Coronavirus: Sean Penn abrirá un centro de detección del Covid-19 en una zona pobre de California



Siempre que hay una crisis, el actor estadounidense Sean Penn está listo para ayudar. Ya lo hizo con las víctimas del terremoto de Haití en 2010, y más recientemente con los damnificados del huracán Dorian en Bahamas. Ahora decidió hacer su aporte para los afectados por la pandemia del coronavirus.

Penn, protagonista de Mi nombre es Sam, colaborará con el gobierno de Los Ángeles para abrir un centro hospitalario en el que se harán pruebas de detección del coronavirus a las personas que lo necesiten. El lugar se instalará al este de la ciudad californiana, un área humilde y mayoritariamente latina.

El propio ayuntamiento de la ciudad agradeció el aporte al actor. La ayuda es sumamente necesaria, ya que la curva de contagiados en los Estados Unidos está ascendiendo de manera progresiva y sorpresiva.

Sean Penn junto a su hija Dylan Penn. Foto: Loic Venance / AFP

“Gracias a Sean Penn y a los voluntarios de CORE por asociarse con nosotros para levantar un lugar de pruebas del COVID-19 en el este de Los Ángeles”, escribió en Twitter el vicealcalde Jeff Gorell, junto a una foto del actor.

El dinero de Penn llegará a través de CORE, una organización benéfica fundada por él mismo en 2010 después del desastre natural que ocurrió en Haití. Las siglas responden a Community Organized Relief Effort, es decir, Comunidad de esfuerzos organizados para el alivio.

Mirá también

Según explica la página web de la institución, los trabajos para promover pruebas seguras y eficientes de COVID-19 entre la población más vulnerable ya comenzaron. Si embargo, se desconoce la ubicación exacta del centro y el día que abrirá sus puertas.

Además de sus memorables interpretaciones, Sean Penn es conocido por su faceta de activista y por sus opiniones políticas más a la izquierda del pensamiento progresista que predomina en Hollywood.

Sean Penn realiza varias acciones de caridad mediante su organización CORE. Foto: Michael Loccisano/Getty Images/AFP

Desde que creó su fundación, antes llamada Sean Penn Foundation, el intérprete de Río Místico llevó a cabo varias acciones humanitarias. Además de las mencionadas anteriormente, también se destaca la grabación de un documental en Estambul sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en la embajada de Arabia Saudí en 2018.

Ya son varias las figuras que destinaron parte de su ingreso a paliar la crisis del coronavirus. Rihanna donó 5 millones de dólares que irán destinados a diferentes organizaciones benéficas de países emergentes y otra parte a organizaciones estadounidenses que brindan comida a quienes lo necesitan. Kim Kardashian y su hermana Kyle Jenner donaron un millón de dólares cada una.

Mirá también

Los heredero de Michael Jackson cedieron 300 mil dólares a los trabajadores artísticos afectados por la pandemia. Ariana Grande y Taylor Swift enviaron dinero a fanáticos que perdieron su trabajo.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *