Criptomonedas y Bansky: un combo de casi 13 millones de dólares



Ya no parece necesario que Banksy haga algo para sorprender: ahora las criptomonedas lo hacen por él. Esa forma de pago fue la que se usó para pagar anoche en Nueva York el equivalente a 12,9 millones de dólares por una de las imágenes más conocidas del grafitero anónimo, Love is in the Air, que muestra a un manifestante dispuesto a lanzar flores en lugar de piedras o bombas.

Fue la primera vez que la casa de subastas aceptó criptomonedas a cambio de una obra de arte física, semanas después de que su principal competidora, Christie´s, vendiera por el equivalente en Ether a 69,3 millones de dólares una obra de arte digital. Su creador, Beeple, se convirtió así en el tercer artista vivo más cotizado, detrás de Jeff Koons y David Hockney.

Un par de meses atrás, una serigrafía de Banksy que había sido comprada por 95.000 dólares fue quemada y reemplazada por un Token No Fungible (NFT), la nueva estrella del mercado del arte, vendido por un valor cuatro veces mayor por la empresa de blockchain Injective Protocol. “No puedo creer que ustedes, idiotas, realmente compren esta mierda”, se leía en la serigrafía original, junto a una imagen que recreaba una subasta.

Semanas atrás, Banksy volvió a ser noticia cuando otra obra suya se remató por el equivalente en libras a 19,45 millones de euros que fueron donados al servicio de salud británico. En este caso se trató de Game Changer, dibujo que muestra a un niño jugando con su nueva heroína, una enfermera de juguete, junto a un cesto donde descansan Batman y el Hombre Araña.

En clara alusión al rol de los profesionales de la salud en la lucha global contra la pandemia del coronavirus, una reproducción enmarcada fue dejada hace un año en el hospital Southampton, en el sur de Inglaterra, con una nota del artista dirigida a su personal: “Gracias por todo lo que están haciendo. Espero que esto ilumine un poco el lugar, aunque sea solo en blanco y negro”.

Sin embargo, una de las principales sorpresas que dio Banksy ocurrió en 2018, cuando destruyó en plena subasta Niña con Globo, segundos después de que fuera vendida en Sotheby´s por más de un millón de libras. El amor está en el tacho fue el nuevo título asignado a la “primera obra de arte de la historia creada en vivo durante una subasta”.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *