Cuarentena por coronavirus: la llave de Nick Drake para explorar las emociones más profundas



¿Por qué te lo recomendamos? Porque la música de Nick Drake transmite una sensibilidad especial, buena para conectarnos con nuestro interior y reunir fuerzas para continuar con este necesario período de cuarentena.

Tan poco conocido en su momento y tan talentoso; el cantante y compositor Nick Drake (1948-1974) mucho después de su prematura muerte obtuvo un justo reconocimiento a su música y desde donde saltó a ser un artista de culto, algo absolutamente esperable.

Su carrera comenzó con un delicado trabajo Five Leaves Left (1969) y si bien en su momento fue tratado con indiferencia y sólo la revista Melody Maker lo definió como “poético e interesante” se necesitó del tiempo para percibir su belleza. Ya desde sus comienzos Drake tenía un lenguaje específico construido a partir de la música folk con líricas originales y creatividad melódica a la hora de componer. Vaya en defensa de esa flagrante desatención que eran años con mucha música y una intensa renovación artística que a veces encontraba a las audiencias mirando hacia otro lado.

En fin, lo cierto es que Drake debutó con un disco tan variado como valioso. Una música intimista con silencios y una forma de frasear que deja la sensación de no terminase de contar la historia, alargando mucho la sílaba final de cada frase. Una música en la que somos el destinatario pero nos deja el lugar de espectadores.

Los arreglos de cuerdas de Five Leaves Left, escritos por Robert Kirby (un amigo de Drake de la universidad, sin experiencia discográfica), crean atmósferas que profundizan el tono emocional de las melodías sin caer en el edulcoramiento. “Las cuerdas no deben abrumar ni sonar cursi”, fue la única indicación que hizo el artista a su amigo y así lo hizo.

En Way to Blue, uno de los temas más conocidos de Drake, las cuerdas acentúan la cadencia de la voz sin invadirlo más bien hacen las veces de un coro que enfatiza los matices de la historia. Cello Song es una pieza de una melodía diáfana, ágil, basada sobre un arpegio de Drake en guitarra que tiene como respuesta el fraseo del cello. Perfecta. River Man, tema central del disco, reúne la calidez de su voz con un arreglo de cuerdas cautivador.

Así es la tapa del álbum “Five Leaves Left”, de Nick Drake.

Day Is Done sigue el mismo camino, la voz se recuesta sobre las cuerdas para sacar a la luz esa continua mirada algo decepcionada “Ahora no hay tiempo para empezar de nuevo/ Ahora, la fiesta ha terminado”. Man In A Shed tiene una introducción de contrabajo y un swing más presente montado sobre el piano en esta canción de tono autobiográfico.

El disco cierra con la cadencia de Saturday Sun, una balada que rompe con algo de todo ese sortilegio tejido a lo largo del álbum, aunque el tono inicial esperanzador se vuelve escéptico hacia el final de la historia: “El sol del sábado se convirtió en lluvia de domingo/ Y el domingo se sentó sobre el sábado y lloró por un día pasado”.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *