Cuarentena por coronavirus: Otis Redding, un artista con el alma al descubierto



¿Por qué te lo recomendamos? Porque la música soul en la voz de Otis Redding transmite energía y sentimiento, aspectos esenciales de su estilo y que nos brindan una ráfaga de aire fresco.

Uno de las grandes voces de la música popular norteamericana, Otis Redding (1941-1967) alcanzó su esplendor haciendo soul y rhythm & blues, dos géneros indisolublemente ligados a la música negra y núcleo del repertorio de The Soul Album (1966). Este artista, que nació en Georgia y murió en un accidente de aviación en Wiscosin, en diciembre de 1967, cuando tenía apenas 26 años, representa uno de los puntos más altos del soul de mediados de los años ’60.

Redding surgió del góspel, del que heredó ese tono de ferviente predicador al que le sumó su voz cruda, una dramática habilidad interpretativa y autoridad rítmica esenciales para alcanzar esa expresividad que allegaba a todas las audiencias sin distinción.

En The Soul Album, su cuarto disco, el cantante logra consolidarse como la estrella del género que no vende su alma al pop y consolida su camino con un repertorio de melodías festivas y baladas dolorosas. Su canto, la banda, las atmósferas y esa controlada exuberancia nos envuelven en ese mundo de música negra en que sentimiento es igual a música.

Redding no creó un lenguaje; sus antecesores, como Sam Cooke, fueron los artífices de ese idioma pero con él alcanzó un estado de excelencia único, un intérprete sin par y en esto tuvo también que ver la colaboración de la banda Booker T & The MG’s, con un baterista excepcional en el estilo, Al Jackson Jr y una sección de vientos espléndidamente ubicua.

Mirá también

The Soul Album es un disco en el que Redding se mueve con una soltura ejemplar entre doce canciones de diferentes texturas con las que recorre un interesante espinel estilístico. Sus composiciones se mezclan con Treat Heat Right, de Roy Head, con un arreglo casi shuffle; Chaing Gang, de Cooke, casi reescrito y tratado con una rítmica desbordante; y Everybody Makes Mistake, de Eddie Floyd, que la trasforma en una balada descaradamente romántica.

Canciones que dejan de ser versiones para convertirse en reinterpretaciones con carácter propio, como la legendaria Nobody Knows You (When You’re Down and Out), que hizo famosa Billie Holiday, convertida en un volcán emocional donde la voz compite con la intensidad instrumental.

Así es la tapa de “The Soul Album”, el cuarto disco de Otis Redding.

Hay algunas joyas medio escondidas, como su composición Cigarettes & Coffee, de una delicada belleza melódica, cantada de manera hermosa, y también It’s Growing, de Smokey Robinson, un R&B tan arreglado como elegante que hasta puede empujarnos a bailar.

Just One More Day More tiene una forma de blues que huye hacia el soul, y Redding la persigue hasta alcanzarla y darle cuerpo de balada; Good to Me, cautiva con sus tiempos muertos, y Scratch My Back, con su persistente cadencia…

En definitiva, The Soul Album es uno de los grandes trabajos de Redding, de esos discos que si lo ves en una disquería no te queda más remedio que comprarlo. Pero como quedan pocas, por las dudas te lo dejamos acá.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *