación Civil de Trabajadores del Arte (ACTA) que impulsan Gastón Soffritti y Peter Lanzani?

-Barassi: Estoy chocho con el movimiento de los chicos. Me parece espectacular. En primer lugar, son amigos. Más allá de eso, son dos cabezas inquietas y jóvenes. Así como me gusta que pongan a una cara joven a conducir, me parece que está buenísimo que caras jóvenes empiecen a investigar, incursionar, defender, a proclamar por derechos que tienen que ver con el contenido audiovisual, por los actores y por las producciones.

-¿Qué diagnóstico hacés de este momento de crisis?

-Barassi: Y… que se produzcan ocho series en un país como la Argentina y sesenta en España… digo, algo estamos haciendo mal. Algo hay que modificar. No hay mucha vuelta. Porque somos miles de actores. Yo tengo la suerte de estar entre los que laburan. Pero de verdad hay una gran cantidad de actores sin trabajo, más allá de la cuarentena. La idea de ACTA es trabajar en conjunto con (la Asociación Argentina de) Actores, sumar. Ellos no tienen una actitud combativa. La idea es abrir el diálogo, aportar una mirada más joven, es absolutamente constructiva. Ese concepto tan agrietado, en su generación, no existe. Así que tienen mi banca al cien por ciento.

Entrevista con Darío Barassi, que desde este lunes 24 a las 16, conduce 100 argentinos dicen. Foto Prensa El Trece

-¿Te parecen injustas las críticas hacia Actores?

-Barassi: Sí, yo no me subo a esas críticas de ‘actitud pasiva’. Me siento bastante representado por Actores. Pero me parece que está bueno lo de ACTA. Tienen una oportunidad por delante de desempolvarse, de aggiornarse, crecer. Cambiaron las maneras de hacer ficción. En general, en todos los ámbitos está bueno abrir el diálogo, escuchar otras campanas. Creo que Actores siempre estuvo comandado por las mismas filosofías, los mismos criterios. y está bueno abrir la mirada a nuevas plataformas. Hoy el streaming es la vedette, entonces hay que regularizar la producción y la contratación de actores en esas plataformas. Hay que aggiornarlo. Y creo que Actores lo está recibiendo bastante bien el tema.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2