Crítica de Los Bonobos: los otros reyes de la risa



Siempre se dice que es más difícil hacer reír que llorar y también que la comedia es un género, todavía, un poco menospreciado. Pero cuando necesitamos algo de aire para la mente, un momento de distensión, una bocanada de alegría aunque sea efímera, elegimos el humor. Los Bonobos representan ese momento en el que podemos encontrar una pequeña felicidad, recortada al final del día. Fugaz, pero felicidad al fin.

La obra, que se presenta en el Lola Membrives, es del francés Laurent Baffie (el mismo de Toc Toc), adaptada por Julián Quintanilla. La versión local tiene varios puntos clave que determinan su efectividad: un elenco que no le teme al ridículo y se apodera del escenario-, y la dirección conjunta de Alberto Negrín (también a cargo de la impresionante escenografía) y Gabriel Chamé Buendía, maestro de clown. La sinergia entre ambos completa una rompecabezas con todas sus piezas muy bien ajustadas.

Alex (Peto Menahem), ciego; Dani (Osqui Guzmán), sordo y Fran (Campi), mudo, son amigos. Quieren dejar de tener sexo casual y encontrar el verdadero amor y para eso deciden probar con citas pautadas. Pero el gran desafío es que las mujeres con las que se encuentran para salir no tienen que darse cuenta de la condición de cada uno de ellos.

Los Bonobos. Lizy Tagliani, con un personaje a su medida, en el Lola Membrives.

Las chicas son Jessica (Lizy Tagliani), policía; Bea (Anita Gutiérrez), vendedora de calzado, y Angeles (Manuela Pal), enfermera tienen el mismo objetivo y personalidades muy particulares.

La comedia es una invitación a jugar. Los protagonistas lo hacen con el impresionante oficio que tienen todos porque juegan muy seriamente.

La obra funciona como un mecanismo de relojería: desde el ensamblado de las distintas escenografías para cada escena que se suceden a la vista del público hasta las situaciones paralelas que funcionan como ventanas contiguas en el escenario, la información que recibe el espectador es constante. Y siempre sorprende.

Mirá también

Los actores aprovechan el espacio al extremo y el gag está a la orden del día. La destreza física de todos es uno de los recursos mejor utilizados ya que la comedia se explaya en situaciones donde el humor no sólo está expresado en la palabra sino en las acciones.

Al mejor estilo de los Tres Chiflados, los hermanos Marx e incluso los dibujos animados, se ve la mano del director Chamé Buendía para sacar de cada uno la faceta de clown con un humor al que literalmente todos ponen el cuerpo.

Así, en cada una de las citas (los tres personajes masculinos se cruzan con los tres femeninos) las situaciones se vuelven más y más absurdas generando un supuesto caos, completamente controlado.

Los Bonobos. Elenco completo de la comedia sobre el escenario del Lola Membrives.

En Los Bonobos encontramos chistes y situaciones que apuntan al humor más puro, casi naif pero por eso mismo muy efectivas, como cuando no podemos evitar reírnos si alguien se tropieza y se cae. Puede suceder mil veces pero la risa se repite.

El elenco responde a las expectativas y se ve que aprendieron a complementarse como los personajes, en este caso no para ocultar, sino para potenciar lo mejor de cada uno. Campi, sin emitir palabra en toda la obra, logra un par de momentos desopilantes lo mismo que Lizy a quien el público venera. Sin abusar de la obviedad, la actriz encontró una vuelta de tuerca a su humor ensamablándose al grupo.

Más allá del histrionismo de todos, incluso para aquellos a los que le guste la moraleja, hay un mensaje hacia el final pero no por eso decae la comicidad.

En la vida real, los bonobos son unos chimpancés que solucionan sus conflictos teniendo relaciones sexuales y en la obra, estos bonobos no dejan nunca de apelar a la risa.

Crítica: Muy buena

Los Bonobos: Campi, Peto Menahem, Osqui Guzmán, Lizy Tagliani, Manuela Pal y Anita Gutiérrez. Dirigen: Alberto Negrín y Gabriel Chamé Buendía. Teatro: Lola Membrives, Av. Corrientes 1280. Funciones: de miércoles a domingos. Entradas: desde $900.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *