Crítica de ParaAnormales: somos todos buenos hasta que se demuestra lo contrario



Todos creemos ser buenas personas. Hasta que las circunstancias nos obligan a demostrarlo. Y entonces, ahí cuando estamos entre la espada y la pared, aparece la realidad: todos creemos ser personas de bien pero podemos, con muy poco, demostrar lo contrario. ParaAnormales, en el Multiteatro Comafi, retrata a un grupo de padres y madres de colegio, los típicos clase media que se sienten superados, cool, buena onda. Pero les molesta la presencia de un compañerito de sus hijos, de 9 años, que tiene síndrome de Asperger y que va a la misma sala, la de 4° B. Están empeñados en echarlo de la institución con la complicidad de la directora.

El director Daniel Veronese escribió este material junto con Matías Del Federico, repitiendo la exitosa fórmula de 2014, con Bajo terapia (por entonces, Veronese sólo dirigía la obra ganadora del Premio Contar 1). La dupla acierta en esto de mostrar una historia local y que puede ser universal a la vez.

El elenco sostiene lo que se cuenta con un ritmo que no decae nunca, el retrato de seis personajes tan “normales” como detestables. Paola Barrientos, Carlos Portaluppi, Marina Bellati, Laura Cymer, María Figueras y Gonzalo Suárez apelan a todos los tics y guiños que estos papis y mamis acumulan para intentar demostrar lo que no son.

ParaAnormales. La obra que dirige Daniel Veronese retrata la falta de empatía de esta época. En el Multiteatro Comafi.

La comedia ayuda al espectador a entrar de lleno en la trama, porque siempre resulta esto de reírse de situaciones que vemos a cierta distancia. Pero a medida que avanza el relato, crece la angustia, porque se vuelve cada vez más evidente la hipocresía y la falta de empatía del grupo. Y porque, además, posiblemente muchos de la platea hayan pasado por situaciones similares de una u otra forma.

Mirá también

La obra está llena de matices identificables, porque se ocupa de destacar ciertos rasgos muy contemporáneos y lo hace desde un lenguaje de gran actualidad. En ese sentido ParaAnormales podría abrir un subgénero de grotesco argentino, versión 2020 con su muestrario de moldes, estándares y apariencias de todo tipo.

Barrientos, como Olga, la directora demuestra una vez más la enorme versatilidad que tiene para la comedia y para crear este tipo de personajes tan reconociblemente monstruosos. Portaluppi y Bellati (Rodrigo y Sara); Suárez y Figueras (Lucas y Manuela) aparecen resolutivos y certeros como los padres y madres que no tienen empacho en exponer su falta de empatía e intolerancia, pero insistiendo en que hacen todo lo contrario.

Mirá también

Por su parte, Cymer es Verónica, la madre del chico que los demás pretenden echar. La actriz sabe ubicarse en ese registro de vulnerabilidad, fuera del grotesco de los otros, para decir las verdades que nadie se anima a escuchar.

Entonces, están los malos, los buenos y también los falsos buenos que no son capaces de ponerse en el lugar del otro, ni siquiera cuando el otro es un niño. Una vuelta de tuerca al fin termina de armar un relato interesante, retrato fiel de estos tiempos.

Mirá también

Ficha

ParaAnormales

Calificación: Muy buena

De: Daniel Veronese y Matías Del Federico. Con: Paola Barrientos, Carlos Portaluppi, Marina Bellati, Laura Cymer, María Figueras y Gonzalo Suárez. En Mutltiteatro Comafi: Av. Corrientes 1283. Funciones: miércoles, jueves y viernes, 20.30; sábados, 20.30 y 22.45 y domingos, 20.30. $1.200.

WD​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *